COMBO DINAMO

Combo Dinamo, mundo moderno

 

Pablo, Edgar y Pablo no aparecen de la nada. Combo Dinamo tiene un antecedente: Mistakens era el nombre de aquel grupo con el que parte de la formación actual de la nueva banda empezó hace unos 10 años. “Los inicios fueron como los de la mayoría. Conoces gente con las mismas inquietudes musicales y empiezas a aprender a tocar y a divertirte sin más pretensiones, y, por lo general, versioneando a los grupos que te gustan”.

Esos grupos que ellos seguían cantaban mayoritariamente en inglés, por lo que empezaron con ese idioma, pero hubo un cambio al castellano, convirtiéndose en la avanzadilla de algo que muchos grupos han hecho últimamente. “En España ya había una referencia bastante válida de pop, rock e incluso garaje hecho en castellano en los años 60 y 80, aunque es cierto que ahora parece más natural y común que en aquel momento, con todos los grupos indies cantando en inglés”.

En el 2002 Mistakens editaron su primer y único disco, Dos minutos, que apareció con la discográfica Animal. “Como todo primer disco era casi una recopilación de temas compuestos en un largo período de tiempo, con lo que eso conlleva, y especialmente difícil por el cambio de idioma. La repercusión fue la que puede tener un grupo independiente como nosotros y muchos otros, limitada pero fundamental en el crecimiento del grupo. Animal Records era un sello sin prejuicios y de verdad independiente”.

 

Un buen día deciden dejar atrás el nombre de Mistakens y convertirse en Combo Dinamo. “Más que una decisión muy razonada o interesada, y después de varios cambios de formación, de verdad sentíamos que era una etapa nueva, un compromiso distinto con las ideas más claras y otra forma de ver las cosas. El grupo había cambiado y seguir con el mismo nombre no tenía mucho sentido. Pablo entró a la batería y pasamos de dos a una guitarra, con lo que nos quedamos en formato trío, más reducido pero más versátil y abierto a colaboraciones o incluir lo que nos interese en cada momento”.

A pesar del cambio de nombre, las referencias principales siguen similares. “Unas influencias permanecen y otras se incorporan, aunque no sabemos muy bien qué es lo que nos influye o no. Seguimos compartiendo música y descubriéndonos cosas los unos a los otros, tanto de antes como de ahora, pero no podría concretar ningún grupo en especial que esté por delante de otros. Hay muchos grupos que nos parecen interesantes”.

 

La banda está muy contenta con su nuevo disco, Decencia y buen gusto. “Es el mejor que hemos hecho sin ninguna duda en cuanto a canciones, sonido, letras… Y la actitud y el ambiente en el grupo es el mejor que hemos tenido nunca. Con este nuevo álbum lo que queríamos es hacer algo de lo que estuviésemos realmente orgullosos y llegar a toda la gente que podamos, tanto con el disco como actuando en directo. Que fuese divertido y sonase más personal”.

 

Con el cambio de nombre se supone que también buscaban marcar diferencias respecto a su pasado. “Hemos intentado alejarnos de fórmulas ya conocidas o que de alguna forma controlásemos, evitar tópicos y retorcer las composiciones y nuestra forma de tocar. No hemos pretendido que sonase directo o crudo, y hemos incluido teclados o sintetizadores, algo que hasta ahora no habíamos hecho. No ha sido algo premeditado buscar esa distancia con el pasado. Si se marca, es por nuestras exigencias y evolución a lo largo de estos años. Seguimos encontrando inspiración en las mismas cosas y en otras nuevas: no renegamos de las de siempre”.

 

Su sonido puede que no sea hoy muy fácil de encasillar. “Posiblemente seamos muy pop para los rockeros, muy rockeros para los poperos, clásicos para los modernos y modernos para los clásicos. Esto te cierra puertas pero esperamos que nos abra otras, y nos parece bien no ser fácilmente clasificables. Los sellos independientes se han encasillado bastante y se cierran a propuestas que no encajen exactamente con la que se supone que es su imagen. Creo que las tendencias están plenamente instaladas en la música de aquí y, como siempre, con retraso. Por eso autoeditamos el EP “Kung Fu Rock” de Mistakens, casi por una cuestión de agenda y de formato. Y el debut de Combo Dinamo está publicado por Wonderland y distribuido por Junk”.

 

Por último, nos gustaría saber cuál ha sido la mejor anécdota del grupo en todos estos años en la música. “Son muchas, entre ellas que no nos dejasen bajar del escenario al acabar un concierto y tuviésemos que repetir el repertorio entero, que el DJ de un local cantase las canciones con su micro desde su cabina mientras tocábamos, o que a los Yardbirds les gustase nuestra ropa pseudo-sesentera”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *