THE ZUTONS

The Zutons, buscando su destino

         Nadie los conocía y aquí están. Son una de las sorpresas del 2004 desde Liverpool con su debut Who Killed The Zutons?, un disco que le debe tanto a Dr. John como a los mismísimos Talking Heads. Por algo han pasado 20 años desde su desaparición y quienes entonces los escuchaban de pequeños, hoy hacen música.

Aunque The Zutons se unieron oficialmente en la primavera de 2002, ahora es realmente cuando empieza su historia, en el 2004, con la publicación de su espectacular álbum de presentación, Who Killed The Zutons? Se trata de un carnaval ecléctico de esplendor que, tal y como señala su vocalista y guitarrista, David McCabe, de 23 años, el disco refleja el sonido real de The Zutons.  

“Siempre hemos querido ser como Sly And The Family Stone, Talking Heads o Devo”, explica. “Queríamos cruzar el jazz con el funk, el soul con el country. Simplemente queríamos mezclarlo todo, plasmar todas las perspectivas, y al fin hemos llegado.”  

“Hace unos seis meses empecé a componer temas mucho mejores. Empecé a dejar las idas de olla de lado. Intenté simplificarlo todo y así llegamos al punto que buscábamos. Nos imbuimos de esta especie de sabor soul-funk-voodoo porque nos pusimos a escuchar a artistas del tipo de Dr John. De pronto descubrimos dónde estaba nuestro punto.” 

Es de justicia decir que esta epifanía ha reestructurado la forma de pensar de The Zutons y la forma en que los demás les ven. Cuando formaron el grupo en el 2002 (al principio se unieron a McCabe Boyan Chowdhury a la guitarra, Sean Payne a la batería y Russell Pritchard al bajo, antes de que llegara Abi Harding y se hiciera cargo del saxofón), se las tuvieron que ver y desear debido al frenesí mediático centrado en la emergente escena musical de Liverpool, dominada por aquel entonces por The Coral.  

“Creo que antes la gente pensaba que éramos como The Coral, pero no tan buenos”, explica McCabe con una franqueza reconfortante. “Las pasamos putas porque sólo llevábamos seis meses y no teníamos ni la más mínima idea de lo que íbamos a hacer. Ahora sabemos perfectamente lo que queremos y es como volver a empezar.” 

Sus primeros lanzamientos (su single de debut, “Devil’s Deal”, vio la luz en septiembre de 2002 y vino seguido en mayo por “Creepin’ An’ A Crawlin’”) reflejaron, sin duda, el sonido de una banda intentando orientarse y, a pesar de la reacción positiva de la prensa, el grupo sabía que necesitaba cavar más hondo y forjarse un sonido más distintivo basado en sus influencias, tremendamente diversas.  

Para ello, pasaron la segunda mitad de 2003 recluidos, componiendo y grabando en los estudios RAK de Londres con el productor Ian Broudie, líder de The Lightning Seeds. El primer resultados de aquello fue el single “Pressure Point”, en enero de este mismo año. Se trata de un tema de soul clásico oscuro con sabor a Nueva Orleáns que, en palabras de McCabe, trata acerca de “esos 10 primeros minutos en los que llegas a casa de trabajar y quieres matar a todo el mundo”. 

“Supongo que junto con otro tema del disco, “You Will, You Won’t”, son los que dejan de manifiesto nuestro sonido”, afirma McCabe. “Son típicamente Zutons. Últimamente he estado escuchando mucho material de gente como Dexy’s Midnight Runners y Madness y así es como ha venido rodado. Además, todos queríamos hacer un disco con un sonido moderno. Y toda esa música de los 60 también nos rondaba por la mente.” 

Además de los temas que presentan su sonido, hay otra línea en el disco que se ocupa de una onda que tiene más que ver con Devo y Talking Heads. “Long Time Coming” y “Dirty Dancehall” han salido de ahí”, conviene McCabe. “Ambos están encaminados hacia esa especie de sonido punk-funk. Mi madre siempre tenía puestos a Talking Heads cuando era pequeño. Recuerdo que tenía el disco de Stop Making Sense y a mí me parecían alucinantes sobre el escenario.” 

Es precisamente esta revisión general del grupo la que tanto sorprende. Su genial conocimiento de los últimos 40 años de la historia musical ha sido filtrado con su propia visión. No obstante, McCabe apunta rápidamente que la banda no tiene un enfoque tan intelectualizado. “En absoluto”, ríe. “Simplemente queremos ser el próximo grupo de northern soul con guitarras eléctricas. Tan sencillo como eso.”

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *