Un día más con vida

Un día más con vida

Raúl de la Fuente y Damian Nenow (Golem)

 

 

La matanza de palestinos en Líbano dio pie recientemente a una de las mejores películas de animación de los últimos años, Vals con Bashir. Un día más con vida incide en esa senda, aunque bien es cierto que su producción se inició hace seis años, antes incluso del estreno de la citada cinta.

 

En este caso, se trata de una producción entre cinco países, con director y amplia presencia española, que documenta la participación del periodista polaco Ryszard Kapuscinski (1932-2007) en la guerra de liberación de Angola en los años 70, un conflicto que se llevó cientos de miles de vidas y en el que se inmiscuyeron Rusia y Estados Unidos a través de otros países interpuestos, Cuba y Sudáfrica.

 

Por un lado, los recuerdos del periodista que documentó en un libro del mismo título se presentan con la técnica de rotoscopia (actores reales dibujados por encima), lo que le da un mayor realismo. Además, mantiene el mensaje político y el alegato antibelicista que firmó Kapuscinski, reflexionando acerca del papel de los medios en estos conflictos. Por último, incluye imágenes reales y testimonios de los supervivientes filmados ahora, 40 años después, aunque por momentos rompen el ritmo de un film honesto, necesario y brillante. Como dice la guerrillera angoleña que el periodista conoció y que murió a los pocos días, “Asegúrate de que no se nos olvide”. El libro y la película puede que sean su mejor herencia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *