TRUMBO

Trumbo

Jay Roach (eOne)

TRUMBO

 

Según como se vea, que Hollywood le haya dedicado hasta ahora dos películas al macartismo y lo que supuso para su industria, en concreto Buenas noches y buena suerte (George Clooney) y Caza de brujas (Irwin Winkler), puede ser mucho o nada. A ellas se le suma ahora Trumbo, basada en la experiencia de uno de los damnificados por la época en la que se perseguía cualquier indicio de comunismo: el guionista Dalton Trumbo.

Sin demasiada originalidad en el relato y una respetuosa realización a cargo del director Jay Roach, especializado hasta ahora en comedias, acompañamos al autor en su primera época exitosa, su ostracismo al entrar en las listas negras (firmando trabajos como Vacaciones en Roma y El bravo que le reportaron sendos Óscar, aunque los tuvo que firmar con otros nombres), sus trabajos alimenticios y su redención final, gracias a que Kirk Douglas, Otto Preminger o Stanley Kubrick le permitieron firmar sus guiones, a pesar de la predisposición en su contra de casi todos.

De todas formas, si por algo se recordará esta cinta no muy lejos del biopic televisivo es por las interpretaciones de John Goodman como productor de películas de serie B, Hellen Mirren como la pérfida Hedda Hopper y Bryan Cranston (Breaking Bad) en el papel de Trumbo, sin duda el mejor papel que le han dado hasta el momento y que ha aprovechado mostrando plenitud en su oficio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *