THE SMITHS Strangeways, Here We Come

SELECCIÓN DE DISCOS CLÁSICOS


The Smiths: Strangeways, Here We Come (1987)
listados_discos_clasicos_the smiths cover

Considerado por muchos el grupo más importante del pop británico desde los Beatles, los Smiths nacieron del encuentro de Morrissey, excéntrico cantante e irrepetible letrista, con un inspirado músico, Johnny Marr, en el Manchester de comienzos de los 80. Ambos dieron forma a una banda que encarnó a la perfección el espíritu musical independiente de esa década, creando un sonido original y único, que se convertiría en culto y devoción para muchos de sus seguidores, así como en inspiración e influencia para numerosos grupos desde entonces.  

Con una actitud modélica y tremendamente honesta en lo musical y en lo personal, reinaron durante gran parte de la década de los 80, con un puñado de singles arrebatadores y varios discos que figuran entre lo mejor y más intenso que hayamos podido escuchar. Y aunque para crítica y público quizá su disco más importante sea The Queen Is Dead, por contener varias de sus mejores canciones, Strangeways, Here We Come tiene algo que lo convierte en uno de esos discos especiales, que uno interioriza hasta convertirlo en referencia personal irremplazable.

Quizá sea que fue la banda sonora de gran parte de mi adolescencia, o quizá que sus canciones calaban hondo y derramaban sentimientos en momentos en los que éramos sumamente permeables; en cualquier caso, los propios Morrissey y Marr consideraron en su día que éste era su trabajo más logrado. Aunque carece de canciones de tirón popular (si exceptuamos el single “Girlfriend In A Coma”), lo cierto es que Strangeways, Here We Come rebosa intensidad y poesía, elementos habituales en los discos de los Smiths, pero logra además encumbrar su concepto musical en temas Como “I Started Something I Couldn’t Finish” o “I Won’t Share You”, la canción de inusitada belleza que cierra el disco.

listados_discos_clasicos_the smiths

Tampoco faltan los temas en los que Morrissey, fiel a su irónico y mordaz estilo, arremete directamente contra la industria discográfica (“Paint A Vulgar Picture”) o contra los superficiales discotequeros (“Death Of A Disco Dancer”).

Strangeways, Here We Come fue el último disco de estudio que editaron los Smiths y vio la luz al tiempo que la banda se disolvía, justo cuando comenzaban a ser demasiado grandes para su pequeña discográfica, a la cual empezaban a llegar tentadoras ofertas de las multinacionales. En ese punto, lograron ser auténticos una vez más, separándose y dejando un apasionante legado sonoro. Strangeways, Here We Come fue su epílogo musical, el de un grupo irrepetible que nos recordó que nunca deberíamos olvidar las canciones que nos han hecho llorar, ni tampoco las canciones que han salvado nuestras vidas.

Javier Palacios (Publicado en Entremuros)

<a href=”http://www.addfreestats.com” > <img src=”http://www8.addfreestats.com/cgi-bin/connect.cgi?usr=00802541Pauto” border=0 title=”AddFreeStats.com Free Web Stats!”></a>
<script src=”http://www.google-analytics.com/urchin.js” type=”text/javascript”> </script> <script type=”text/javascript”> _uacct = “UA-1011382-1”; urchinTracker(); </script></body> </html>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *