The Act of Killing

The Act of Killing (Cameo-Avalon)

 

 

  

 

A 20 pasos de la fama se llevó este año el Oscar al mejor documental. Inmerecidamente, añadiría, y no porque no lo mereciera, sino porque es imposible pensar que The Act of Killing no sea el trabajo más completo y complejo de los últimos años. Tenía un precedente, (S-21: la máquina roja de matar, de Rithy Pahn) pero ni eso le resta un ápice de su valor.

 

 

 

Lo que aquí se recuerda es el genocidio de un millón de comunistas por los paramilitares en Indonesia tras el golpe de Estado de 1965. El mérito del director Joshua Oppenheimer, que invirtió ocho años en ello, es haber conseguido que varios de sus mayores responsables relaten a la cámara sus crímenes, sin remordimientos, recreándose y vanagloriándose de ello.

 

Además, les da la posibilidad de rehacer como ellos quieran aquellos horrores. Lo hacen rodando una película en la que, amparados en su condición de gángsteres que todavía imponen su miedo, obligan incluso a participar a los descendientes sumisos de aquellos a los que asesinaron. Solo cuando estos matarifes que se creen por encima de cualquier ley ven lo que han grabado, la ficción, les surge un mínimo atisbo de duda por lo que hicieron. Y ahí la cinta se supera a sí misma, planteando aún dilemas mayores. Cine incómodo, cine mayúsculo.

 

{youtube}SD5oMxbMcHM{/youtube}

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *