THE CHEVELLES

The Chevelles, el poder de las Antípodas

 

         Después de más de una década de contratiempos con sus discos –que no con sus conciertos-, editados caóticamente alrededor del mundo, The Chevelles parecen vivir su mejor momento. Este fin de semana, desde Australia para Galicia el mejor power-pop.

 – ¿Cómo os sienta tener discos distintos editados en diversos países?

         – Un poco raro. Por ejemplo, fuimos a Brasil el año pasado a apoyar el lanzamiento de un recopilatorio titulado Delirium que tenía canciones de Gigantic y Rollerball Candy. Allí tuvimos que eliminar alguna de nuestras canciones favoritas del repertorio en directo. Aún así, es divertido tocar cosas antiguas, porque te recuerdan de dónde vienes y te pone en perspectiva con lo que haces ahora. Lo  último ha sido un EP en Australia y USA titulado Sunbleached, que no salió en España, así que hemos combinado ese disco con canciones nuevas para el disco nuevo ahí Sunseekers, especialmente para vosotros, tíos.

– ¿Alguna vez pensasteis en desmantelar la banda?

        – No. Hemos tenido varios baterías en estos años, lo que tal vez nos haya dado más trabajo para lograr cada vez que el grupo recuperara la fuerza y se sintiera cómodo, pero nunca hemos pensado dejarlo. Incluso hemos sido más prolíficos en los últimos años que al principio, con más discos editados y más conciertos. Creo que The Chevelles se están convirtiendo en algo grande ahora, haciéndose más y más fuertes

– ¿Es Sunseekers como la vuelta a la época de Gigantic, con una edición internacional y varias giras?

        – Sunseekers es un momento álgido para nosotros. Hemos grabado el que creemos que es nuestro mejor disco, con más energía de la que teníamos hace diez años. Nos encanta tener por fin un disco nuevo bien editado en España. Nos ha llevado un tiempo, pero por fin lo hemos hecho. En esta gira tenemos nueve conciertos en España, tres en Londres y unos cuantos en Brasil, todo en tres semanas. ¡No podemos aguantar la espera!

– ¿Cómo se os ocurrió una versión de Air Supply?

        –  Duane lo sugirió y todos pensamos que es una canción pop clásica con una gran melodía y bonitas harmonías… Y la aceleramos con unos decibelios de más. Nos gusta tocarla en Australia especialmente, donde todo el mundo es un fan inconfeso de Air Supply. Está en el subconsciente de todos.

– ¿Qué otras versiones habéis tocado durante estos años?

        – Un buen motón. Hace poco las hemos recopilado, así que ahí van: “In Our Lives” (Tommy Keene), “Here Comes Your Man” (The Hairs), “Looking For Lewis And Clark” (Long Ryders), “In Love With Your Girl” (The Diehards), “Behind The Wall Of Sleep” (Smithereens), “Modern Girl” (James Freud And The Radio Stars), “Jessie’s Girl” (Rick Springfield), “The Zero Hour” (The Plimsouls), “Back Of The Car” (Alex Chilton), “My Generation” (The Who), “8675309” (Tommy Two Tone), “For Your Love” (The Yardbyrds), y una gran cantidad de clásicos del surf de bandas como The Safaries, The Beach Boys, The Sunrays…

– ¿Por qué hay tal tradición de power-pop en Australia con bandas como vosotros, DM3, You Am I, o los predecesores  The Saints, Lime Spiders y Hoodoo Gurus?

         – Creo que es el sol. Y el hecho de que crecimos con una dieta de grandes grupos australianos tocando en las esquinas. En la escena independiente todos nos apoyamos y hay una sensación de continuar con esa tradición del rock and roll y el power pop. Es algo que se ha propagado por seguidores de todo el mundo y por lo que deberíamos estar agradecidos. 

– ¿Qué tiene de distinta la recepción de vuestros conciertos en España a la del resto del mundo?

        – Que hay una gente con pasión que conoce la música y le gusta demostrar que se lo pasa bien. La gente española tiene reputación de pasárselo bien y eso es evidente en nuestros conciertos. Hemos hecho grandes amigos ahí en nuestras giras y éstas son las razones que hacen que queramos volver una y otra vez.

– ¿Crees que el 2001 ha sido un buen año para el rock’n’roll con grupos como Black Rebel Motorcycle Club, Richmond Sluts, The Strokes, The Hives, White Stripes, etc?

        – Tenemos que confesar que nos hemos perdido el 2001. Estuvimos en Brasil y, después, nos pusimos a componer y a grabar, y la radio del coche se nos estropeó, así que estuvimos  aislados del resto del mundo. Fue bueno en cierto modo, ya que nos centramos en nuestro grupo. Después de confesar esto, tengo que decir que he visto a The Strokes y son un grupo de tíos con muy buena imagen y que verdaderamente saben como hacer rock and roll.

– ¿Qué queda del espíritu original de los Chevelles de 1989?

        – The Chevelles empezaron en diciembre de 1989 con la idea de hacer la clase de música que amábamos y, lo que era más importante, pasárnoslo bien con ello. En el 2002 estas dos ideas siguen siendo las mismas. Creo que las canciones y el sonido han evolucionado, aunque siempre reteniendo el “muy importante” sentimiento pop, al mismo tiempo que nos abríamos a alguna experimentación.  El grupo tiene suerte de que estamos en una posición en la que somos grandes amigos, que salimos juntos, hacemos surf juntos… Así que el principal cambio es que ahora estamos teniendo el mejor tiempo de nuestras vidas, tocando la música que nos gusta, con amigos y seguidores en países increíbles, algo que hace once años sólo podíamos soñar. 

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *