TRASH, LADRONES DE ESPERANZA

Trash, ladrones de esperanza (Universal)

Trash, ladrones de esperanza

Si recordamos Billy Elliot, ya sabemos que esto no va a ser Ciudad de Dios. Las referencias no son gratuitas: detrás de la cámara está el director de la primera, autor también de otras cintas como Las horas o El lector. Y si Ciudad de Dios podría ser su referencia más cercana porque también son protagonistas tres menores de una favela de Rio de Janeiro, sin embargo Trash, ladrones de esperanza acaba situándose más cerca de Slumdog Millionaire.

Entre la basura que escudriñan todos los días, estos tres despojos de la sociedad encuentran un día una cartera que va a cambiar sus vidas. Cuando descubren que los mafiosos y la policía van a por ella, deciden no entregarla y descubrir qué secreto encierra ‘porque es lo justo’. Ahí empieza la lucha de David contra Goliat, de los chavales sin futuro contra los poderosos corruptos que intentan evitar que sus manejes salgan a la luz.

Basándose en la novela Reyes de la basura de Andy Mulligan, el realizador Stephen Daldry capta fielmente la miseria en la que viven los menores, pero al mismo tiempo deja ciertas lagunas en el guion y la sensación de que sus dos personajes americanos (Martin Sheen y Rooney Mara) poco o nada aportan a la historia, a no ser una filmación en vídeo clave para que el final sea, sí, como el de Billy Elliot.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *