The Cure Anniversary, 1978-2018 Live in Hyde Park

The Cure Anniversary, 1978-2018 Live in Hyde Park

Tim Pope (Versión original)

 

 

‘Nopuedeserlomismo’. Eso es lo que llevaba escrito Robert Smith (y lo que denota también su hinchado rostro) en una de las dos guitarras eléctricas que empleó en su concierto del pasado 7 de julio de 2018 en Hyde Park, cuando salió al escenario poco antes de que se pusiera el sol. En la otra, dos fechas, ‘1978-2018’, recordaban que se cumplían justo 40 años de su primera actuación en un pequeño club de Londres como The Cure (en el golpeador de la guitarra se lee ‘Ciudadano, no sujeto’, tal vez la mayor declaración política de toda su carrera).

 

Es ese concierto el que un jueves del pasado julio se estrenó en un único pase en algunas pantallas españolas. Y, dando por buena la máxima de su guitarra, nada puede volver a ser igual. Evidentemente, ver a The Cure tocando de nuevo ante una gran multitud resulta contradictorio con los postulados del postpunk en el que nacieron, pero al menos sus puestas en escena siempre han escapado de las grandilocuencias de U2 y otros coetáneos.

 

Dejando que sea la música la que hable por sí (Smith no presenta al grupo, no hay despedida de toda la banda junta, solo pronuncia unas muy escasas frases en los 140 minutos…), poco se le puede reprochar. Es más, salvo unos primeros bises más ligeros y en los que tal vez se sienta más el paso del tiempo, el resto del repertorio suena inmaculado, rabioso cuando tiene que serlo (particularmente rotundos suenan “Push” o “Disintegration”) y con una voz incluso más enérgica y más en forma que hace años.

 

Mención especial también para la realización de su eterno aliado Tim Pope, convencional cuando tiene que serlo y con ojos de pez o cámaras más psicodélicas en momentos más puntuales (“The Walk”, “Shake Dog Shake”), aunque sin abusar en exceso, consciente de que, salvo el bajista, el quinteto es más bien hierático en escena y hay que dejar que sean las canciones las que lleven todo el peso.

 

22

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *