ULTRASÓNICA ENTREVISTA CON AMARILLO

Amarillo, de color especial

         La segunda referencia en castellano del sello Houston Party, a través de Rhonda Records, tras Lori Meyers, es este grupo mallorquín, Amarillo, que edita su debut, Piruetas en el aire. 

¿Habéis pasado por muchos grupos antes de Amarillo?

        – La verdad es que por formaciones tan serias no. Bueno, Cati estuvo tocando  la guitarra en Ka-boom, grupo con el que se hicieron un huequecito en el panorama local.

¿Cómo surgió el grupo y quién fue el primero en ver vuestro potencial?

        – Somos cuatro personas a las que les gusta la música, con inquietudes y con ganas de pasar un buen rato tocando. Empezaron a salir canciones y decidimos grabarlas, y el resultado fue la maqueta Piruetas. Esta maqueta llegó a manos de Houston Party y se puede decir que el disco es la continuación de la misma.

¿Cómo puede uno tener tal desparpajo con su primer disco?

        – Sólo hacemos lo que nos sale; supongo que no intentamos forzar nada y si no nos sentimos reflejados en lo que hacemos… no lo hacemos.

¿Qué nos podéis contar de “La historia interminable” y de “Cecidecide”?

        – “La historia interminable” es una canción que ha sufrido muchas transformaciones. Es una de las primeras que tuvimos junto a “Cecidecide” y “Aurora”. “La historia interminable” antes era una canción lenta, tranquila. Se llamaba “Piruetas”, hasta que un día decidimos darle la vuelta y, cuando pasamos por el estudio para grabar la maqueta, le añadimos el sonido de sintetizador de fondo y ya quedó completada. Cuando entramos a grabar la maqueta no sabíamos si grabar “Cecidecide”; había dudas. Y al final la grabamos y es el single. Tanto “La historia interminable” como “Cecidecide” están extraídas de la maqueta.

¿De qué se trata la sorpresa final no acreditada?

        – Es una versión de “Todo Fluye”, una interpretación de Lalo, un amigo, de esta misma canción. En principio estaba pensada como una sorpresa tras varios minutos de silencio en la pista de la última canción, pero quedó así. Queríamos despedir el disco de esta manera.

¿Quién se ha encargado de la producción? ¿Os ha gustado el resultado?

        – Pues ha sido algo que se ha llevado a cabo entre Mateu Coll, el técnico de sonido con el que grabamos el álbum, y nosotros mismos. Queríamos mantener cierta frescura e inmediatez en las canciones y por eso  mantuvimos la misma fórmula de la maqueta, de la que quedamos muy satisfechos, tanto del resultado como de la experiencia con Mateu.  Aunque también, tal y como se iban desarrollando los acontecimientos, no creo que tuviéramos otra opción. De todas formas, sabiendo que el disco tiene un sonido peculiar, estamos muy contentos con el resultado; conseguimos lo que queríamos. Este disco no podía ser de otra forma.

¿Qué no repetiríais para un segundo disco?

        – Componer la mitad del disco en tres semanas.

¿Se puede decir que sois uno de los primeros grupos que une su devoción tanto por grupos españoles de los 80 como de los 90?

        – No lo sé. Lo que esta claro es que nosotros hemos escuchado los grupos de los 90 y, evidentemente, nos han influido.

¿Cuál ha sido vuestra evolución en gustos musicales en los últimos años?

        – Cada uno un poco la suya, quizás cada vez más abiertos a estilos diferentes. Escuchamos pop de siempre, grupos actuales a nivel internacional y nacional, grupos de antes…  Y, aparte de estos  grupos, podemos escuchar desde Benjamin Biolay hasta  Brigitte Bardot o Stereo Total,  como ejemplo de música que tienen un reflejo  en lo que hacemos.  No lo sé; todo lo que nos transmite algo, pero va a gusto de cada uno.

Por las versiones se puede hacer una idea de un grupo. ¿Cuáles habéis hecho hasta ahora y cuáles se han resistido?

        – Hemos tocado en ratos “David y Claudia” de Los Planetas e hicimos una versión libre de “La noche inventada”, de Family. Durante un tiempo también tocábamos “Debaser” de los Pixies y actualmente nos gusta tocar una versión de “At & T” del Wowee Zowee, de Pavement.

¿Tenéis algún contacto con la escena mallorquina de ahora o del pasado y cuáles son vuestras preferencias?

        – Mallorca es pequeña y no es difícil conocer a la gente que se mueve en tus mismos círculos. Pero parentesco musical con lo que ha salido de la isla no creo que tengamos. Simplemente estamos en lo mismos sitios. Hemos sido fans (y somos) de Sexy Sadie, de los Satellites o de los Sunflowers, pero hasta hace poco nosotros como grupo no formábamos parte de esta escena.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *