SUPER FURRY ANIMALS

Super Furry Animals, energía fantasma

 

 

“Los altavoces y micrófonos funcionan con energía fantasma, no llevan pilas, no están conectados a la red y aún así funcionan. Del mismo modo, somos una banda compuesta como cualquier otra, pero escribimos temas, tocamos música a la gente y no sabemos por qué. Es una fuente misteriosa de energía. Me gusta la idea, una energía fantasma que nadie comprende.”  

Gruff Rhys está hablando acerca del sexto álbum de Super Furry Animals, Phantom Power (el séptimo si se incluye la recopilación de rarezas Outspaced editada en 1998). “Phantom Power suena también como una fuente siniestra de energía que controla el mundo más allá de la comprensión de la gente. Muchas de las cosas que suceden en la actualidad parecen completamente ilógicas; creo que observamos la evolución del mundo con incredulidad.” 

Lo cierto es que, aunque Super Furry Animals nunca fueron considerada una banda reivindicativa, el grupo ha hablado de temas muy actuales a lo largo de su historia: el calentamiento global de la tierra en “Northern Lites” y “Alternate Route To Vulcan St.”, la sobrecarga de comunicación en “(Drawing) Rings Around The World” y “Wherever I Lay My Phone (That”s My Home)” o la muerte y las comunidades rurales en “Pan Ddaw”r Wawr”. Hasta cierto punto, Phantom Power no es distinto: temas acerca de la guerra, el derramamiento de sangre y la radiación.  

Así lo explica Gruff: “Estamos viviendo momentos muy duros. Absorbemos todo lo que nos dicen por la tele y lo regurgitamos. Supongo que es casi inevitable crear letras así en un momento en que nuestra máxima atracción se centra en la guerra. Musicalmente, como banda, tendemos a regurgitar lo que absorbemos de nuestras colecciones de discos, y supongo que líricamente ocurre lo mismo, los temas de conversación de los últimos años se han centrado en la violencia mucho más de lo normal. ¡Los medios nos han puesto en un estado de máxima paranoia!” 

Y aún así, Phantom Power puede ser también el álbum más íntimo de los Super Furry hasta la fecha. “Hay muchos temas en el disco acerca de las relaciones rotas y la guerra, creo que van de la mano. Pero siempre con una perspectiva positiva del futuro.”  

Así, “Father Father” refleja el lado meditabundo de la banda. Además, el primer single, “Golden Retriever”, afronta el léxico anticuado del idioma de los bluesmen, mientras que “Out Of Control” puede ser el momento más metal de la banda hasta la fecha, con esa forma de espetar lenguaje televisivo.  

Musicalmente, su nuevo álbum es tan esquizofrénico como los anteriores. Grabado durante la segunda mitad de 2002 con la ayuda técnica de su colaborador de toda la vida Gorwel Owen y Tony Dougan (“que ha trabajado con la mitad de Glasgow”) gran parte del álbum tomó forma “en nuestro propio estudio, a altas horas de la noche, en un bloque de oficinas de Cardiff. Montamos tiendas de campaña en los pasillos por la noche para grabar las guitarras acústicas y teníamos que llevárnoslas por la mañana antes de que otra gente, los vecinos, llegaran a trabajar.” 

Curiosa forma de grabar un disco. “Hay un modisto en el piso contiguo, un diseñador de interiores en el otro, encima está No.Brake, la gente que hace nuestra website y que nos ha estado produciendo el DVD, así que pudimos trabajar en la parte visual y el sonido al mismo tiempo. Nuestro percusionista Kris Jenkins tiene un estudio más abajo y estuvo trabajando en las remezclas, el modisto hizo unos globos para una de las secuencias… Creo que todo el mundo ha estado involucrado en el proyecto de una forma u otra en algún momento.” 

Con Super Furry Animals de nada sirve usar sus discos anteriores para hacerse una idea de lo que serán sus nuevos temas. Si existe un vínculo entre su desorbitada obra del 2000 Rings Around The World y Phantom Power, puede ser el tono global del disco (aunque Gruff admite, “creo que éste es menos satírico”), pero no la música. Este disco cálido, sincero y a menudo con base acústica, supone un salto de los excesos de Rings Around The World.  

“No nos hemos sentido presionados para lucirnos, simplemente queríamos impresionarnos a nosotros mismos. El último disco fue el primero para nuestro nuevo sello y quisimos hacer una obra completamente ambiciosa y llamativa porque podía ser nuestra única oportunidad de hacer ese tipo de trabajo, con técnicos y estudios caros, con tiempo más que de sobra. Le sacamos el máximo provecho, ésas fueron las instrucciones que nos dimos a nosotros mismos. Un enfoque similar al de nuestro primer trabajo, acostumbrados a trabajar en casa de Gorwel Owen. Consideramos Fuzzy Logic como la oportunidad para pasarnos seis semanas internados en un estudio con jacuzzi y tres comidas al día. Creo que el disco habría sonado mejor si lo hubiéramos hecho en casa de Gorwel Owen. Y eso hicimos con Radiator.” 

Por lo tanto, parece que el grupo ha decidido volver la vista hacia las canciones clásicas, con su melodía. “Con este disco no nos hemos sentido presionados para hacer una segunda parte de Rings Around The World. Desde el punto de vista de la producción, hemos podido seguir nuestro propio olfato y experimentar con el lado técnico por nosotros mismos. Me da la impresión de que es más cálido; queríamos hacer un trabajo más humano. El último fue obra de científicos y un ordenador. En cierto modo hay menos de lo que hablar y más que escuchar en este trabajo.”

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *