A FINE FRENZY 2008

A Fine Frenzy, oteando el cielo

 

Alison Sudol habita un vívido mundo imaginario poblado por canciones de sirenas y marineros, criaturas sin visión y frágiles águilas caídas, un lugar en el que los casi amantes y los sueños entonan una melancólica despedida musical. Y en One Cell In The Sea (Una celda en el mar), Sudol deja que el oyente se introduzca en ese mundo a menudo fantástico, revelando su vida interior a través de canciones como dijo una publicación “cargadas, encantadas y hermosas”. 

 

One Cell In The Sea es el disco de debut de 14 canciones de A Fine Frenzy, banda liderada por la cantante-pianista de 22 años Sudol. Mientras que las canciones de A Fine Frenzy son etéreas, la visión musical y lírica es tan pensativa, sesuda y encantadora como la propia Sudol. Nacida en Seattle y criada en Los Ángeles, Sudol es hija única de padres divorciados, que encontró consuelo en la música que iba desde Ella Fitzgerald hasta Elton John, desde la Motown hasta la melancolía melódica de las nuevas bandas británicas internacionales como Aqualung, Radiohead y Keane.

 

El diatónico minimalismo de Philip Glass y el encanto transportador de la música islandesa -como Björk- encantaron y contribuyeron así mismo a sus sensibilidades. Los gustos literarios de Sudol son igualmente eclécticos, incluyendo la grácil prosa de Jane Austen y los  estrafalarios relatos surreales de Lewis Carroll y C.S. Lewis.

 

Luego está el nombre de la banda (A Fine Frenzy=Divino Frenesí), extraído de El sueño de una noche de verano (“El ojo del poeta, en divino frenesí, mira del cielo a la tierra, de la tierra al cielo y, mientras su imaginación va dando cuerpo a objetos desconocidos, su pluma los convierte en formas y da a la nada impalpable un nombre y un espacio de existencia.”) Las canciones de Sudol expresan las cualidades de sus influencias: “En A través del espejo de Carroll, de un momento al siguiente no sabes dónde estás, pero al final todo cobra sentido”, explica. “Puedes estar en la más extraña de las situaciones, pero parece normal. Me encanta incorporar ese tipo de lógica retorcida a mi escritura”. 

 

Algunos de sus primeros recuerdos más queridos se entretejen en las canciones de One Cell In The Sea. “Recuerdo responder de verdad a los fenómenos de la naturaleza”, cuenta. “Me emocionaba mucho con la lluvia, la nieve, los pájaros… y recuerdo vívidamente nuestro piano amarillo”. Esa temprana inspiración se describe en la exuberante y rítmica “Come On, Come Out” (“Vamos, sal”). En ella, según canta Sudol, “observar el cielo, es como mirar un cuadro / cobrando vida, cambiando y tomando forma”.

 

La historia de A Fine Frenzy lleva cambiando y tomando forma desde hace unos cuantos años, empezando cuando Sudol tenía 18 años y escribió “Almost Lover” (“Casi amante”), que se convertiría en el primer single de One Cell In The Sea. Buena estudiante, Sudol se graduó en el instituto a los 16 años y formó una banda poco después. A los 18, dejó la banda y regresó al piano en busca de consuelo e inspiración.

 

“Las tardes-noches se convirtieron en mi momento favorito, aireando mis pensamientos más profundos y mis imaginaciones más vivas mientras tocaba y componía durante horas sin fin”. Aunque actuar en directo es su pasión, Sudol dejó que A Fine Frenzy pasase desapercibido en Los Ángeles. “Por supuesto que es mucho más fácil obtener reconocimiento tocando que quedándote en tu salón”, reconoce con una sonrisa, “pero yo quería mantener la tranquilidad y dejar que la música hablase por sí misma”. Aunque no se quedó tranquila durante mucho tiempo, y fue en ese mismo salón donde el directivo de Virgin Records, Jason Flom, fue a ver a Sudol y a disfrutar de las galletas de su madre y de sus igualmente deliciosas canciones. 

 

Tras entrar en un estudio de Burbank cerca de su casa a finales del 2006 con el productor británico Lukas Burton (que ha escrito y producido para Paul McCartney, James Blunt y Dido), A Fine Frenzy empezó a trabajar en su debut. Sudol y sus compañeros habituales de banda en los directos Stephen LeBlanc (teclados) y Daxx Nielsen (batería) se juntaron a otros intérpretes estelares para la grabación. Ayudaron en el álbum el coproductor y bajista Hal Cragin (Iggy Pop, Rufus Wainwright), junto con el galardonado arreglista de cuerdas David Campbell (Beck), los guitarristas Dave Levita (Alanis Morrisette, Sinead O'Connor) y Michael Chavez (John Mayer, Five For Fighting) y el batería Joey Waronker (Beck, R.E.M., Smashing Pumpkins). Y a principios de 2007,  había nacido el disco One Cell In The Sea.

 

Entre sus canciones se encuentran “Near To You” (“Cerca de ti”), una canción de anhelo aunque llena de esperanza sobre un nuevo amor en la sombra de uno viejo (“I'm battle scarred / but I am working oh so hard  to get back to who I used to be” (“Estoy marcada por la batalla / pero trabajo muy duro para volver a ser quien era”) y el retozón dinamismo de “Lifesize” (“Tamaño natural”). Esos temas se equilibran lindamente con la delicada vulnerabilidad persistente del primer single, “Almost Lover” (“Casi amante”), hasta el resultón “Think Of You” (“Pienso en ti”), que son algunos de las temas que pueblan el cautivador e hipnotizante One Cell In The Sea

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *