THE BEATLES CENSURA 2

The Beatles, censurados en España

132 THE BEATLES - BEATLES AGAIN (contraportada censurada E, detalle)

 

Partiendo del trabajo de investigación desarrollado en el libro Veneno en dosis camufladas. La censura en los discos de pop-rock durante el franquismo (Editorial Milenio, 2011), seguimos repasando la censura que los Beatles sufrieron en España siguiendo con este capítulo iniciado ayer.

Sus discos

En cuanto a los álbumes del cuarteto de Liverpool, la primera vez que los censores españoles decidieron reparar en ellos fue con White album (1968). En concreto, el elepé contenía un póster que se doblaba en seis partes para poder ser introducido dentro de la carpeta del disco y que llevaba varios dibujos y fotografías de desnudos, entre otras imágenes. Aunque en España no se quiso autorizar su inclusión en la carpeta del álbum, bien podía haberse hecho tal y como se publicó en los EE.UU., por cuanto en aquel país fue retocado antes de su publicación y el resultado previsiblemente no hubiese tenido problemas con la censura española.

Así, en la tercera de las seis partes del póster se podía ver en su parte superior un dibujo de John Lennon y Yoko Ono desnudos que fue eliminado en su edición en los Estados Unidos. En la cuarta de las partes del póster, justo en la esquina inferior izquierda, aparecía una muy pequeña imagen de Paul McCartney desnudo tras una barra vertical blanca colocada estratégicamente. Esa imagen también fue eliminada en la edición publicada en los Estados Unidos. Por último, en la edición estadounidense también se suprimió un trozo de la imagen aparecida en la quinta parte del póster, en la que se ve a John Lennon semidesnudo en una cama acompañado de Yoko Ono. En esta ocasión, la parte en blanco incorporada hacía desaparecer las piernas cruzadas de Lennon y, de paso, también se evaporaba Yoko Ono de la instantánea.

356 THE BEATLES - WHITE ALBUM 5 (POSTER ORIGINAL)

Si en el álbum blanco fue una parte del diseño lo que determinó su censura, también letras de la discografía de The Beatles se encontraron con problemas en España. De ese mismo disco se pretendió censurar en un primer momento “While my guitar gently weeps”, compuesta por George Harrison. La canción fue denegada por las siguientes razones, según las palabras que el censor dejó escritas de su puño y letra:

«Contiene frases demasiado crudas que la vuelven inaceptable:

“Tú estabas pervertido también

Yo no sé cómo estabas [o eras] invertido

nadie me previno”».

En este caso, la solicitud de reconsideración de su discográfica fue decisiva para su autorización, dado que en la resolución final no se recoge ningún otro criterio que lo justificara más allá de los argumentos esgrimidos por la compañía, a saber: la errónea interpretación de la letra y que el texto ya se había autorizado con anterioridad.

«Parece evidente que la palabra inverted (7ª línea de la segunda estrofa) ha sido interpretada con un sentido al cual es ajena, atentos al carácter marcadamente romántico de la pieza, que fuera originalmente publicada también en España en esta misma versión en 1968, permaneciendo 2 años en catálogo. Es casi seguro que el empleo de la misma (cuyo más probable sentido aclaramos en la nota al pie) se ha debido sobre todo a la necesidad poética de rimar con diverted (dos versos más arriba).

Por añadidura, aun cuando se persistiera en atribuirle la significación que sin duda ha originado esta denegatoria, debe tenerse en cuenta que esta canción está incluida entre muchas otras en un álbum de dos discos de larga duración; y, a mayor abundamiento, se trata de una reedición antológica, circunstancia que atenúa sensiblemente las posibilidades de que la banda afectada alcanzase una siquiera estimable difusión radiotelefónica».

Sin embargo, hubo otra canción del grupo que no corrió la misma suerte, hasta el punto de que desapareció de dos de sus álbumes en su edición española, Hey Jude (conocido también como Beatles again) y 1967-1970. Se trata de “The ballad of John and Yoko” (“La balada de John y Yoko”), el último tema compuesto conjuntamente por John Lennon y Paul McCartney. En su letra aparecían las siguientes frases que motivaron su denegación:

«Al final conseguimos un avión a París
pasamos la luna de miel junto al Sena
Peter Brown nos llamó para decirnos
“¡Ya está, todo arreglado!
Os podéis casar en Gibraltar, junto a España”
¡Cristo! No es nada fácil
ya ves lo difícil que puede ser
tal y como van las cosas

acabarán crucificándome».

131 THE BEATLES - BEATLES AGAIN (contraportada internacional sin censurar, detalle)

Del álbum recopilatorio Hey Jude (1970) se eliminó dicha canción dado que John Lennon y Yoko Ono se habían casado poco antes en Gibraltar, hecho que se mencionaba en la letra, y que en aquel momento estaba en marcha una campaña reclamando la españolidad de Gibraltar (las citas a Jesucristo en la letra de la canción tampoco ayudaron precisamente). De hecho, España y Gran Bretaña habían iniciado conversaciones sobre la colonia inglesa de Gibraltar en 1966. Poco después, en mayo de 1969, Gran Bretaña había concedido autonomía interna a su colonia con Joshua Hassan como primer ministro. Esto provocó que el Gobierno franquista cerrase la frontera en junio de 1969, interrumpiendo las conversaciones iniciadas tres años antes. Por lo tanto, una vez decidida la prohibición de esta canción por ese motivo, se suprimió el listado de temas que aparecía en la contraportada internacional del álbum para que la omisión pasara más desapercibida.

El segundo de sus discos censurados por el mismo motivo fue el doble recopilatorio de portada de color azul titulado1967-1970 (1973). En este caso, la canción “The ballad of John and Yoko” fue substituida por “One after 909”, lo que hizo de la versión española de este disco un objeto deseado por los coleccionistas. Curiosamente, una vez rematada la dictadura, en España aún se seguía manteniendo el título “One after 909” en su cubierta, a pesar de que en el disco ya se podía escuchar “The ballad of John and Yoko”.

231 WINGS - RED ROSE HIGHWAY (hoja interior censurada, E) (1)

Paul McCartney

En solitario, los componentes del grupo también padecieron el embate de la censura, A Paul McCartney se le censuró “Hi, hi, hi” del álbum Red rose speedway (1973), grabada con su grupo Wings. Aunque esta canción estuvo prohibida por emisoras como la BBC por sus referencias a las drogas, el censor español estimó que era «denegable por erótica». Traducción: «Yo voy a hacértelo / voy a hacerte dulce banana (acto sexual) / Tú nunca has sido amada».

Este elepé también fue censurado en las hojas interiores de su libreto. Entre su contenido se encontraban dos páginas con fotografías y dibujos de mujeres desnudas en distintas posiciones que fueron sustituidas en España por instantáneas del grupo ya presentes en otras partes de ese libreto, con lo que aparecían incomprensiblemente repetidas.

230 WINGS - RED ROSE HIGHWAY (hoja interior edición internacional sin censurar) (1)

George Harrison

Más curioso es lo que aconteció con la canción más exitosa de George Harrison en solitario, “My sweet lord”, que el guitarrista plagió de “He’s so fine” de The Chiffons. Aunque el tema ya contaba con autorización previa, otro expediente iniciado para la publicación de la canción “My sweet lord / today is a killer”, dentro del álbum Emergency ward! (1973) de Nina Simone no consiguió la requerida autorización. El disco, con solo tres temas, dos de ellos compuestos por el guitarrista de The Beatles, fue denegado en base a la combinación de la canción de Harrison y un poema de David Nelson titulado “Today is a killer”, aunque se aclara que por separado sí hubiesen contado con autorización.

28 Nina Simone - Emergency Ward

Según el censor de turno, «hay que hacer estas advertencias. Con el título “My sweet lord” está autorizada una canción (expediente 1267/72) del mismo autor, pero muy breve, con solo algunos versos de los aquí presentados. Ahora funde dos títulos en uno, “My sweet lord” y “Today is a killer”, y aunque separadamente podrían ser ambos autorizados, al juntarse unen dos versos irreconciliables: “¿Quién eres tú, Señor? Tú eres un [asesino] matador”. Es pues, en su estructura actual, denegable».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *