TESTIGO

Testigo

Thomas Kruithof (Surtsey)

 

 

Imposible ver esta película y no recordar de alguna forma uno de los más apasionantes y logrados filmes de los últimos años, La vida de los otros. Es cierto que también recuerda a clásicos de los años 70 como La conversación o Todos los hombres del Presidente, pero la historia de un tipo escuchando conversaciones de otros tiene muchos puntos en común con la primera, aunque no llegue a emocionar de la misma forma al quedarse en una historia de conspiración política con menor peso de las emociones.

 

Como las tres citadas, hay aquí una buena muestra de cine negro clásico, de suspense al que se le añade un elemento de cine social contemporáneo que le otorga aún mayor credibilidad. Tratada con colores fríos y casi carente de acción, la tensión viene dada por los oportunos giros del guion y la forma original de filmar acciones repetidas y rutinarias.

 

François Cluzet aporta veracidad a ese hombre común enfrentado a una situación excepcional, que va evolucionando a medida que se descubre una trama para la que todas las posibles soluciones aparentes tendrían consecuencias nefastas. No todos los secundarios están igual de desarrollados (el personaje femenino poco aporta), pero eso no impide que el debut del director Thomas Kruithof sea una acertada puesta al día del thriller.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *