THE JAM: Fire and Skill. The Jam Live

THE JAM: Fire and Skill. The Jam Live (Universal)

the-jam-fire-and-skill-the-jam-live

Parece que el 2015 quedará para el recuerdo como el año de más actividad relacionada con The Jam desde la disolución de la banda. Además de la exposición con el título About the Young Idea que se pudo ver el pasado verano en la sala de Somerset House de Londres, comisariada por la hermana de Paul Weller, Nicky, se estrenó un documental con ese título, y se editó el libro Growing up with The Jam y el disco recopilatorio About the Young Idea, The Very Best of the Jam.

El festín no acababa ahí. También se editaba una caja con seis discos grabados en directo por la banda que ahora aparece en España. Recordemos que hasta ahora sus álbumes en directo se limitaban a Dig the New Breed (1982), Live Jam (1993, con canciones de varios conciertos) y The Jam at the BBC (2003, con las sesiones en la emisora pública británica). Por lo tanto, sumándole este nuevo lanzamiento, la proporción se altera y pasan a ser ya más sus grabaciones en directo que en estudio.

Los conciertos recogidos en esta caja fueron registrados todos en Londres -salvo dos- en el Club 100 (1977), Music Machine (1978), Universidad de Reading (1979), City Hall (Newcastle, 1980), Hammersmith Palais (1981) y Wembley Arena (1982). Si sus seis discos de estudio documentan perfectamente la evolución del grupo, esta caja de casi siete horas de música y 121 canciones cumple la misma función a partir de sus conciertos, dejando claro que The Jam era una rotunda máquina en directo, precisa, concisa y que no necesitaba de concesiones o parlamentos fáciles.

Del sonido rotundo, garagero y casi punk de sus inicios, al soul que adelantaba lo que estaba por venir con Style Council, todo queda documentado en una de las cajas más lustrosas de los últimos tiempos. Y, aunque parezca que lo que Paul Weller, Bruce Foxton y Rick Buckler facturaban en sus inicios en 1977 no tenía mucho que ver con lo que hacía el grupo que lo dejó en todo lo alto en 1982, no es así: en su primer concierto hay varias versiones soul (más parcas en su instrumentación, eso sí) como “Heatwave”, “Sweet Soul Music” o “In the Midnight Hour” que lo desmienten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *