THE MARY ONETTES

The Mary Onettes, la luna asesina

 

 

No lo pueden ocultar. Por edad seguramente vivieron intensamente la música de los 80, aunque fuera como niños. Pero no el pop masivo que triunfaba en las listas, sino sonidos más oscuros. Ahora los reproducen trayéndolos hasta la actualidad con un sonido reconocible. Tras su debut homónimo de hace dos años, ahora llega Islands, disco que nos presenta Philip Ekström, su guitarrista y vocalista.

 

¿Por qué pasó tanto tiempo antes de editar vuestro primer álbum en el 2007, teniendo en cuenta que el grupo se formó en el año 2000?

– Editamos un EP en el 2005. Antes pasamos mucho tiempo ensayando y sólo tocamos en vivo en Suecia. Supongo que todo se desarrolló de una forma muy lenta. Nos llevó algún tiempo encontrar nuestra identidad. Para nosotros ha sido algo bueno; siempre hemos creído en lo que hacemos y dejarlo nunca fue una opción.


¿Cómo fue saber que vuestro primer disco llegó a tantas personas en lugares tan diferentes?

– ¡Fue una gran experiencia! No teníamos ninguna confianza en absoluto. Así que fue realmente emocionante ver cómo el álbum se hizo un lugar en el corazón de la gente. ¡Labrador ha hecho un gran trabajo con él!


¿Hubo algún disco específico o artista que os sirviera como referencia durante la grabación de su nuevo álbum, Islands?

– No tuvimos ninguna influencia específica en realidad. Creo que sólo estuvimos inspirados por nosotros mismos. Queríamos que el álbum fuese más como un reflejo de nuestras propias ideas y visiones y no como las de otros.

 
¿Qué pasó con las canciones que habíais grabado para el álbum? ¿Fueron robadas de tu ordenador?

– ¡Sí! Sufrí un robo en mi coche el mismo día que llegamos a casa de nuestra gira por los EE.UU. Robaron mi bolsa con mi disco con todas las canciones. Y también mi copia de seguridad del ordenador se perdió debido a un fallo de alimentación en mi apartamento. ¡Supongo que estaba predestinado que fuera así!

 
¿Habría sido un disco diferente si se hubiera dado a conocer lo que había? ¿Son las canciones diferentes o hay alguna canción nueva?

– Sí hubiera sido un poco diferente. Pero tratamos de hacerlo mejor la segunda vez y creo que lo hemos conseguido.  
Para conseguir aportar energía de nuevo al proyecto tuve que escribir nuevas canciones. Compuse cinco nuevas canciones y otras cinco se mantienen de lo que había antes. Fue una manera justa de relacionarlo con el material viejo.


Tiendes a escribir desde el lado oscuro de los sentimientos. ¿Es la música que más te conmueve?

– Creo que mi música es muy personal. Y no escribo sobre cosas alegres. No sé realmente por qué, pero creo que es mi manera de hacerlo. Las canciones que compongo son mi manera de ventilar mis pensamientos más íntimos y mis temores. Mi ambición es hacer música maravillosa que signifique mucho para mí y, más importante aun, que venga de mí. Y espero que pueda significar mucho también para otras personas.


Además, parece que el paso del tiempo realmente afecta a las letras. ¿Es así y por qué?

– ¡Sí! Este disco es como buscar escapar del pasado para mí. Me gusta escribir canciones de esa manera. Para mí las cosas que ocurrieron en el pasado son las que me preocupan. No me gusta escribir acerca de cómo creo que serán las cosas en el futuro, algo que no me parece nada natural. ¿Alguien escribe música de esa manera?

 
¿Podríamos decir que este disco es más épico que el primero?

– ¡Sí, absolutamente! Y ésa fue nuestra intención. Si el anterior disco era un gran lago, ¡éste es un océano!


¿Grabasteis las cuerdas de “Dare” en una iglesia? ¿Por qué?

– Queríamos que las cuerdas fueran sagradas, así que no teníamos elección. ¡Tenía que hacerse en una iglesia!


“Symmetry” es una de mis canciones favoritas. ¿Qué puedes decirnos al respecto?

– Es una de las primeras canciones que escribí para el nuevo álbum. Durante un tiempo, no queríamos que la canción entrase en el álbum, pero al final de la grabación la recuperamos. Supongo que estaba destinada a estar en el álbum pero nos llevó un tiempo darnos cuenta. ¡Me gusta realmente mucho ahora!

 


¿Y sobre “Century”?

– “Century” es también una de las primeras canciones que escribí para este disco. Habla de mí y de la abuela de Henriks que falleció recientemente. Se trata de la sensación de estar solos cuando pierdes a alguien que realmente te importaba.

 

Al hablar de vuestra banda, hay algunos nombres que siempre salen a relucir: Echo and the Bunnymen, New Order, The Cure, The Jesus and Mary Chain, The Church… ¿Hay alguna otra que cree que debe estar allí? ¿Qué pasa con otras bandas de la época que la gente parece haber olvidado, como The Sound o The Chameleons?

– ¡Creo que ha llegado el momento de que la gente empiece a hacer referencia únicamente a The Mary Onettes! The Sound son realmente buenos. Nos gustan mucho. No lo sé, pero parece que la gente los descubre de nuevo ahora. ¡Y eso es bueno!


¿Por qué la música hecha en los años 80 es tan importante para vosotros?

– Estamos realmente fascinados por el sonido de los 80. ¡Creemos se adapta muy bien a nuestra música! ¡Conduce las canciones! Pero es muy importante que las canciones sean únicas. Nunca trato de robar canciones, siempre vienen a mí. Supongo que eso es lo que hace que The Mary Onettes sean tan buenos. ¡Combinamos canciones únicas con un sonido un poco reconocible!


¿Creéis que sois una banda moderna con un sonido de 1984?

– Puede que sea la mejor manera de decirlo. Sólo queremos que nuestro sonido sea muy poco moderno.


¿De qué parte de vuestro trabajo estáis más orgullosos?

 – ¡De las canciones y la forma de tocarlas!

¿Conoces al grupo escocés del mismo nombre, The Maryonettes?

          ¡No!

 

En los últimos años, Suecia se ha convertido en el tercer país más importante en el mundo del pop. ¿Por qué es así? ¿Hay algo en el agua que bebéis?

– Tal vez sea algo en el agua. Digamos que lo es, porque no tengo una respuesta buena para esta pregunta. La gente sigue preguntándose qué pasa, pero realmente no sé qué decir.

 
¿Vuestro sonido en directo es diferente al de los discos?

– Un poco diferente, sí. Es un poco más intenso. Y creo que las canciones se vuelven más dinámicas, en absoluto parecido a cómo están en el álbum, lo que pienso que es genial. No deben sonar exactamente igual que en el disco. El punto es que es más interesante así realmente, al ser una banda orgánica que está tocando.

 
¿Cómo fue vuestra anterior gira por España?

 – ¡Fue muy bien! Tenemos buenos recuerdos y experiencias de aquella gira, la mayoría de España. Parece como si el público fuera mayor cada vez que volvemos, lo que es realmente agradable.

 
Por último, ¿cuál ha sido la mejor anécdota hasta ahora en el mundo de la música?

– Mejor callárnosla, ¿de acuerdo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *