33 revoluciones por minuto

Dorian Lynskey: 33 revoluciones por minuto. Historia de la canción protesta (Malpaso)

33 revoluciones por minuto. Historia de la canción protesta

 

Son tiempos convulsos, tiempos en los que, aprovechando la tan cacareada crisis, los estamentos poderosos han conseguido imponerse para debilitar más los derechos y las posibilidades de los más desfavorecidos. Pero no es la primera vez y, de hecho, como sucede con el teatro o el cine, también en esto se puede hablar de crisis estructural.

Por suerte, toda la sociedad al margen de los fastos y el dinero siempre ha tenido quien les cante. Y ahora también tiene quien los documente. Dorian Lynskey, con un título perfectamente elegido y representativo de su contenido, ha dedicado mucho tiempo –traducido en 900 páginas– a estudiar 33 canciones bien representativas de la canción política o protesta de la música popular del siglo XX.

Son pocas las elegidas, cierto, y no siempre las más obvias de artistas como James Brown, Billy Bragg, Stevie Wonder o Steve Earle. Sorprende también encontrarse a otros como The Prodigy, Grandmaster Flash o Frankie Goes to Hollywood. Salvando el reggae, solo dos nombres escapan al dominio anglosajón: Víctor Jara y Fela Kuti. No obstante, el trabajo es modélico y completo en su análisis de las épocas y las sociedades en que nacieron, de sus artífices, de sus influencias y los rastros que dejaron, quedando constancia, en fin, de lo necesarias que fueron… y son.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *