THE TRIP TO ITALY

The Trip to Italy (Surtsey)

The Trip to Italy

Hace cinco años el director Michael Winterbottom cogió el testigo de una serie televisiva británica y puso a dos de los actores de su país más exitosos, Steve Coogan y Rob Brydon, a recorrer parte de la campiña inglesa en un ruta gastronómica interpretándose a sí mismos con la excusa de comentar para el periódico The Observer una serie de restaurantes elegidos de antemano.

Winterbottom, siempre inesperado en su prolífica y variada filmografía, retoma aquella aventura situándolos ahora en Italia. De nuevo, el viaje en coche (un Mini en esta ocasión, con Alanis Morissette de invitada involuntaria), sus comidas en los restaurantes y sus escapadas turísticas sirven para enfrentarlos a ambos en unos diálogos interminables con los que continúan con su enfrentamiento cómplice durante todo el film.

La diferencia es que en esta ocasión los papeles se intercambian y Brydon muestra un comportamiento menos maduro que Coogan, aunque ambos sigan mostrando cierto patetismo con el que, curiosamente, consiguen en ocasiones la empatía con el espectador. Al igual que en su precedente, el juego que desarrollan el director y el guionista implicando a sus actores es lo que más juego da, al confundir realidad y ficción, su verdadera personalidad y la que el film muestra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *