SURFER BLOOD LIVE

Surfer Blood: estirando los 90

 


Anoche, Surfer Blood iniciaron su gira de noviembre por España. En Santiago de Compostela estuvieron acompañados por Eladio y los Seres Queridos, antes de las dos citas que los llevarán el sábado a Madrid y el domingo a Barcelona como teloneros de Interpol.

 

Cuando alguien pensó en este doble cartel, no tuvo en cuenta la diferencia entre la veteranía de Eladio y sus acompañantes con la supuesta bisoñez de unos chavales llamados Surfer Blood que, recién salidos de la Universidad de Florida, andan girando por ahí presentado su debut de título Astro Coast. Sin embargo, por difícil que parezca, y a pesar de la diferencia de sonidos entre ambos combos, todo cuadró perfectamente.


Evidentemente, está la diferencia de edad. Con sus aventuras precedentes (Los Tres Sudamaricones, Tony Lomba & Elio dos Santos), Eladio Santos no obtuvo mayor reconocimiento. Su primer disco, Esto que tienes delante, llegó algo más lejos, con ese pop adulto, con las voces en primer plano, melodías redondas, guitarras acústicas y arreglos de teclado. Eso es justo lo que hace en directo, sin grandes alardes, pero de forma efectiva, con bastantes bolos en los últimos tiempos y preparando la edición de su segundo álbum previsto para febrero.


Además de recuperar de aquel álbum “Medidas desesperadas”, “Sueño de Dios”, “Al Himalaya”, “Espanha a las 8” o “No quiero perderte” (interpretada últimamente en gallego), aprovecha para presentar temas nuevos como “Están ustedes unidos”, “Viviendo con miedo” o el enorme “Con el corazón”, que debería ayudarle a despegar definitivamente.

 


Cuando Surfer Blood entran en escena, aparece la duda. Sus apariencias descolocan: un cantante, John Paul Pitts, que parece un émulo de Erza Koenig de Vampire Weekend; un guitarrista, Thomas Fekete, que podría pasar por cualquiera de los Pavement más estáticos y felices de estar sobre el escenario, con su perenne sonrisa; un batería, Tyler Schwarz, que uno diría que está en Weezer; un percusionista-teclista, Marcos Marchesani, al que seguro que le gustaría estar en Animal Collective; y un bajista que podría ser de cualquier grupo o, mejor pensado, sólo de éste, porque aquí no está fuera de lugar.


Y los referentes no engañan. De todos, y más, tienen estos chavales que seguro empezaron escuchando música con el rock independiente americano de los 90. Su imagen aniñada despista: lo que hacen, lo hacen perfectamente, como si llevasen los mismos años que Eladio o más, como si estuviesen metidos en una gira interminable, como si hubiesen aprendido los resortes del escenario hace tiempo. Seguridad, aplomo, carisma en el cantante, sonido perfecto, un guitarrista que se sale (especialmente al principio; le sientan peor los temas donde todos van a degüello), canciones que ganan en duración y en matices (ejemplo: “Take It Easy”)…


Tan solo la duración del concierto, una hora escasa, recuerda que aún les falta repertorio. Tras interpretar todo su primer disco (excepto “Slow Jabroni” y dejar un as para los bises) y dos canciones nuevas (una de título “I’m Not Ready”, la otra simplemente “New Song”), se despiden con la versión del “Box Elder” de Pavement, con el cantante lanzado a la pista mezclándose entre el público y la seguridad de quien sabe que no necesita ocultar sus referentes.


Al minuto, John Paul Pitts regresa solo para los bises, guitarra en mano, con una canción por la que incluso revolotea el espíritu de Billy Bragg, alguien que seguramente él no ha tenido tiempo aún de escuchar. Eso sí, cuando el resto del grupo se le une de nuevo para un “Neighbor Riffs” igualmente estirado y más reluciente que en disco, Yo La Tengo parecen haber tomado de nuevo la Sala Capitol. La sombra del indie de los 90 es muy alargada, aunque algunos consiguen incluso que se mantenga vigente y de nuevo apetitoso. Surfer Blood ocupan, por ahora, ese privilegiado lugar.

 

(Sala Capitol, Santiago de Compostela. 11 de noviembre de 2010. Público: 150 espectadores. Promotor: Heineken Music Selector)

 

(Ver más fotos)

 

{youtube}Rpi74QmxdiA{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *