TERRAKOTA

Terrakota, explosión afro-global mestiza

 

 

 

En su cuarto disco, World Massala, Terrakota sigue derrumbando barreras para fusionar músicas y reunir a personas de todos los lugares del planeta. Con la ayuda de un grupo de invitados, los embajadores de la multiculturalidad portuguesa continúan ampliando sus horizontes musicales llegando a lugares como Rajasthan, Angola, la India carnática, la Cuba urbana y más allá.

 

 

Han pasado diez años desde el primer viaje que el grupo hizo a Burkina Faso, Malí y Senegal. Junio, Alex y Humberto fueron allí con el propósito de experimentar en persona el pulso auténtico de las percusiones y las armonías africanas, estableciendo un fuerte vínculo con instrumentos como el n’goni y el balafon y aumentando su nivel en la interpretación de la guitarra africana y los instrumentos de percusión.

 

Aquel viaje los inspiró enormemente, hasta el punto que desde entonces el viajar se ha convertido en la principal fuente de ideas para Terrakota. Brasil, Marruecos, India, Jamaica, Cuba, Guinea, Gambia, Costa de Marfil, Mozambique, Cabo Verde, México, Turquía… Nombra un país. ¡Seguro que Terrakota ya ha estado allí!

 

Mezclar todas estas culturas está bien, pero, ¿cómo llamar al resultado? ¿Fusión? ¿Fusión global? ¿Música mestiza, como lo llaman los franceses? En el facebook de Terrakota se sugiere un nombre: ¡Explosión afro-global mestiza! En realidad, esto ya no importa. Terrakota ha fundado su propio género musical: ¡world massala! La palabra ‘world’ se refiere al world music y ‘massala’ a la fusión, ya que massala es una mezcla de especies usadas muy a menudo en la cocina india. No hay que darle más vueltas, sino clasificar al grupo bajo la categoría ‘world massala’. Esto equivale a crear nuevas y originales fusiones musicales sin temor a experimentar, haciendo jams hasta encontrar una fórmula en la que las tradiciones musicales antiguas acogen al siglo XXI.

 

 

Punjabi afro-reggae: una fusión rompedora

 

El lugar donde comenzó a gestarse el disco fue la India. “Estábamos trabajando en un tema de reggae con fuertes elementos de música hindú cuando de pronto nos llamaron del festival Ladakh Confluence para actuar en la India, específicamente en la azotea del planeta, el Himalaya; esto fue en agosto de 2009”, explica Junior, el cantante y multiinstrumentista de Terrakota.

 

“Aprovechamos la ocasión para grabar a numerosos músicos en el estudio improvisado que montamos en la habitación de nuestro hotel, en Leh. Una vez de regreso en Lisboa, incorporamos a estas grabaciones nuestras propias “especies” y fue así como la India hizo su entrada en la música de Terrakota, algo que se nota claramente en el primer sencillo, “World Massala”.

 

La banda introdujo el sitar en su disco de 2007, “Oba Train”, aunque no se atrevió a componer un tema con sonoridad hindú hasta que viajó a la India, manteniéndose fiel a su principio de absorber nuevas tradiciones musicales a través de los viajes y tomándose el tiempo necesario para recibir clases con los músicos locales.

 

El primer sencillo del disco, “World Massala”, es una fusión musical que probablemente no se ha intentado llevar a cabo hasta ahora: Punjabi afro-reggae. En esta fusión se superan las distancias entre India y Jamaica. Por una parte, los músicos gitanos de la agrupación Rajasthan Roots se ocupan del ritmo y otorgan a la canción una energía auténticamente gitana. Por la otra, el cantante carnático Mahesh Vinyakram y la estrella de Bollywood Vasundhara Das llevan el tema a un sonido místico.

 

 

 

 

Letras con mensaje

 

Las letras portadoras de mensaje han constituido una de las señales de identidad de Terrakota desde sus inicios, de modo que cuando la banda interpreta un afrobeat, puedes estar seguro de que se expresa abiertamente. En “Slow Food”, tema grabado con los amigos músicos de la banda de funk portuguesa Cool Hipnoise, Terrakota se muestra fiel a la tradición del afrobeat de interpretar canciones con un mensaje y recomienda a la gente comer “comida lenta” -es decir, sana- en vez de comida rápida. El que Terrakota interprete un afrobeat no debería sorprender, ya que la banda tiene un proyecto alternativo de afrobeat, la KotaCool Afrobeat Orchestra, una banda que ha hecho numerosos y espectaculares conciertos alrededor de Lisboa durante el último año.

 

Pero “Slow Food” no es el único tema con un mensaje que compartir. En “Gripe Económica”, el rapero cubano residente en Barcelona, Kumar, suelta una rima tras otra criticando fuertemente la engañosa información de los medios sobre la necesidad de vacunarse contra la supuesta gripe A. El mensaje de Terrakota es claro: “¡No tomen la vacuna!”

 

Romi, la cantante del grupo, escribió la letra de “Ilegal” inspirada en la frustración que experimentó en una situación personal: Romi no tuvo documentos de identificación durante años y no fue reconocida como ciudadana angoleña, pues su certificado de nacimiento fue quemado durante la guerra en el Sur de Angola. Portugal tampoco la reconoció, a pesar de haber llegado como refugiada de guerra cuando tenía solo dos años. “¡Fue increíble, pero la situación se resolvió mientras escribía esta canción!”, comenta Romi aliviada.

 

“Escribí la canción en apoyo a todas esas personas que no tienen documentos de identidad, en especial para aquellas personas desplazadas por conflictos políticos. Nosotros en Terrakota creemos que todas las personas deberían tener el derecho a viajar y vivir donde quieran, independientemente del color de la piel, la nacionalidad, y las creencias.”

 

Grabar con el compositor y cantante Paulo Flores, la mayor estrella del avant-garde en Angola, fue la experiencia que más estremeció a la banda en el estudio. En el tema “Raíz”, un dúo a capella estilo Zap Mama que avanza sobre la base de un enérgico semba (estilo musical tradicional de Angola) liderado por la guitarra, Flores lleva de la mano a la princesa africana Romi en búsqueda de sus raíces angoleñas. La canción “Né Djarabi”, por otra parte, nos conduce directamente al antiguo imperio africano de Mande, con Alex tocando una guitarra acústica al estilo del famoso músico senegalés Mansour Seck, Romi cantando en Dioula (lengua de Burkina Faso) y Flores acompañándola con su voz y dando al tema un toque angoleño. Este formato acústico abre una nueva perspectiva para Terrakota y permite que la voz de Romi brille como nunca antes lo había hecho.

 

Así que en World Massala los adalides de la fusión afro-lisboeta han vuelto a hacer uso de una amplia paleta de colores para dibujar un mundo sin fronteras. El disco ha sido grabado y mezclado con gran experticia por el productor portugués de la escena afro-beat Laden. Se trate de reggae, samba, afrobeat, flamenco, rap, o de exóticos ritmos como el mbalax, funana, batuque, maracatu, o chimurenga, Terrakota lo combina todo con facilidad en el género que han creado y que da título a su nuevo álbum.

 

{youtube}IRCrNOB_pVE{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *