The Afrosound of Columbia, Volume 2

VARIOS: The Afrosound of Columbia, Volume 2 (Vampisoul)

The Afrosound of Columbia, Volume 2

 

Vampisoul presenta una nueva colección de bombazos tropicales con aires funk, folk y psicodélicos provenientes del fecundo catálogo de Discos Fuentes (y sus subsellos Tropical y Machuca). Ya para el primer volumen acuñaron el término ‘afrosound’, un concepto inventado y apropiado de la discográfica que ahora cumple 80 años, que se refiere a una excitante y a veces extraña banda sonora que relata la aceptación, evolución, difusión y el éxito popular de la rica herencia afrocosteña de Colombia a lo largo de un periodo de 30 años.

La música fue transportada desde el Caribe y los territorios rurales de la sabana a las regiones montañosas del país más industrializadas, donde fue traducida, simplificada, fabricada, reciclada, modernizada y globalizada (con aditivos de tierras lejanas). Gracias a la visión empresarial y musical de Don Antonio Fuentes se vendió a Latinoamérica (y posteriormente al resto del mundo) para que bailase al son de sus queridos ritmos costeños desde ciudades como Medellín y Bogotá, donde la mayor parte de la industria musical residía desde los años 50 a los 80.

Esta afro-vibración se envió desde las frías y neblinosas altas montañas y bajó hasta las llanuras, los ríos sinuosos, los verdes valles, la jungla humeante y las orillas susurrantes del mar, donde se vendió a las regiones que inspiraron su origen. Se podía encontrar en tiendas de herramientas, de instrumentos musicales y de alimentos, o sonando en las radios de autobuses, coches, camiones y barcas de pescadores. Se oía en bares, hoteles o en los transistores de las playas. Se pinchaba a todo volumen en los equipos de las verbenas de las calles y en los palenques, clubes sociales y fiestas de las casas en los barrios de clase obrera, en cualquier baile o festival que tuviese lugar en una plaza.

Este increíble caudal de oro negro decoraba y enriquecía las calles de Cali, Buenaventura, Cartagena, Barranquilla y se convirtió en un símbolo de orgullo y parte de la identidad colectiva colombiana. Y aquí están 24 piezas imparables de Orquesta Ritmo de Sabanas, Fruko y sus Tesos, Wganda Kenya, Los Corralejos de Majagual o Machuca Cumbia para probarlo y dejar bien alta la herencia de Discos Fuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *