UNKLE

 

UNKLE, ciencia fricción

UNKLE
 

Han pasado cuatro años desde el disco debut de UNKLE, Psyence Fiction, el proyecto de James Lavelle. Lleno de ambición y visión, algo reservado pero adelantado a su tiempo, quién mejor que James Lavelle podría atraer a un equipo como el que formaron entonces el productor DJ Shadow, Richard Ashcroft -en el momento más alto de The Verve- o Mike D de los Beastie Boys. En aquel disco también estaban Thom Yorke en “Rabbit In Your Headlights” o Badly Drawn Boy con  “Nursery Rhyme”.

Eso fue entonces y el ahora es muy diferente. Después del lanzamiento de Psyence Fiction Shadow volvió a los Estados Unidos para trabajar con  Quannum y en su propio disco, The Private Press dentro de las pautas del hip-hop, abandonando UNKLE. 

James Lavelle es la constante de UNKLE y ha forjado una nueva producción junto a su amigo de toda la vida Richard File. Lavelle lo tiene claro: “Richard ama la música, tiene la mente abierta, técnicamente es brillante, es un lunático absoluto, es una estrella, es mi mejor amigo.” 

James siempre ha comentado que su sello Mo” Wax le sirve para conocer gente, y así fue como coincidieron. “Se trata de conocer a personas de mi edad y crear una identidad,” dice Lavelle. “Richard formaba parte de un grupo con el que me movía.” Se conocieron en Brighton en 1994. En aquella época Richard aún estudiaba, aunque estuviera más metido en la escena  del  drum’n’bass que en sus estudios. “Nos llevamos muy bien,” dice James, “y empezamos a salir de copas juntos.” 

Volviendo de un concierto una noche en 1998, James escuchó a Richard cantar acompañado por la radio. Él había estado buscando a una persona para Psyence Fiction y la tenía sentada justo a su lado. “Ya sé que suena muy común, pero cuando ves algo en una persona piensas: “Sé que puede hacerlo”.  

Richard decidió aprender a usar un equipo para programar ritmos, se equipó con una guitarra acústica y unas cuantas cosas más y se puso a trabajar en el segundo disco de UNKLE. En el 2000 se mudaron a un piso juntos. Fue una época bastante fructífera. James se emocionó mucho con el house y los ritmos que se cocían en el Fabric donde tocaba los viernes. 

“Montamos un estudio en el piso, tocamos y trabajamos muy duro probando cosas diferentes día y noche. Creando músicas y mezclas sacamos el sonido de UNKLE. Cada actuación fue conducida por “Get Ready”, el tema de Rare Earth,” afirma Lavelle. En aquel mismo año produjeron a un grupo de adolescentes, South, para el sello Mo” Wax y grabaron la banda sonora para la película de  Jonathan Glaser Sexy Beast.  

Esta vez nadie podía tachar a UNKLE de estereotipos, sino de  dos amigos con la misma visión. “Nos sentimos como en contra del mundo,” recuerda James, “¡Qué se jodan, nosotros hacemos lo que queremos!” Seguros de sus canciones se metieron en el estudio para trabajar en el segundo disco de UNKLE, Never, Never, Land.  

Los primeros resultados del disco se escucharon el 11 de septiembre del 2002 en el Canal 4, en el corto Eye For An Eye creado por Lavelle y el equipo de animación en 3D de  Massive Attack, Shynola. “La imagen refleja los acontecimientos del 11 de septiembre, ya que se ven aviones que lanzan a criaturas en un ambiente destructor. Refleja la globalización, las relaciones, la forma en la que nos tratamos los unos a los otros.” 

Never, Never, Land es una combinación de emociones fuertes y menos fuertes,” revela Richard. “Es un disco maravilloso. La temática de las canciones está basada en mi relación con Londres, ya sea la convivencia en aquel piso o los momentos buenos o malos que viví.” James también está de acuerdo en que hay una influencia clara en él en cuanto a la convivencia con su compañero. 

Ian Brown, cuyo tema “Be There” con UNKLE alcanzó las listas de ventas en 1998, vuelve en “Reign” con Mani -de Primal Scream y Stone Roses- tratando de hacerlo lo mejor posible, ya que no han vuelto a trabajar juntos desde que los Stone Roses se separaran. Mani también contribuye en el tema “In A State”.   

“También esta un amigo de toda la vida e inspiración para nosotros, 3D de Massive Attack,” aseguran, “que contribuye en “Invasion”. Jarvis Cocker y Brian Eno trabajan juntos en “I Need Something Stronger”. Josh Homme de Queens Of The Stone Age canta en “Safe In Mind” y Joel de South contribuye en la balada “Glow”, que es la penúltima en el disco.” 

La presencia de Richard File se nota enseguida por su ritmo, aunque cantando en “In A State”, su voz en falsete sobresale ante la acústica de Graham Gouldman, componente de 10 CC. “También se me puede escuchar en la bella “Panic Attack” y en la balada paranoica “What Are You To Me?”, así como en “Inside,” comenta Richard. 

También hay samplers de Black Sabbath en el tema que abre el disco, “Back And Forth”, o de Norman Whitfield en “Eye For An Eye”. De todas formas, con su nuevo disco queda claro que utilizan la tecnología para hacer la música menos bailable que en su predecesor: Never Never Land llama la atención en los clubes y mantiene una estética hip-hop. 

Xavier Valiño

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *