ALMAX

Almax, sufridores en casa

         Almax funciona desde el 2000, momento en el que Gerardo García (ritmos, teclados y voces) y Santi Rodríguez (guitarras, bajo y voces) se unen para empezar a componer las canciones de esta nueva aventura. “Siempre hemos sido los dos,” nos comenta Gerardo sobre la formación, “aunque ha habido gente que ha colaborado con nosotros en algunas canciones.” 

         Desde el primer momento, Almax se dieron a conocer a través de maquetas. “En realidad hemos hecho tres maquetas, aunque la primera de ellas, grabada en el 2001 y que incluía 12 canciones, no la consideramos oficial, puesto que la habíamos grabado como prueba y la distribuimos únicamente a la gente más próxima a nuestro entorno. Por lo tanto, se puede decir que tenemos 2 maquetas oficiales.”  

         La primera, Almax (2002), contiene 5 canciones, de las cuales dos fueron recuperadas de la maqueta anterior -concretamente “Contradicciones” y “Mejor no haber nacido”-, siendo las otras tres nuevas: “Blixdeina”, “Siempre” y “Goblin”. La segunda, Sufridor en casa (2004), presenta otras 7 canciones: “Ciudadano Key”, “El niño que no podía hablar”, “Sufridor en casa”, “La espera”, “Éter”, “Soñándote” y “Agua pasada”.

         Entre las dos hubo un cambio apreciable en el sonido. “Sí, claramente. La primera está grabada en los estudios de Arturo Vaquero y tiene un sonido bastante envolvente y etéreo; mientras que para la segunda hemos querido prescindir del estudio profesional y por eso hemos recurrido a  Ahmed Moussa para las mezclas y grabación, y el resultado es un sonido más crudo y menos sofisticado. A pesar de algunos ruidos de fondo, estamos muy satisfechos con el resultado.”

 

Tres de las canciones de esas dos maquetas son instrumentales: “Goblin”, “Ciudadano Key” y “Éter”. “Estas canciones estaban pensadas desde un principio para ser instrumentales. Nos gusta incluir alguna pieza sin letra, sólo música; también es una de nuestras vertientes.”

 

         Si se les comenta que sus canciones remiten a grupos como The Durruti Column, Joy Division o At Swim Two Birds, lo aceptan, aún reconociendo que las influencias son muy amplias. “Por citar a alguno más, nos gusta el sonido de los discos de Disco Inferno, Mus…” 

 

         También aceptan que la voz de Gerardo puede recordar a la de Fernando Alfaro, ex-Surfin’ Bichos y ahora en Chucho. “Me lo comenta alguna gente, aunque no lo hago de forma premeditada. Es algo natural, qué le voy a hacer. La verdad es que no me desagrada, me gusta sobre todo la época de Surfin’ Bichos.”

 

Títulos como “Sufridor en casa” hablan de un sentido del humor más que evidente en un grupo de planteamientos, en principio, más graves. “Está claro que el sentido del humor es un componente imprescindible en mi vida,” continúa Gerardo, “y cuánto más absurdo, mejor. Supongo que eso se reflejará de alguna forma en las letras, aunque suelo tener una tendencia a la ironía a la hora de expresar ciertos sentimientos, y ese título en concreto es un tanto irónico.”

 

Almax, como otros grupos entre los que se encontraba Dar Ful Ful, formaron parte del colectivo compostelano La Familia Feliz. “El colectivo se desintegró como tal y dio lugar a varios proyectos personales que están a pleno rendimiento. Hay gente del colectivo que es muy inquieta y siempre seguirá haciendo música supongo. Ahora hay otro colectivo, Metronomic Underground, del que forman parte algunos de los componentes de La Familia Feliz y el sello Lejos Discos.”

 

Aquel colectivo ha ido dejando proyectos y, sobre todo, un poso en la escena pop gallega. “Pues mirando hacia atrás, estamos satisfechos con lo que hicimos en aquel momento y nos divertimos mucho, y nos ha servido también para evolucionar y madurar ciertos aspectos. Cada grupo tenía un encanto especial y más tratándose de personas que pretendíamos transmitir ideas e influencias musicales un tanto arriesgadas y desconocidas en Galicia.”

 

Por ahora, el directo no se encuentra entre las prioridades del dúo. “Desde un principio no nos planteamos la posibilidad de tocar en directo, básicamente porque nos resultaría un poco complicado trasladar las canciones tal y como suenan, y también porque tendríamos que encontrar a las personas adecuadas para hacerlo. No lo sé, a lo mejor podría darse la posibilidad; de momento nos conformamos con grabar las canciones. Además Santi toca en varias formaciones (Myrna Minkoff, Gradicela) y colabora con más gente, y yo seguiré en mi burbuja, procurando alimentarme de las cosas bonitas y feas que me ofrece la vida.”

 

Si ya es difícil darse a conocer desde Galicia, así lo es aún más. “Depende un poco de los medios y de las casualidades, sin descartar la creatividad, por supuesto. En nuestro caso, como no damos conciertos, sólo podemos ofrecer lo que grabamos y eso te puede perjudicar de alguna forma, puesto que la mejor forma de llegar directamente a la gente es dando conciertos. El hecho de ser de Galicia no sé hasta que punto puede influir, pero últimamente ha habido formaciones de aquí que han tocado en festivales importantes y eso es gratificante.”

 

         De momento, Almax no ha recibido ninguna propuesta discográfica aunque, como dicen, “seguiremos haciendo lo que nos gusta.”

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *