TIGERCATS: Isle of Dogs

TIGERCATS: Isle of Dogs (Acuarela)

 

 

 

Tigercats son los hermanos Giles y Duncan (al bajo y la voz cantante respectivamente), Jonny (batería), Stefan (guitarra) y Laura (teclado, voces). Hasta la fecha habían publicado tres singles en Haircut Records y Weepop! Records, con canciones que dieron pie a comparaciones con Orange Juice, Vampire Weekend y hasta Los Campesinos, y que se ganaron las alabanzas de gente como Steve Lamacq o Huw Stephens (ambos gurús de la BBC). El grupo espera que algún día, en alguna parte, alguien capte la verdadera influencia que comparten todos ellos: la banda neoyorquina Chic.

 

Grabado en los reconstruidos estudios Soup en Limehouse, bajo la legendaria tienda de instrumentos y meca del ukelele The Duke of Uke, y junto a un destartalado puente ferroviario en Hackney, Isle of Dogs es un disco en el que se reflejan las luces y las sombras del Este de Londres, hogar adoptivo de la banda. El mundo al revés de la isla de los rascacielos ocupa un lugar preponderante en el tema que abre el disco, “Coffin for the Isle of Dogs”, y se desarrolla en las demás canciones mientras se abren paso a través de las esquinas, los entresuelos y los canales de los distritos vecinos. Pero no estamos ante una sombría guía turística. Estas canciones tratan sobre encontrar un modo de VIVIR, no de sobrevivir.

Aunque las labores de producción se compartieron entre Giles Barrett, Simon Trought (que antes había trabajado con Darren Hayman, The Wave Pictures, Allo Darlin’ o Television Personalities) e Ian Button, guitarrista de Death in Vegas, casi todo fue grabado en directo en el estudio y en pocas tomas, con la idea de reflejar la energía de Tigercats en directo: electrizantes melodías vocales, unas guitarras limpias y bien conjuntadas, una batería que se aleja de los típicos ritmos pop, y un teclado que aporta capas de armonías más que simples pinceladas.

Durante su corta historia Tigercats han teloneado a gente como Alo Darlin’, The Pains of Being Pure at Heart, The Wave Pictures, Dum Dum Girls o Charles Bradley. También participaron en el último Primavera Club, con sendos conciertos en Madrid y Barcelona. Tras uno de ellos Darren Hayman declaró: “Resulta que Tigercats son realmente buenos. No en el modo en el que mucha gente dice que un grupo es bueno, sino buenos de una manera que de verdad significa algo y permanece”.

Su sonido es fresco, frenético, vitalista; beben del post-punk, del afro-pop, del twee-pop, de bandas como Violent Femmes, Buzzcocks, Hefner, Givers o la Velvet, pero con una urgencia y un ímpetu que les hace únicos. Las 11 canciones de Isle of Dogs son emocionantes y pegadizas y reflejan el espíritu del grupo y su afán por sonar entusiastas y contagiar carisma, seguridad y ganas de bailar cuando haya ocasión.

 

{youtube}jsDpUCgpBIc{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *