Vicente Prats: Vicente Prats

Vicente Prats: Vicente Prats (Pretty Olivia Records)

 

 

 

 

En una era saturada de información, encontrarse con un disco sin referencia previa alguna ya es bastante inusual. Que este, además, sorprenda es algo casi imposible. Y cuando se produce, la sensación de haber llegado a algo secreto, de descubrimiento de algo ignoto, se convierte en un placer inigualable.

 

 

Nada sabía de Vicente Prats hasta hace algunas semanas cuando un simple enlace me condujo hasta su álbum de debut en el bandcamp de su discográfica. La primera escucha me dejó noqueado: ahí estaban unas guitarras radiantes, una grabación perfecta y unas canciones que, sin conocerlas, parecían haber existido siempre.

 

¿Quién era su autor? Era difícil encontrar indicaciones en la red. Primero supe que era valenciano. Poco después una pista me llevó hasta su banda, Star Trip, de la que se encuentra aún menos información y producción. Pero lo más sorprendente llegó a continuación: Vicente Prats había grabado su disco cinco años antes y desde entonces permanecía inédito.

 

Un contacto de su ciudad me lo dejó claro: Vicente no está muy interesado en la vida social local, en codearse con críticos egocéntricos y en librar batallas en cuartos de baño. Las canciones son las que deben hablar por él, aun a riesgo de que nadie las conozca. Por suerte hubo alguien que las escuchó (Javier Abad) y decidió poner en marcha un sello, Pretty Olivia Records, para editar este álbum -junto a un single de Loor a los Héroes son sus únicos lanzamientos hasta el momento- en una tirada en LP de solo 300 copias con su correspondiente código de descarga digital incluido.

 

Lo siguiente fue intentar que el propio Vicente se presentase para los lectores de Efe Eme: hace unos días publicamos una entrevista tipo para artistas noveles con el objeto de que puedan darse a conocer con sus propios referentes. Los suyos estaban claros: el mejor power-pop, con Teenage Fanclub, Matthew Sweet o The Posies como abanderados, cantando, eso sí, en castellano. No es el único que ha hecho este tipo de sonido (él ya citaba a La Granja), y varios siguen totalmente o en parte la misa senda, desde el veterano Álex Díez al frente de Cooper (“Arizona”, sin ir más lejos) hasta los recién llegados Reno con Manolo Tarancón al frente (ahí está el inapelable “Espiral”, por ejemplo).

 

Vicente Prats se muestra rotundo en temas como “Desaparezco”, “Encuentros”, “Llegó el momento”, “Empieza el juego” o “Tiempo perdido”, puede que el corte que mejor representa al disco (“El tiempo que has perdido no lo puedes recuperar / Miras a tu alrededor, sueñas con los ojos abiertos / Te despides de los días sin pensar que algo está sucediendo que no puedes controlar / Déjate llevar solo un instante, no hace falta más / Hoy todo es posible, deja de esperar”).

 

Parece ser que tiene 200 canciones archivadas, así que ojalá no haya que esperar mucho tiempo para escucharlas como ha sucedido ahora. La sorpresa, evidentemente, no será la misma, pero después de escuchar su debut está claro que es preferible eso a que siguiera permaneciendo en el anonimato.

 

{youtube}3uvifuOzYkU{/youtube}

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *