LAGARTIJA NICK

Lagartija Nick, futuro en nosotros

Lagartija Nick sigue adelante volviendo la vista atrás, hacia sus tres primeros álbumes. Como grupo, ahora busca su sonido mezclando lo viejo y lo nuevo, lo analógico y lo digital en su nuevo trabajo, siendo ellos mismos su única influencia.

Lo Imprevisto es el octavo disco del grupo, producido por Fino Oyonarte, después de tres años desde Ulterior, con 13 temas intensos. Le pedimos al grupo que nos expliquen sus canciones, una por una.

1. Lo imprevisto:

Sobre un texto simbolista se expanden las armonías con un claro mensaje: el futuro no está en ningún lugar sino en nosotros mismos. Este tema es el primer single del álbum. ¿Una declaración de intenciones?

2. Contar lo que no puedo contar:

La combinación de acordes nos recuerda al grupo post- punk que fueron en sus primeros tiempos, apoyados en este caso por Víctor Lapido a la guitarra. De nuevo recurren al poeta electrónico que fue Val del Omar para la letra de este tema, no olvidando a este artista multimedia en el centenario de su nacimiento.

3. Fahrenheit 451:

Temperatura de creación es la que nos transmite esta composición, guitarras afiladas y armónicas, ritmos flexibles e irrompibles para este potencial segundo single.

4. Amor-Energía:

Aparecen las guitarras acústicas y comenzamos a darnos cuenta de que este disco es realmente diferente y que es un paso nuevo en nuestra discografía. Los bajos se abren y dan paso a una voz que habla del espíritu de la Tierra.

5. Melodía y sombra:

Sólo bajos y percusión, Lorena, Eric y Antonio dan forma a una combinación de tiempos y espacios en una interpretación que nos saca de nuestro día y de nuestro orden. Puro analógico.

6. Yo no soy yo:

La colaboración de Floren de los Planetas en este tema sobredimensiona su música, pasando de lo rígido a lo flexible sobre un texto ambiguo, y nos hace esperar con impaciencia los otros dos temas en los que este gran músico toca con nosotros.

7. Gente extraña:

Toda la fuerza de la formación explota y empiezan a salir los nombres de artistas que influyeron en la banda en trabajos anteriores. Riffs desquiciados, cambios de ambiente y velocidad sonora que hacen que el suelo nos empuje desde abajo.

8. Domingo de Ramos:

Una intención de rock clásico arropado por sintetizadores y secuenciadores nos desgrana las mil armonías que van saliendo al final del tema con un estribillo casi naif.

9. Ojalá:

De manera imprevista, Floren saca lo mejor de su sónica volando sobre dos ambientes diferentes del tema. La variedad ya se ha instalado en el compacto y el sonido consigue una mezcla de Bauhaus y The Church.

10. Sin título:

Una interpretación muy expresiva le confiere a esta canción la virtud de intercambiar sus partes musicales en servicio de una combinación original. Nos acercamos al final del álbum y parece que no acabamos más que empezar.

11. Dune:

         Pianos para paisajes desérticos, violas y violines por primera vez en una canción nuestra. Las referencias a la ciencia-ficción se utilizan de una forma diferente e inquietante.

12. La reina Mab:

Un texto de Shakespeare extraído de Romeo y Julieta expresa la inquietud por adentrarnos en melodías y textos obsesivos, encajando música y letra en una canción de menos de tres minutos. Jesús Requena abre y cierra con personalidad los acordes justos para el monólogo de Mercurio.

13. Fulcanelli:

Pero, ¿quién diablos es Fulcanelli? Esta pregunta quedará sin respuesta, pero para ello J de Planetas pone su voz y toca la guitarra, Fino toca el bajo y Floren se incorpora de nuevo en este tema de medio tiempo grabado en directo y que supone la despedida del álbum.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *