DAWES: We’re All Gonna Die

DAWES: We’re All Gonna Die (Ada)

Tomemos, por ejemplo, la canción que le da título. Su inicio muestra un sonido rompedor en la trayectoria de Dawes, en el que parecen preocuparse porque las canciones, que siguen manteniendo un esquema clásico, se vean rodeadas por texturas inéditas y un tanto enrevesadas. Sí, antes de mostrar su verdadera esencia de balada soul, “We’re All Gonna Die” (la canción) juega a ser otra cosa distinta a lo que realmente es.

 

Se supone que esta transformación -relativa- en su cuarto disco ha sido más que consciente. De hecho, aunque las diez canciones siguen estando firmadas por el guitarrista y cantante Taylor Goldsmith (una con Jonny Fritz), lo que reclama la atención es la recuperación del ex guitarrista Blake Mills, que vuelve a trabajar con la banda para llevar las riendas de la producción.

 

Grabado en Nashville, y con la colaboración de Gillian Welch y The McCrary Sisters en alguno de sus temas, lo que destaca esa voluntad de romper con el pasado rock-country-folk de sus dos primeros discos y el acercamiento al canon del Laurel Canyon del tercero. Sorpresas como la tropical “Picture of  a Man” o la chirriante “When the Tequila Runs Out” conviven con otros momentos más apegados a su pasado y bien efectivos, como “For No Good Reason” o “Less than Five Miles Away”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *