YO, TONYA

Yo, Tonya

Craig Gillespie (Entertainment One Films)

 

 

Como toda buena película centrada en alguna actividad deportiva, la prueba de fuego es saber si le interesaría a quien no tenga la más mínima inquietud por el deporte en cuestión. En este caso se trata del patinaje artístico y, sí, no es necesario apreciar las piruetas habituales de las patinadoras para disfrutar de Yo, Tonya.

 

Basada en una historia real de mucha repercusión en su país, pero que pasó más desapercibida en el resto del mundo, cuenta la biografía de la primera patinadora que logró hacer un triple Axel. No obstante, por proceder de una clase baja y, también, por sus modales descarados y contrarios a las normas establecidas, lo tuvo realmente complicado con los jueces, su familia, sus relaciones… Además, una agresión a su principal rival, de la que siempre fue la principal sospechosa, le impidió seguir triunfando y la convirtió en la deportista más odiada de su tiempo.

 

Aquellos hechos se recuerdan en un agradecido tono de comedia. El white trash estadounidense (caladero de los votos de Trump, en una asociación que la emparenta con la actualidad) queda aquí perfectamente retratado, destacando por encima de todo sus dos actrices, Margot Robbie y Caitlin Carver, en un espectacular tour de forcé.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *