THE JEEVAS

The Jeevas, un paso atrás

 

Crispian Mills encabezó Kula Shaker a finales del siglo pasado. Sus dos discos lo encumbraron y le permitieron dar la vuelta al mundo por grandes escenarios respaldado por una gran compañía. Un buen día dejó de lado su rock poderoso y con la vista en Oriente para aparecer con un nuevo grupo de planteamientos mucho más humildes. En estos días presenta el segundo disco de The Jeevas por España -el país que mejor los recibe- en cuatro conciertos: el día 18 de febrero en Madrid, el 19 en Zaragoza, el 20 en Barcelona y el 21 en Alicante. 

¿Cuándo os disteis cuenta de que queríais estar en un grupo como éste?

– Realmente no fue así. Fue como un flechazo natural. The Jeevas apareció de forma orgánica y muy rápidamente. Un buen día nos encontramos, tocamos unas cuantas canciones y… ¡ya estaba! 

¿Cómo fue lo de pasar a un sello independiente después de haber tenido detrás a toda una corporación gigantesca como Sony?

– La verdad es que ahora todo es mucho más fácil, más divertido y, además, los nombres con los que tratas tienen, por fin, caras.

¿Es The Jeevas como una banda de adolescentes tocando puro y simple rock and roll?

– Sí, algo así: tres amigos que tocan música y disfrutan unos con los otros de la manera en la que siempre quisieron que fuera.

¿No hubiera sido mucho más normal empezar con un grupo como éste?

– Los tres creemos que hemos escogido el camino acertado para el grupo, y transitar por la senda independiente nos parece que ha sido lo mejor.

Esta vez os habéis apartado de los medios de comunicación de vuestro país. ¿Fue algo consciente?

– Como te decíamos, el camino independiente es mucho más lento, pero, a la vez, más honesto, y la verdad saldrá a la luz al final. Por ejemplo, tocamos en recintos mucho más pequeños, pero hay que tener en cuenta que un buen concierto no lo determina la dimensión de la sala, sino la respuesta del público.

No conocemos mucho de la banda previa de Andy y Dan. ¿Nos podríais contar algo?

 – Se trataba de un cuarteto pequeño, compuesto de cuatro tipos locos y geniales como compositores, pero a todos se les subió un poco a la cabeza. Lo que os podemos decir es que busquéis su música y la descubráis por vosotros mismos.

¿Dónde se os presta más atención?

– En España, por supuesto. Y Japón es increíble. Por ahora, el resto del mundo no sabe nada de nosotros, pero ya se enterarán.

¿Cuál era la idea para este segundo disco?

– Más de lo mismo. Intentamos darle a la gente la oportunidad de escucharnos mientras nos desarrollamos y nos hacemos mejores. En el grupo siempre sentimos la influencia de todo lo que está a nuestro alrededor y de todo lo que vamos escuchando.  

¿Cómo fue lo de poner un título como “¿Qué pasa (con tu culo)?” a una de las canciones?

– Marcos, nuestro guru español, se me apareció en un sueño y me dijo el título de la canción.

¿Cómo os decidisteis por una canción de Creedence Clearwater Revival en lugar de hacer una versión de otro grupo más desconocido?

– No fue una elección premeditada. Tocamos una vez la canción y nos gustó tanto como sonó que la grabamos. Una vez que estaba registrada, nos dimos cuenta de que era una buena versión, así que decidimos ponerla en el disco.

Cowboys And Indians parece referirse al clima político actual. Supongo que de ahí viene la inclusión de la versión de “Masters Of War” de Bob Dylan.

– Estamos bastante concienciados con lo que sucede en el mundo actualmente, y es difícil no decir nada. El texto de esa canción en concreto significa tanto ahora como lo significó en el momento en el que la canción fue escrita por Bob Dylan, y nos pareció una elección acertada. Los textos son mucho más directos en el disco y se debe a que intentamos escribir canciones y letras lo más honestas que podamos.

¿Os gustaría comentar algo sobre la participación del Gobierno Británico y del Gobierno Español en la guerra de Irak?

– La respuesta es muy simple: la guerra es mala, mientras que la paz y el amor son buenos.

Da la impresión de que vuestra mayor influencia es la música de los 70, la década en la que nacisteis.

– Te podríamos decir que nuestras mayores influencias son la música y los músicos. Pero todos tenemos un sentimiento muy arraigado de nuestras raíces musicales, y aquella etapa de la música fue muy honesta y directa al grano.

Por último, ¿es la química en el grupo diferente de vuestras aventuras anteriores?

– La química siempre es diferente, pero, ciertamente, ninguno de nosotros había sentido que la química funcionaba tan bien hasta ahora.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *