THE SADIES LIVE

The Sadies en concierto

 

 

Hace ahora poco más de 30 años que Ramones actuaron por primera vez en A Coruña, en el Palacio de Deportes. Tres décadas después, The Sadies hacen lo propio, aunque en un local bastante más pequeño, el Mardi Gras. Aparentemente, nada de relación hay entre ambos conciertos. ¿Aparentemente?

Dejemos de lado el hecho de que los líderes de The Sadies, los dos guitarristas, los hermanos Good, Dallas y Travis, son tan altos y desgarbados como Joey y Johnny Ramone, asunto meramente anecdótico. Lo que cuenta es que ambos grupos son (fueron) estandarte del rock más auténtico en épocas en las que este semeja(ba) definitivamente relegado de la primera plana o de la condición de relevante y rompedor que tuvo en su momento.

Los Ramones, en aquel año 81, representaban la difícil supervivencia de las guitarras frente a los sintetizadores del techno-pop. Hoy, The Sadies son la continuidad de una tradición que llega desde los 50 en medio de lo que parece la indiferencia generalizada. Por eso, aunque Ramones tocaran para unos miles (ya tenían siete años de trayectoria a sus espaldas), The Sadies solo llegan a llenar salas de aforo pequeño/medio. Se merecen la misma repercusión que tuvieron los de Queens, pero los tiempos ya son otros.

 

 

Por si fuera poco, no están tan distantes en el sonido, como descubrieron en su parte final. The Sadies interpretan como muy pocos actualmente (¿se nos ocurre alguien?) todo el amplio espectro de lo bueno que ha dado el rock de guitarras, llegando de las armonías más folk-rock de The Byrds hasta el garage más enrabietado, pasando por el bluegrass y el country (¡ese violín en manos de Travis!), el rockabilly, el surf…

Virtuosos, pero siempre al servicio de la canción, elegantes en todo momento con sus trajes -el contrabajo de madera también contribuye a esa sensación-, no extraña nada que esta haya sido la banda todoterreno de acompañamiento de, entre otros, su compatriota Neil Young, Heavy Trash, Neko Case, Blue Rodeo, John Doe, Andre Williams, Garth Hudson o Mary Margaret O’Hara.

Tras su hora y media exquisita cerraron con su versión más garagera, con un medley puede que innecesario a esas alturas para valorar su auténtica valía pero que fue lo que más movió al público, y en el que recordaron “Teenage Head” (The Flamin’ Groovies), “I Can Only Give You Everything” (Van Morrison & Them), “Psychotic Reaction” (Count Five), “You Don’t Love Me (You Don’t Care)” (Bo Diddley), “I Gotta Plan (For Saturday Night)” (The Deadly Snakes), “Baby, Please Don’t Go” (Big Joe Williams) y “Gimme Some Money” (Spinal Tap). Sin duda, el mejor concierto rock del año en Galicia.

 

(Sala Mardi Gras, A Coruña, 17-3-2012. Público: Lleno. Promotor: Heineken Music Selector)

 


Ver más fotos aquí

 

 

{youtube}uLOQ62xjhsw{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *