THE DIVINE COMEDY

The Divine Comedy, tormento y goce

 

Una vez destapado el animal en celo que fue el último álbum de The Divine Comedy –Casanova, del 96- nos llega nueve meses más tarde un  fruto mucho más dulce y delicioso, A Short Album About Love. Igual que muchos venenos encierran su propio antídoto, el viaje amargo de Neil Hannon a través del fango del desengaño romántico en Casanova sólo encerraba una parte de la historia. El resto es este tributo sin reservas al poder y la gloria del amor, que se presentó en un principio con sólo siete canciones y que, gracias al incomprensible retraso de su publicación en nuestro Estado, podemos disfrutar ahora con otras cuatro canciones más.

 

Escrito en su mayor parte al mismo tiempo que Casanova, pero sin tan siquiera un ápice de su enrevesado rencor, A Short Album About Love corre las cortinas, abre las ventanas de par en par y grita a la luz del sol que el amor es la fuerza más grande de la tierra, que tiene la habilidad de cambiar a la gente y sus vidas a mejor y que puede hacer que la vida valga la pena para aquellos que recelan por sistema. Para que quede claro, incluso incluye un airoso homenaje a la pasión no correspondida en “Everybody Knows (Except You)”.

 

A pesar de haber sido grabado rápidamente y de forma muy simple durante las pruebas de sonido de sus conciertos, todo lo contrario a los dolorosos ocho meses de  exploración en el estudio que requirió Casanova, se puede presumir que esta colección de odas nada cínicas supuso un proceso de composición de mayor introspección e inspiración que Casanova. De hecho, dos de las once están entre las más conmovedoras y positivas canciones de amor jamás escritas.

 

              “Someone” es la primera, un tema mecido por un melancólico arreglo de cuerda mientras Neil Hannon da cuenta de cómo alguien cogió su vida y le abrió los ojos y el corazón a un mundo inimaginable de gozo y seguridad.

 

 Por su parte, “If” lleva el asunto de la devoción hasta el límite, con un enunciado arrastrado de las cosas que Neil Hannon haría por su nuevo amor. “Si te atacasen, mataría por ti”, recita, entre otras, como si se tratase de un nuevo y solemne Neil Diamond, mientras un oscuro oboe y la melodía del piano se van apagando.

 

Adónde nos lleva todo esto no queda claro. ¿Es Neil Hannon el amante despechado y herido de Casanova o el arrebatado pretendiente de A Short Album About Love? Si es ambos, ¿cómo ha podido pasar por tanto tormento y goce en su corta vida? Y ése es el punto más increíble de esta gloriosa colección de canciones de amor: Neil Hannon está hoy soltero y sin compromiso. ¡Quién lo diría!

Xavier Valiño

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *