TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO

Triángulo de Amor Bizarro: Tanques de reverb de 268 litros cúbicos, infecciones y fiebre en el ambiente y tsunamis de fuzz

TRIANGULO DE AMOR BIZARRO

 

         Así definieron en su día los propios miembros del grupo coruñés sus canciones. Nada más acertado para un sonido cargado de distorsión pop que invoca a Surfin’ Bichos, The Jesus & Mary Chain o Stereolab. Ahora presentan su primer álbum de título homónimo, que será una de las grandes sorpresas del año a nivel estatal. “Llevar navaja siempre es conveniente…”

 

Las dos primeras maquetas tuvieron una repercusión bastante grande para un grupo que empieza. ¿Cómo las veis hoy?

– Pues la primera maqueta era una especie de prueba…Es más, de las tres canciones que incluye, dos están en la segunda. Se puede decir que éramos un grupo en prácticas, y la verdad es que vista ahora es una mierda. El sonido no era nuestro, el método de grabación fue tercermundista y las canciones en sí estaban poco, pero poco, pulidas, por no ser duro con nosotros mismos. Lo único bueno que sacamos de ello, sin mentar el Proyecto Demo, que fue algo coyuntural y sin explicación, fue que tomamos la determinación de grabar siempre a nuestra manera, no a la de otros. La segunda maqueta, en cambio, si que estamos muy orgullos de ella. Seguimos el siguiente proceso: 1. Alquilamos un sótano. 2. Robamos material de obra. 3. Lo utilizamos para construir nuestra propia tumba-local de ensayo. 4. Practicamos la ouija viviente -se lo recomiendo a todo el mundo-. 5. Grabamos la maqueta. 6. Recogimos los frutos de un trabajo bien hecho.

 

¿Cómo llegó la oferta de Mushroom Pillow? 

– Pues a partir de escuchar esa segunda maqueta y de habernos visto en el Gruta77 de Madrid. Organizamos un duelo a cuchillos entre las discográficas interesadas y Marcos Collantes, por supuesto, fue el vencedor indiscutible. Maneja muy bien el cuchillo de monte…

 

¿Qué canciones han quedado fuera del disco y por qué?

– Pues entramos a grabar 13 canciones. De esas 13, doce las grabamos satisfactoriamente. Para dotar al disco de continuidad, hemos metido diez. Las dos que se quedan fuera no son las peores, ni mucho menos. Simplemente que la mente humana no tiene la suficiente resistencia para soportar más de 33 minutos de semejantes hostias como panes.

 

¿Creéis que hay una evolución desde aquellas grabaciones hasta lo que se puede encontrar en el disco?

– Pues sí, la verdad, creo que es bastante evidente. El disco lo grabamos en cinco días en Abanqueiro, una aldea de la costa gallega, en una vieja casa. Nos vino bien respirar aire puro y ver los pájaros y las plantas, y eso. Fue como un gran polvo con la madre tierra, vamos. Nos purificamos, en cierto sentido, y el resultado fue un disco más… natural. El disco lo grabamos prácticamente en directo y decidimos que el sonido reflejara mejor como es el grupo en realidad.

 

¿De qué habéis quedado más y menos contentos con el disco?

– Como aún está muy reciente, te diremos que estamos contentos con todo. Lo hemos grabado a nuestra manera, con quien hemos querido y sin ninguna presión externa. Todo el mal rollo necesario para semejante empresa lo pusimos nosotros…

 

¿Hubiera sido distinto el disco sin el trabajo de Carlos Hernández?

– Sin lugar a dudas. Carlos es un productor muy personal, tiene una forma de trabajar fantástica y nos hemos entendido con él a la perfección. Es muy creativo, a la par que simpático… y como bebe cerveza el cabrón. Desde el principio nos con-penetramos mutuamente… Lo fundamental es que todos estábamos haciendo el mismo disco.

 

Es evidente la relación del grupo con el mundo de Joaquín Pascual. ¿Por qué quisisteis contar con él? ¿Una forma de homenaje?

– La posibilidad de una colaboración de Joaquín Pascual surgió por el propio Carlos. Es un honor para nosotros que el tocase en el disco. Los homenajes se los dejamos a los de la movida madrileña.

 

¿Qué canción creéis que representa mejor el álbum y cuál es la que más está gustando entre los que lo han oído?

– Pues hay disparidad de opiniones. La que más están poniendo por la radio es “El himno de la bala”, pero es que es la que se está usando como single. En cuanto a una canción que represente a todo el disco, o haga de visagra o algo así, pues no sabemos; la verdad es que al estar dentro no tenemos una noción de lo que realmente hacemos. Me explico: somos bastante caóticos, y no es que sigamos un plan o pensemos a largo plazo o decidamos entre todos que rumbo tomar según la reacción de la gente ni cosas así. Surge todo de forma bastante natural, sin planes previos. Las canciones vienen solas. No nos forzamos a hacerlas, ni pensamos si hace falta una canción de un palo determinado por que si no el disco cojea…Esas canciones han hecho un circulo completo por sí solas y ya está, el disco hecho.

 

 Habitualmente se cita a My Bloody Valentine, Surfin’ Bichos, Jesus & Mary Chain… En alguna ocasión vosotros habéis citado más a DEVO, Einstürzende Neubaten, Angelo Badalamenti, The Raveonettes… ¿Serían esos los puntos de unión entre los componentes del grupo, porque me imagino que luego a cada uno le gustarán cosas más alejadas de vuestro sonido?

– La verdad es que nos gustan muchos grupos, pero al único que plagiamos como bellacos es a Stereolab, y nadie se parece dar cuenta de ello. Más bien coincidimos en los grupos que odiamos, despreciamos o directamente ignoramos. Y ahora hacemos nosotros una pregunta interactiva. Os damos una lista y tenéis que colocar cada nombre en su respectiva categoría: Odiamos, Despreciamos o Directamente Ignoramos. Ahí van: Franz Ferdinand, U2, Coldplay, Fito, Digital 21, La china Patino y sus secuaces, Vanexxa, Fangoria, The Unfinished Simpathy, Tequila, Los secretos, Dirección Norte, Scissors Sisters, Muse, Lori Meyers, Arctic Monkeys, Sidonie, Los Beatles, Nacha Pop, Burning, los DJs en general.

 

Por cierto, ya que es noticia de esta semana, ¿qué os parece la reunión de The Jesus & Mary Chain para el Festival Coachella de este año?

– Hombre, somos bastante cautos respecto a ese tipo de noticias. De todas formas, como son hermanos supongo que ya se habrían reunido algún domingo para comer con sus padres, o en Navidades. 

 

¿Algún descubrimiento musical reciente?

– Pues del myspace, Garbanzo, un dúo barcelonés parecidos a los Ween pero en hip-hop, y no tan recientes, Tarántula y Cohete.

 

¿Cómo veis el estado de la escena musical independiente en España actualmente en lo que respecta a la edición de discos y giras?

– Pues muy pero que muy malita de salud. Hay más oferta que demanda. En cuanto a los conciertos, pues va un poco por barrios, es bastante impredecible. Últimamente parece que la gente va más. Tampoco ayuda que el 80% de los conciertos sean como una convención de familias católicas, o directamente como una misa. Pero no como una molona misa negra, sino como una misa a la que vas por compromiso en la iglesia de la aldea. Yo creo que sobra corrección en un evento a priori tan bizarro y con tantas posibilidades psicomágicas como un concierto. Pero bueno, es fruto de estos tiempos tan aburridamente conservadores. No sé, si hubiese una buena extrema derecha aún habría a quien apedrear, pero es que parecemos todos escolapios, coño.

 

¿Y los medios de comunicación, cómo os han tratado hasta ahora?

– Pues te contesto a la gallega: algunos bien, otros non tan bien.

 

¿Seguís manteniendo la misma ilusión que cuando comenzasteis?

– Eh, que aún estamos comenzando.

 

¿Y se empiezan a cumplir vuestros sueños?

– Nuestros sueños ya se cumplieron el día que dejamos de ser universitarios.

Xavier Valiño
<a href=”http://www.addfreestats.com” > <img src=”http://www8.addfreestats.com/cgi-bin/connect.cgi?usr=00802541Pauto” border=0 title=”AddFreeStats.com Free Web Stats!”></a>
<script src=”http://www.google-analytics.com/urchin.js” type=”text/javascript”> </script> <script type=”text/javascript”> _uacct = “UA-1011382-1”; urchinTracker(); </script></body> </html>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *