THROWING MUSES

El regreso eléctrico de Kristin Hersh

           

 

            La saga de las chicas de Boston parece no tener fin. Entre Kim Deal, Tanya Donelly y Kristin Hersh hay tantos lazos que es casi imposible seguirlos. El primero pasa por Throwing Muses. Allí coincidieron durante bastantes años Kristin Hersh y Tanya Donelly. Cuando Kim Deal decidió formar The Breeders como un proyecto paralelo a The Pixies contó con Tanya Donelly en su primera formación. Justo en ese momento, Tanya formó su propia banda, Belly, y con ello dejó solas a sus dos viejas amigas con sus propias aventuras.

 

            Los últimos capítulos de toda esta saga los ponen hasta ahora Belly con su segundo disco King, más crudo y directo, pero inferior al primero, Star. Y, por supuesto, Kristin Hersh, quien, en solitario y al frente de la nueva etapa de Throwing Muses, se revela como una excelente compositora.

 

            El año pasado presentó, en los primeros meses, su primer disco en solitario, Hips And Makers, que contaba con la producción de Lenny Kaye, antiguo componente del Patti Smith Group. Era uno de esos discos encantadores que surgen de vez en cuando, a pesar de sus aristas amargas, un trabajo de quince canciones desnudas e intimistas con la casi exclusiva compañía de su guitarra acústica.

 

            Los únicos detalles los ponía el cello de Jane Scarpantoni y la voz que la acompañaba en el delicado single “Your Ghost” era la del mismísimo Michael Stipe de R.E.M., que está por ayudar a todo el mundo últimamente. Además, entre los cuatro temas de aquel single estaba una versión del “When The Levee Breaks”, de Led Zeppelin.

 

            Nada que ver con la moda Unplugged que invadía el mundo del pop por entonces, sino que se trataba de algo mucho más intenso. Así lo presentaba la propia Kristin Hersh: “Me dicen que es un problema, que no se puede ignorar mi música. La música suele flirtear con uno y luego se va. Este música se enrolla contigo: tienes que ir a la cama con ella”.

 

            Casi al mismo tiempo que el disco King de su amiga Tanya al frente de Belly aparece el séptimo álbum de Throwing Muses, titulado University. Al igual que sucediera el año pasado, se presenta con un single igual de impactante, “Bright Yellow Gun”, aunque esta vez por la vertiente eléctrica. No acaban ahí las similitudes, ya que el single incluye una versión, en este caso del “Crayon Sun” de Los Lobos.

 

            Si en su último trabajo, Red Heaven, hace ahora un par de años, estaba tan sólo David Narcizo a la batería acompañando a Kristin Hersh, ahora la banda se ve reforzada con la incorporación de Bernard Georges al bajo. El lado más pop lo ponen “Shimmer”, “Snakeface”, “Teller” o “That’s All You Wanted”, mientras que la versión eléctrica de canciones que podían haber estado en Hips And Makers se encuentra en “Crabtown”, “Calm Down, Come Down”, “Surf Cowboy” o “Fewer Few”.

            

 

DISCOGRAFÍA:

 

THROWING MUSES:

Throwing Muses, 86.

The Fat Skier, 87.

House Tornado, 87.

Hunkpapa, 88.

The Real Ramona, 91.

Red Heaven, 92.

University, 95.

 

KRISTIN HERSH:

Hips & Makers, 94.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *