THE WEDDING PRESENT 2008

The Wedding Present en concierto

 

“Es la edad”, cantaban Los Salvajes. Y puede que el cuento sea aplicable a The Wedding Present, al menos por lo visto anoche (15 de noviembre de 2008) en la Sala Capitol de Santiago de Compostela.

 

Camino de los 50, para lo que sólo le falta año y medio, a David Gedge nunca le ha dado por correr por el escenario, no, pero, al menos en esta ocasión, se mostró cansado, y esa sensación se contagió al resto de la banda y a un concierto que, siendo benévolos, podemos decir que cumplió con profesionalidad.

 

  

 

Demasiadas veces buscó una toalla con la que secar su sudor, en un par de ocasiones se quejó de que su público fumase, se refugió en el amplificador para ganar tiempo afinando la guitarra, preguntó si había alguna petición para luego asegurar que no la iba a poder cumplir…

 

No era todo. Desde una esquina, su querida roadie Jessica tampoco parecía disfrutar especialmente; el guitarrista Chris McConville, que compareció en muletas, no pudo levantarse de su silla; el bartería (quien, por cierto, era distinto para este concierto con relación al resto de su gira española, sin que quedase claro el motivo) aporreaba un equipo prestado y no parecía cómodo: curioso ver a The Wedding Present con el nombre de Jugoplastika, uno de los teloneros junto a Manos de Topo, en la batería… Puede que sólo la bajista Terry de Castro se mostrase como en anteriores ocasiones, distante, ajustada a su papel, pero disfrutándolo una vez más.

 

 

 

Es cierto que El rey, el disco que ahora presentan en gira, no es precisamente el más querido de sus 23 años. Tampoco hubo momentos para recordar canciones de Cinerama, como ya sabíamos de antemano, salvo "You Turn Me On", aunque sí quiso dejar claro que el grupo encima de las tablas era The Wedding Present y, también, Cinerama, con lo que parece que queda abierta la puerta a nuevas grabaciones de su faceta más pop.

 

 

 

Por lo tanto, en una noche así no quedó más que conformarse con las canciones (¡y qué canciones!) De El Rey cayeron hasta seis temas, ninguno acogido con especial cariño, así que hubo que agarrarse a “Dalliance”, “Kennedy”, “Dare”, “Love Nest”, “Gone”…, con mención especial a la parte central del concierto con “Crawl” y “Nowhere Fast”, cuando dio la impresión de que aquello tomaba otra dirección. El final, como es habitual en el grupo, sin bises, claro.

 

(Sala Capitol, Santiago de Compostela, 15 de noviembre de 2008. Promotor: Ernie Producciones. Público: 500 espectadores)

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *