TACHENKO

Tackenko, este pop merece otro

 

 

Formación estable, tres discos a sus espaldas, un recopilatorio, cambio de compañía por el medio, respaldo a Micah P. Hinson en su gira española… Tachenko siguen siendo los mismos, pero con su estilo mucho más depurado. Pop, y sólo pop, aunque no sea lo único que pueden hacer. Pero lo que hacen, lo hacen muy bien, y Os reís porque sois jóvenes está aquí para demostrarlo.

 

¿Qué fue lo que os planteasteis antes de entrar a grabar este nuevo cuarto disco?

– Sergio: Queríamos que fuese un disco de pocas canciones pero bien trabajadas. Queríamos darle a cada canción lo que necesitase y queríamos que fuese un disco del que hubiese pocas cosas de las que arrepentirse después, lo que necesita mucho tiempo, tanto de composición como de grabación. Pero sobre todo queríamos que nos gustase mucho…


¿Algún disco, algún momento de la historia del rock, algún artista que hayáis tenido más en mente a la hora de hacer este cuarto disco?

– Sebas: Siempre hemos pertenecido a una tradición más pop, un poco la que parte de los años sesenta… De hecho, los discos de los Rolling Stones que más nos gustan son los de su época ‘sixties’. Pero siempre hemos escuchado muchísimo a grupos como 091 o Andrés Calamaro (que, por su empleo de las melodías, también tienen un componente ‘popero’).


Estoy por decir que me parece vuestro disco más luminoso, pero si vuelvo a escuchar los anteriores, no es como para apreciar que hay esa gran diferencia. ¿Cómo lo veis vosotros y qué es lo que está comentando la gente?

– Sebas: Quizá parezca el más luminoso por la claridad de todos los arreglos, de las composiciones en general (es decir, con respecto a la producción). Pero temáticamente son las letras más oscuras que he escrito. Nos gusta ese contraste entre la luminosidad de las melodías y la oscuridad de las letras.

– Sergio: Creo que es el disco más redondo que hemos grabado y en el que mejor se entienden las melodías y las guitarras. Eso aporta luminosidad evidentemente…


He preguntado a distintos amigos y cada uno me hablaba de una canción favorita distinta en este disco: “Escapatoria”, “El peligro”, “Sombras, tormentas”, “La resistencia”… ¿De cuál estáis más contentos y cuál veis que es la que más está gustando y mejor es recibida en directo?

-Sebas: Yo le tengo especial cariño a “Vámonos”… Pero va por ciclos, cada semana disfruto más con una distinta. Estamos comenzando con los directos: en el primero de la gira tuvieron mucho éxito “Escapatoria” y “Sombras, Tormentas”, dos temas bien distintos…

– Sergio: Para mí, “Compañeros del metal” es una pieza clave en este disco y en el directo, es la primera en ambos y es un toque de atención al espectador. También “Vámonos” y “Resistencia” son parte fundamental de las diferentes líneas que seguimos.


Yo, en concreto, para reafirmar lo de la pregunta anterior, me quedaría con “Vámonos” y “Tírame a un volcán”. ¿Qué me podéis contar de ellas?

– Sebas: La verdad es que esas dos canciones van en el mismo pack: en ambas compuse yo la melodía y la letra, y Sergio hizo casi todo el trabajo de guitarras y coros. Pensé que lo podía hacer mejor que yo y les sacaría mucho más partido (además, así me resulta más fácil cantarlas)… Él ya sabe lo que tengo en la cabeza, y lo lleva a la práctica sin tener que explicárselo. Con respecto a las letras, ambas giran en torno al concepto de búsqueda y de huida hacia delante para, al final, llegar siempre otra vez al punto de inicio. Son dos de las canciones más clásicas del disco, frente a las que compone Sergio, que tienen un toque más psicodélico. Así lo veo yo desde dentro, no sé cuál será la percepción externa.


¿Cómo influye, a la hora de componer, tener por fin una banda estable desde hace ya un tiempo y muy rodada en directo?

– Sebas: A la hora de componer, no influye demasiado; tanto Sergio como yo llevamos las melodías bastante acabadas al local (a él sí que le gusta más sacar partes mientras ensayamos). Pero Edu y Alfonso son unas máquinas y crean unas bases muy potentes, le dan tal o cual estilo a la canción. Además, Edu también ha aportado alguna canción para este disco. Sí es cierto que, una vez que tenemos todas las partes, la canción puede cambiar para potenciar alguna de ellas en concreto.

– Sergio: Lo más importante es que el grupo se comporte como tal, se entienda y que no haya que explicar cada paso que se da, tanto en la composición como en el directo. Es lo que más cuesta y lo que más se nota a la hora de obtener buenos resultados.


¿Se puede decir que este disco está más trabajado en los arreglos? ¿Qué buscabais?

– Sebas: Sí. Tras grabar el anterior disco en directo, queríamos volver al espíritu de Nieves y rescates, pero hacerlo mejor, con conocimiento de causa.

– Sergio: Sobre todo, hemos intentado dar a cada canción lo que pedía. Desde la crudeza de “El Resplandor” hasta los arreglos interminables de “El peligro”. Cada canción tiene sus necesidades y no nos hemos cortado un pelo a la hora de dárselas.

Al igual que con el anterior álbum, este disco tiene un título de los grandes, de los que se recuerdan. ¿A quién se le ocurrió esta vez y cuál fue la motivación?

– Sebas: Es una frase cazada al vuelo en un bar por la noche, y sacada de contexto: ahí es donde cobra significado. Se le ocurrió a un amigo nuestro, Antonio, bajista de Niños del Brasil, que acababan de tocar en acústico en FNAC. Nos empezó a enseñar un vídeo del concierto en youtube y nos empezamos a reír (no de él, que le tenemos mucho cariño, ni de su grupo… simplemente nos hizo gracia). Y soltó lo de “Os reís porque sois jóvenes”… Pensamos que era un título cojonudo, le pedimos permiso, y así quedó. Pero lo importante es la libre interpretación: es un título bastante sugerente y lo suficientemente ambiguo como para que nos guste.

 

 


¿Cómo es la colaboración entre Sergio y Sebas con el tema de las melodías y las letras, para que uno cante lo que el otro compone?

– Sebas: No es exactamente así… Las melodías de las canciones cantadas por Sergio las compone él, no yo: él me las pasa y yo les pongo letra. Desde el principio nos resultó fácil trabajar así, y yo siempre he intentado atender a las acentuaciones de las melodías que me graba, para que al cantarlas en castellano no se desvirtúe nada, no cambie nada. Y en las canciones que canto yo, la melodía y la letra son mías, pero luego entre todos decidimos por qué camino es mejor llevarla, y Sergio siempre les da su toque personal con los ya característicos coros y guitarras.


¿Qué tiene que tener para vosotros la perfecta canción pop?

– Sergio: Una melodía redonda, seguida por unos coros a la altura. ¡Lo fundamental es que todo el resto de arreglos, ritmos y demás estén al servicio de la canción!


Persiguiendo esa perfecta canción pop, ¿llega uno a frustrarse por no conseguirla o, por el contrario, se siente orgulloso de ir dejando por el camino esos bonitos intentos frustrados?

– Sebas: Yo, realmente, nunca me he planteado intentar la ‘perfecta canción pop’… Realmente las canciones que hago parten de la intuición.

– Sergio: Creo que es la búsqueda lo interesante; encontrarla es muy difícil y seguramente no será para tanto.


¿Qué fue lo que os decidió en su momento a hacer un grupo de canciones pop, y no de otro estilo? Lo digo porque mucha gente os acaba de descubrir en otra tesitura tocando con Micah P. Hinson y se habrá sorprendido pensando que podíais hacer otros sonidos.

– Sebas: En ningún momento te planteas que eres un grupo de pop” simplemente comienzas a componer las canciones que te salen… Pero sí es cierto que, como dice Sergio, hacemos pop porque nos apetece, pero no porque no nos quede otro remedio… Es nuestro ‘habitat natural’, pero disfrutamos como locos tocando las canciones de Micah, con un toque más folkie y más rockero en ocasiones… Además, nos sentimos muy cómodos interpretando canciones ajenas y, aparentemente, tan lejanas a nuestra tradición. El propio Micah se sorprendió para bien.


¿Cómo fue la gira con él?

– Sebas: Fue todo un placer, tanto la gira como los ensayos previos. Es un nuevo amigo.


¿Cómo lo veis a él, con todo el aura de malditismo que lo rodeaba hasta no hace mucho?

– Sebas: Cuando convives con él durante dos semanas durante prácticamente todo el día ves que hay mucha tontería con respecto al asunto. Hay que decir que, si las leyes en España fueran igual que en Estados Unidos, el cincuenta por ciento de nosotros hubiera dormido en la cárcel más de una noche, y no estoy exagerando. Es cierto que ha tenido una vida complicada, pero conversando con él, cuando te lo explica, el aura de ‘malditismo’ se esfuma y ves simplemente eso: un chaval que tuvo una mala época y que supo y pudo salir de ella a base de componer canciones espectaculares. Por otra parte, Micah es muy inteligente y sabe jugar con ese ‘aura’: utiliza todo lo malo que le pasó para transformarlo en puto arte.


¿Y cómo se ve el grupo a sí mismo colaborando con otro artista? ¿Distinto?

– Sebas: Sí, es otro concepto. Nos gustó vernos como ‘banda’ un poco en la sombra, yo creo que repetiremos…


Por último, ¿qué habéis sabido últimamente del baloncestista ucraniano que os dio nombre?

– Sebas: Hace un par de años estuvo en España y nos firmó un disco de Tachenko. Se le veía bien. Y creo que un hijo suyo vive aquí, también. En los últimos años de su carrera, Vladimir jugó en un equipo de segunda de la liga de baloncesto nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *