THE WATERBOYS

The Waterboys, tocando el cielo

       

 En su día, la grabación del mejor álbum de The Waterboys, Fisherman’s Blues, se alargó durante tres años. Sólo se publicaron una mínima parte de sus sesiones. Too Close To Heaven recupera, en el 2001, los mejores momentos aún no editados. Mike Scott nos presenta sus canciones, una por una.            

– “On My Way To Heaven (Don’t You Wanna Go?)”

         – Aprendí mucho leyendo viejos textos de gospel. Tuvo muchos títulos distintos, entre ellos “The Gospel Train Is Coming”, y en un principio incluía varios versos más. Tuve que cortar la letra, y le añadí un par de versos míos y un ritmo de blues con toques de country. Recuerdo que la primera vez que la toqué debió ser hacia finales de 1986. Fue la canción que utilizamos durante dos o tres años para iniciar nuestras actuaciones. Esta versión surgió a la segunda o la tercera toma, y cuenta con un ritmo muy especial a cargo de Noel Bridgeman.  

– “Higher In Time”

         – Cuando empezamos a preparar el álbum Fisherman’s Blues, ésta era una de las canciones que siempre estaban a nuestro alrededor. Estuvimos dándole vueltas a distintas posibilidades antes de grabarla, y de repente se me ocurrió que, teniendo en cuenta que Anto Thiswhistle había compuesto la música, sería interesante que él tocara el bajo en la grabación, porque eso le daba una nueva energía. La grabamos en la primera toma en la que participó él en febrero de 1987. Steve Wickam y yo hicimos una especie de dueto con el fiddle y el piano.  

– “The Ladder”

         – La escribimos en 1985, mientras estábamos grabando This Is The Sea. No llegamos a grabarla para aquel álbum, pero me la guardé, y un buen día se la enseñé a los demás. Steve, Anto y Trevor no la habían escuchado nunca, lo cual no impidió que al interpretarla lo hicieran con una enorme espontaneidad. Dave Ruffy, que tocaba la batería, pensó que la canción no necesitaba contar con ningún tipo de batería y decidió quedarse callado, sin hacer nada, mientras grabábamos. Creo que acertó de lleno.  

– “Too Close To Heaven”

         – Todo el grupo, excepto el batería Kevin Wilkinson, había tocado esta canción anteriormente, en dos versiones muy distintas entre sí. Creo que acababa de escribir la letra cuando grabamos esta versión final, y ahora cuando la escucho puedo sentir la emoción tan especial que había en el estudio durante la grabación. Steve y Anto tuvieron que improvisar, sin saber muy bien qué dirección llevaría el ritmo un par de estrofas más tarde. El resultado es una auténtica demostración de compenetración musical, algo que para todos aquellos músicos era algo natural que surgía casi a diario.  

– “Good Man Gone”

         – Así es como me sentía a finales de 1987, cuando la compuse: confundido, fatigado y viendo cómo mis relaciones se iban desintegrando poco a poco. “Good Man Gone” no consiguió formar parte de las sesiones de grabación que hicimos a finales de 1988, aunque seguimos tocándola en directo. Ésta es la versión que finalmente grabé en 1991, con algunos arreglos nuevos.  

– “Blues For Your Baby”

         – Estaba componiendo “Blues For Your Baby” cuando viajamos a California. Es mi homenaje personal para Anto, el saxofonista del grupo, y también me sirvió para expresar en aquel momento la pasión que siempre he sentido por el blues. Jim Keltner añadió un poco de ritmo al tema y nos pasamos veinte o treinta minutos tocando. Yo sólo cantaba los dos versos que había escrito, pero lo hacía una y otra voz. Cuando volví a grabarla catorce años después, la edité y finalmente le añadí el tercer verso que incluye ahora la letra.  

– “Custer’s Blues”

         – Surgió en forma de maqueta durante la grabación de This Is The Sea a principios de 1985, aunque nunca llegamos a grabarla para aquel disco. La verdad es que no sé muy bien por qué, ya que siempre ha sido una de mis canciones favoritas. En 1987, en una grabación, empecé a tocarla justo cuando terminé de cantar otro tema. En aquel momento, Steve estaba tocando la mandolina eléctrica, y Anto, por alguna extraña razón, se puso a tocar el piano. Peter McKinney incluyó el sonido de pequeñas explosiones, como si fueran disparos de escopeta. Cuando llegamos al final del tercer verso, la canción dio paso a una auténtica recreación musical de la famosa batalla de Little Big Horn en la que murieron el general Custer y todos sus soldados.  

– “A Home In The Meadow”

         – Había estado viendo la película La conquista del Oeste, con James Stewart, que incluye esta canción en su banda sonora. Me aprendí la letra (la música ya la conocía), y la guardé durante algún tiempo. Un día que estábamos muy ocupados grabando, me metí en el estudio después de cenar y empecé a tocarla. Poco después llegó el grupo. Steve debía estar aún tomándose el postre, porque no apareció por allí. La parte instrumental del final procede de una grabación que hicimos un año antes, en la que sí participó Steve con una especie de cántico típico de Irlanda.  

– “Tenderfootin”

         – Estábamos en una sesión nocturna. Trevor empezó a tocar una pequeña melodía de blues, y Kevin Wilkinson se incorporó en la batería. Yo encontré un piano eléctrico. La parte con más sonido de cuerda fue surgiendo de modo espontáneo, a medida que íbamos tocando. En cuanto al título, le había dado vueltas desde hacia tiempo, y cuando intentaba decidirme, siempre surgía la misma expresión en mi mente: “Eres una novata, nena”. Después se me ocurrió el segundo verso, y antes de darme cuenta, había compuesto el tema completo. 

– “Lonesome Old Wind”

         – La sesión en que la grabamos fue una de las más increíbles que recuerdo. El productor nos hacía cantar con un tono cada vez más agudo, así que coda vez que tocábamos para él elegíamos un tono bastante alto. Bob trajo a Jim y a un joven bajista llamado John Patitucci. Fue mi primera canción de las nuevas, y la versión de más de veinte minutos que grabamos representaba en aquel momento para mí la mejor música que fuimos capaces de crear aquel año. En cambio, mi voz sonaba demasiado primitiva, por decirlo así, y la letra estaba sin terminar cuando grabamos Fisherman’s Blues. Ahora, en el 2001, la he vuelto a montar y la he cantado como es debido con la letra totalmente terminada.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *