EL GORDO Y EL FLACO

El gordo y el flaco

Jon S. Baird (Eone)

 

 

Acometer una biografía filmada de Stan Laurel y Oliver Hardy, conocidos en castellano como ‘El gordo y el flaco’, hubiera sido una empresa temeraria, con todos los boletos para acabar mal, y casos como el de Freddie Mercury en la reciente Bohemian Rhapsody son buena prueba.

 

Por eso el guionista Jeff Pope, que creció viendo las películas de la pareja en las mañanas de los sábados en la BBC, decidió acometerlo investigando un hecho poco conocido: la gira que ambos dieron en el ocaso de su carrera en los años 50 por teatros medio vacíos en el Reino Unido, durmiendo en lugares que no se correspondían con su estatus, pero que ellos acometieron con la misma dignidad y entrega.

 

Es ahí donde Pope y el director Baird vieron una oportunidad sin igual para repasar su carrera a través de una relación de cariño y amor entre aquellos dos hombres, revisando todo lo que fueron a través de lo vivieron en esos momentos, con su distanciamiento y sus reproches, pero también su creatividad, su afecto, su humanidad y la magia que desprendían juntos. De esta forma, los responsables de la cinta les brindan el mejor de los homenajes, sin tener que revisar toda su trayectoria, impulsada por la empatía y la maravillosa caracterización de los actores John C. Reilly y Steve Coogan.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *