THE DUSTAPHONICS

The Dustaphonics, apisonadora imparable

   

 

 

 

 

Aún no hace mucho que estuvieron en Compostela, triunfando en la Sala Nasa. Después repitieron en Noia, en el Festival Supersound. Ahora, el próximo miércoles 9 estarán de nuevo en la Sala Nasa, con The Allnight Workers como teloneros desde O Grove. El grupo, con su explosiva vocalista Ayna al frente, es una coctelera imparable de rock’n’roll, soul, rocksteady, afrobeat, r&b, boogaloo, música latina o surf, entre otras.

 

  

 

Pero su cerebro en la sombra es realmente Healer Selecta, nombre artístico del pinchadiscos, compilador, promotor, coleccionista, productor, compositor, arreglista y guitarrista londinense Yvan Serrano-Fontova, uno de esos aventureros con vocación de inventores de estilos que disfrutan creando híbridos que parecen imposibles.

 

 

“Cuando contaba con diez años, mi padre vio que pasaba el tiempo escuchando música en lugar de hacer los deberes, de modo que rompió todos mis discos”, asegura Healer. “Esta traumática experiencia, como tantas otras, tuvo el efecto contrario al deseado, pues a partir de ese momento decidí dedicar mi vida a la música. Poco después ya realizaba un programa de radio en mi ciudad y, a los 14, conseguí mi primera guitarra. Como no tenía dinero para pagar las clases, aprendí de manera autodidacta, mientras escuchaba los singles de Gene Vincent, Bo Diddley, Link Wray, Magic Sam o Dick Dale. Ellos no podían saberlo, pero fueron mis tutores”.

 

 

“A los 18 ya era un regular y semi-clandestino pinchadiscos: a pesar de la oposición de la policía local, organizaba fiestas allá donde podía. En 1994, por otra parte, traje por primera vez a Europa a Robert Belfour, el bluesman de Memphis. En algún momento descubrí el sabor de la libertad y la consecuencia de esto fue que empecé a tocar la guitarra mientras pinchaba y, sobre todo, a poner todo tipo de música. Por supuesto, no faltaron los puristas escandalizados, pero algunos melómanos inquietos empezaron a apreciar mi propuesta, así que no tardé en ver que ese era el camino a seguir. Esta actividad como pinchadiscos, eso sí, la compaginé con mi participación en bandas de rock y surf como The Blue Devils, Showman & The Thunderous Staccatos o The Sidekick”.

 

  

 

 

 

No obstante, en los sucesivo se centró en su faceta de pinchadiscos, asumiendo el eslogan de Caetano Veloso, “prohibido prohibir”. Por entonces sus sesiones ya se habían convertido en un delirio estilístico. Evidentemente, su concepto llamó la atención, así que se sucedieron sus fechas como DJ en prácticamente todos los clubes londinenses, además de convertirse en el pinchadiscos oficial de artistas como Bo Diddley, Ike Turner, Chuck Berry, Dick Dale, Eartha Kitt, The Trashmen, Wanda Jackson, Gene Vincent’s Blue Caps, Ruddy Grayzell, Question Mark & Mysterians, The Wailers, Davie Allan, Screaming Lord Surch, Manu Chao y Rita Mitzouko.

 

 

“También soy el creador de una noche de club, Raison D’Etre, para la que ejerzo de DJ residente. La madrina de las fiestas fue Spanky Wilson, el padrino Bo Diddley”. A partir de ese momento, se le acumularon los halagos. Mojo dijo que Healer Selecta había traído el swing de vuelta a Londres; Time Out aseguró que era un héroe con una caja de discos, un DJ con una colección de discos asombrosa y que donde Healer Selecta iba, la fiesta iba con él; The Guardian advertía que con él nunca se sabía cómo ibas a acabar, que su colección de discos era una verdadera enciclopedia de estilos musicales; y Rick Star, de Live Music FM, a pesar de no ser un entusiasta de los pinchadiscos, acabó dándole su voto de confianza tras escuchar una de sus sesiones y quedarse impresionado con cómo mezclaba estilos, interpretaba riffs de guitarra y sujetaba discos con la boca mientras seleccionaba el siguiente.

 

 

“También hice los recopilatorios Buttshakers! Soul Party, publicados por el sello Mr. Luckee Records. Eso sí, no os resultará fácil haceros con una copia, porque son referencias no oficiales. También produje el disco asociado a mi noche de club, en el que figuran”, según asegura, “las primeras grabaciones editadas de Noisettes y Charlie Winston. Ejercí igualmente de productor en álbumes de Size Nine y de mi banda The Dustaphonics, entre otras propuestas, y ese fue el preludio de mi propia trayectoria como músico, compositor y arreglista”.

 

 

Terminemos con un repaso a algunas de sus principales influencias confesadas. “Pues serían Mickey Baker, Cliff Gallup, Merle Travis, Bo Diddley, Link Wray, Paul Peek, Johnny Ramone, Lightin’ Hopkins, Wes Montgomery, Travis Wammack, Dick Dale, Doctor Ross, Howling Wolf, Paul Burlinson, Ronnie Dawson, Steve Cropper, Phelps ‘Catfish’ Collins, The Sonics, Louisiana Red, The Trashmen, Al Casey, John Lee Hooker, The Ventures, George Benson, Rufus Thomas, The Coasters, Jerry Leiber, Mike Stroller, The Cramps, The Ramones…”.

 

 

 

{youtube}ccTgWQv2piQ{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *