WE ARE STANDARD 2009

We Are Standard, en la pista

 

Como Standard ganaron el concurso de maquetas del Festival Internacional de Benicassim. Después publicaron un primer disco, 3000w 40.000v, de rock orientado a las pistas de baile. Tras el pertinente cambio de nombre por problemas legales, regresan con un segundo disco  homónimo más bailable, más pop. Esta semana lo presentan en Galicia: el 6 en Pontevedra (Karma) y el 7 en Vigo (Mondo). Al habla con Deu Txakartegi, su cantante.

 

¿Cómo están yendo las cosas con este segundo álbum?

– Muy bien. Estamos muy contentos del apoyo y de todas las buenas críticas. Podría haber sido un pelotazo mayor, pero estas cosas, mejor si son con calma y todo a su tiempo.

 

¿Cómo os enfrentasteis al segundo disco a la hora de plantearlo? ¿Había ganas de marcar distancia?

– Sólo queríamos hacer un disco mejor, más completo y complejo. Desde que sales del estudio quieres volver a hacer otro mejor. No sé si buscábamos marcar distancia; tan sólo queríamos hacer un disco mejor, que llegara a emocionar más que el anterior, más abierto, menos directo, menos rudo.

 

A vuestro juicio, ¿dónde se ve más clara la evolución del grupo?

– La evolución más clara es la de la voz. En el primer disco grabamos las voces en dos días. Sabíamos bastante poco de grabar o de cantar siquiera. En este disco, la ayuda de Andy con las melodías, letras y la exploración de registros ha sido fundamental para que se diera este cambio en las voces.

 

¿Sois ahora más rock o más bailables?

– Yo creo que somos más bailables que rock ahora. Nos gusta el rock y siempre seremos una banda de rock tocando en una pista de baile, pero este disco es más pop que rock, más rítmico, menos guitarrero.

 

¿Y pensáis que las canciones tienden más hacia el pop?

– Sin duda. Como te he dicho, Andy y la estancia en Londres nos ha marcado y hemos perdido muchos complejos para explorar el pop y sus melodías. Incluso hay cosas soul en la voz que antes no habíamos probado. Londres es una ciudad que te hace perder complejos rápidamente.

 

Ha sido una gran apuesta vuestra y del sello, con producción internacional. ¿Por qué lo habéis hecho así?

– Queríamos un productor con peso y credibilidad que nos ayudara a vender la pana fuera de aquí. Además, como cantamos en inglés, Londres era el ambiente perfecto para que la pronunciación fuera creíble. Pero sobre todo, lo que buscábamos era un sonido internacional, una producción grande, buscábamos un sonidazo.

 

¿Es cierto que la producción de Andy Gill se cerró tras una buena comida vasca?

– Sí. Cuando contactamos con él, quedamos en que se viniera a Bilbao a vernos en directo. Eran fiestas de Bilbao, semana grande. Le gustó el concierto, salimos de fiesta y al día siguiente lo cerramos todo con una buena comida. Cuando vimos que le gustaba la morcilla y de segundo pidió callos a la vizcaína, vimos que era uno de los nuestros.

 

Fueron ocho meses de proceso de grabación. ¿Se perdió algo en el camino?

– Sí, hay cosas que se quedan en el camino, pero esperamos poder sacarlo en breve. Grabamos más temas de los que salen en el disco, pero sólo quisimos publicar éstos. Algún día los sacaremos. Además, también hay ideas que no llegaron ni a grabarse y que también esperamos sacar de alguna manera u otra. Esperamos que no sea muy tarde.

 

La base rítmica es muy importante en el grupo. ¿Más que el resto?

– Lo más importante es la canción. El resto depende o está a merced del tema y de lo que nos va pidiendo. Esta claro que nos gustan los temas con muchas capas y pistas, pero no siempre usamos las dos baterías, aunque son parte de la personalidad del grupo.

 

Por ejemplo, ¿hasta qué punto prima la percusión sobre los textos? ¿A qué se le da más importancia?

– La letra y la melodía son la mitad del tema. En este disco nos hemos dado cuenta de que la melodía y la letra son muy importantes, y cada vez les damos más importancia. A la percusión y los ritmos ya les dábamos importancia, y ahora no se la vamos a restar, pero estamos muy metidos con las melodías y letras. Es algo que en España no se le da mucha importancia, sobre todo si cantas en inglés, pero en Inglaterra, que es el país del pop por excelencia, cuidan mucho las voces y las letras. Siempre hay excepciones, pero mejor no las tengamos en cuenta.

 

 

¿Qué hay de homenaje en vuestra portada a Pink Floyd?

– Lo hay. Pero a la vez es una portada distinta, misteriosa y que no nos recordaba a nada; era un poco hipócrita la portada, nos molaba.

 

Lo que siempre he visto en el grupo es una dedicación total y un convencimiento absoluto en lo que hacéis, algo no muy común por aquí. ¿A qué se debe?

– No estamos aquí para hacer el tonto. Ya tuvimos nuestros grupos en plan hobby. Esto va en serio. Para hacer algo a medias, mejor nos quedamos en casa y no perdemos el tiempo ni el dinero. En los 90, muchos grupos hicieron las cosas un poco a medias. Supongo que aprendimos de ellos que, si no haces las cosas a muerte, no va a funcionar nada. Además, nosotros hemos tenido una muy buena oportunidad o momento y no la vamos a desperdiciar. El sello nos está apoyando, los medios están atentos a lo que hacemos… Hay miles de grupos que darían un dedo por estar donde estamos y, por respeto a ellos y a nosotros mismos, no va a ser.

 

Sin embargo, ¿no sois conscientes de las limitaciones que tiene vivir en nuestro Estado o es que, simplemente, preferís obviarlas?

– Las obviamos. No tenemos complejos. ¿Por qué no va a poder ser? Si ya lo hicieron Mecano o Héroes del Silencio, ¿por qué no lo vamos a hacer nosotros? ¿Por qué un grupo por ser de Leeds es mejor que nosotros? Eso habrá que probarlo en un escenario. Solo hay que tener temas y un buen directo. Cuando te subes a un escenario nadie te pide el pasaporte.

 

¿Qué podemos esperar de esta gira que ahora llega a Galicia?

– Mucho buen rollo, mucha fiesta, baile y rock, pop y soul, ritmos frenéticos… Y una banda que se muere por tocar para gente receptiva y que quiere pasarlo bien. Buscamos una comunión con el público, les necesitamos para hacer de aquello una fiesta.

 

¿Cuánto ha cambiado el grupo desde que ganasteis el concurso DEMO del Festival Internacional de Benicassim?

– No hemos cambiado, somos el mismo grupo. Paulino y Jens han dejado de pertenecer al grupo, aunque de vez en cuando se pasan por el local, mientras Jon se ha unido al grupo y ha sido una gran aportación. Creemos que no hemos cambiado, sólo hemos aprendido, evolucionado o como quieras llamarlo, pero nos gustan las mismas cosas y vivimos en el mismo sitio.

 

Por último, ¿cuál ha sido la mejor anécdota en el mundo de la música hasta ahora?

– Buf, tenemos unas cuantas ya… Pero la anécdota de Londres fue una noche surrealista que empezamos en una fiesta de un estudio de Pilates donde iba la mujer de Andy. Parece ser que al estudio van desde la realeza a Madonna. Nosotros vimos que había barra libre, unas croquetas griegas o algo así y nos pegamos una fiesta pasando de todo. Bailamos con viejas con collares de perlas y brillantes, y luego fuimos a otros sitios con las jóvenes de la fiesta. También fue muy surrealista esto, pero no lo puedo explicar escribiendo… Hay videos que algún día aparecerán en youtube o algo así.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *