THE HI-RISERS: Hang Around with You

THE HI-RISERS: Hang Around with You (Rock&Roll Inc – Promola)

 

 

 

Después de una larga espera, el trío de Rochester ha vuelto para irse de fiesta contigo. ¡Y menuda fiesta la de Hang Around with You! En este flamante álbum se encuentran muchas de las razones por las que el grupo es considerado el estandarte del mejor rock&roll americano, sin aditivos, complicaciones, ni moderneces. Sin ser un grupo retro, The Hi-Risers consiguen combinar los mejores y más genuinos estilos americanos para crear su burbujeante cóctel, y dar un espectáculo en toda regla. Rock&Roll, pop, doo-wop, beat, surf, country…

En “Fire Hazard” te recordarán a las mejores bandas de garage de la primera hornada, aquellas genialmente recopiladas por Lenny Kaye en el antológico Nuggets. Pero no te dejes engañar, ya que estos polifacéticos caballeros demuestran también su lado más dulce en temas como “All that the World Can Be” o “Way Back When”, llenos de reminiscencias a los sonidos optimistas de la California de los primeros años sesenta, el folk-pop de P.F. Sloan, o las preciosistas armonías vocales de los Everly Brothers. Y hablando de buenas voces y melodías irresistibles, The Monkees tienen su pequeño y humorístico homenaje en “Watch the Monkees”, donde además de una divertida letra los de Rochester hacen guiños a su hit “Last Train to Clarksville”.

En este disco también nos deleitan con temas de rock&roll subidos de vueltas, donde una Telecaster a pelo, bajo y batería demuestran ser todo lo necesario cuando caen en las manos apropiadas. “Doctor’s Wife”, “Jump Start”, “Pack All My Troubles”, o “Where’s the Life of the Party” son buenas muestras de ello. Y, como en toda buena mezcla americana no puede faltar el country, los Hi-Risers se despachan a gusto con un precioso y lacrimógeno temazo honky-tonk popificado que gustaría a los maestros del género Buck Owens, Merle Haggard, o George Jones. Se trata de “Silver Saddle Motel”, o de cómo y por qué ahogar las penas del corazón en un pequeño vaso de whisky.

“(I’m in Love with My) Record Collection” es una declaración de principios donde Greg y Todd se confiesan enamorados de su colección de discos, un sentimiento que seguro muchos fans conocen. Y aquí no estamos hablando de música en la nube, Podcasts, o streaming, sino de sencillos y álbumes de vinilo con sus correspondientes y fascinantes portadas. Nadie se acuerda de su primer mp3, pero todo el mundo recuerda el primer disco que le regalaron de niño o el primero que compró de preadolescente imberbe. Es por eso por lo que este disco además de en CD se presenta en una edición limitada en vinilo de los de antes.

Y para cerrar el álbum se despiden con una muestra de su conocimiento enciclopédico del pop y el rock&roll haciendo una versión del “My Baby Wants to Know” del grandísimo Dave Bartholomew, que los Hi-Risers hacen suya para redondear un disco plagado de buenos momentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *