ULTRASONICA ARTÍCULOS 1997 RADIOHEAD

ULTRASONICA ARTÍCULOS 1997 RADIOHEAD

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ARTÍCULOS 1997


Radiohead, el concepto y la miseria

 

 

 

A pesar de las miles de horas que me he tirado al lado del tocadiscos, tengo que admitir que me asusto cada vez que escucho aquello del álbum conceptual y lo del rock progresivo. Nunca he podido con ellos. Por suerte, aún queda algo de esperanza para todos los que sienten algo parecido gracias a OK Computer de Radiohead.

 

Inconscientemente, Radiohead han caído en ello. Cada uno de los doce cortes de OK Computer viene marcado por una sensación de impotencia con el mundo que nos rodea. Lógico: a menos que seas un superhéroe de ficción o tengas a una multinacional a tu servicio, no hay nada que hacer para cambiar esta sociedad.

 

Pero es la desmedida ambición lírica y la exploración musical sin límites lo que distancia a Radiohead de esos conceptos y de caer en los errores tipo U2 -la sombra de la comparación que siempre les ha acompañado y que sigo sin ver-. Sólo ellos -y, tal vez, Spiritualized y The Verve- han conseguido construir la música más nueva e interesante de este año y dejar profunda huella.

 

Después de "Creep", la perfecta canción pop que todos buscan superar y que es aún su mayor éxito, su primer disco Pablo Honey fue prácticamente ignorado por el gran público. Se convirtieron en el grupo en boca de todos pero que nadie había oído. Después de encerrarse con sus ideas regresaron con The Bends en el 95, demostrando que había un crecimiento musical tan inesperado como sorprendente. Aunque nada podría habernos preparado para lo que estaba por venir.

 


 

OK Computer muestra que Radiohead ya no atiende de ninguna manera a las demandas de la música popular. Quemados por el éxito de "Creep", Radiohead ya han cumplido con los medios. Ahora, liberados tras su penitencia, se dedican a explorar y expandir su sonido, convirtiendo sus canciones en experimentos sónicos que desafían todas las convenciones pop. Lo único que permanece inalterable, y aún más evidente, es el deprimente mundo interior de Thom Yorke.

 

Algo que comparte con los que son sus teloneros en esta gira, Sparklehorse, quienes en el 96 editaron uno de los discos más aclamados del año y de título más complicado Vivadixiesubmarinetransmissionplot. El líder de este quinteto de Virginia, Mark Linkous, vive atado a una silla de ruedas desde que sufrió un accidente provocado por anti-depresivos.

 

Su voz, la más triste que puedas escuchar en un disco, se regodea en su propia miseria y se arrastra por cada canción hasta conseguir arrancar una sonrisa. En otras ocasiones se acelera y canta al placer de calarse hasta los huesos -"Rainmaker"- o de  dejar a su chica tirada en la autopista por no compartir su punto de vista -"Someday I Will Treat You Good"-. ¿Referencias? Neil Young, Flaming Lips, Johnny Cash, Kurt Cobain, Mark Eitzel, Palace, Lambchop…  

 

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *