SUITE

Suite, plexos solares y aptitudes interpretativas

 

            Lo de Suite fue un encuentro a cuatro bandas. Luis conoció a Álvaro cuando el primero giraba con El Diablo en el Ojo por Andalucía, y el segundo les hacía de road manager entre serranitos y discotecas. Más tarde se reencontraron en Barcelona, adonde fueron a parar rebotados de varios sitios. Robert y Álvaro se conocían de otra producción, esta vez con los Carrots.

 

            Por ese entonces Álvaro graba su primer disco en solitario bajo en nombre de S. olo, en el que incluye una canción dedicada a los Carrots. El último en incorporarse es Robert Gómez, en el “lugar adecuado en el momento adecuado”. Un héroe local, virtuoso guitarrista, compositor en la sombra y un pieza contenta. A éste más bien lo amenazaron… Tras unos cuantos ensayos, fiestas varias y exaltaciones de amistad, nace Suite.

 

En una primera escucha de su debut, Piezas Contentas (una nueva entrega de Sir Paco Loco), se adivinan influencias evidentes. Luis: “Escucho a Grandaddy, Broken Social Scene, Archer Prewitt, J.J.Cale, Roxy Music…” Álvaro le pega a MC5, Flamin’ Groovies, The Beatles, Wilco y Supergrass entre otros muchos, y Robert está buscando al Mesías del rock “entre J.J.Cale, Paul McCartney, AC/DC, White Stripes y The Rolling Stones”.

 

Les preguntamos sobre sus canciones y nos dicen que componen y escriben los tres, que hablan un poco de sensaciones y sentimientos universales, cosas que nos afectan un poco a todos: “el desengaño, el amor, el sexo, vivencias cotidianas de gente que roza la normalidad siempre un poquito más allá de la raya. Hablan de cosas que le pasan a gente conocida y que merecen la pena ser contadas”.

 

Luis asegura que “no es que seamos un grupo conceptual ni que tengamos fijaciones particulares”. De todo esto escriben utilizando el castellano por motivos de inmediatez y belleza. “Con la música de Suite recibes un golpe serio y contundente”, dice Álvaro. “Tenemos un alto porcentaje de mezcla de influencias eclécticas entre los tres, y de esta alquimia sacamos un rock personal, elegante, sexy y vitamínico”.

 

Piezas contentas tiene un sonido que aseguran respetar en sus directos. Álvaro: “Además, así lo pasamos mejor”. Robert: “Supongo que suele haber diferencias entre los distintos conciertos dependiendo del sitio, ambiente y disposición personal, aunque intentamos garantizar un buen rato con nosotros y nuestra música”. Luis: “Música, vasos rotos y expulsiones a manos de guardias de seguridad montañosos, definitivamente, somos un grupo Zen”.

 

A la hora de preguntarles por esa actitud entre gamberra y hedonista que rezuman estos tres tipos, la respuesta se hace esperar unos instantes, hasta que Luis se lanza al ruedo. “Definitivamente, Suite no es un grupo de angelitos, no lo parecen y no lo son. Intentamos pasarlo bien sin molestar a nadie pero a veces no lo conseguimos y varios clubes ya nos prohíben la entrada, bueno, a Robert no, que es el más cantiduvi. Por el camino nos lo solemos pasar muy bien aunque yo no diría que somos un grupo de hedonistas indolentes; nos preocupa nuestro entorno más inmediato y cómo andan las cosas por Barcelona”.

 

Los otros se animan. Álvaro: “Para salir de noche en esta ciudad tengo que ingerir algo que me dé mucha alegría”. Robert: “La verdad es que intentamos llevar una vida nocturna decente y en condiciones”. Se les va un poco la pelota y me hablan de que Robert siempre ha querido y quiere ser Superlópez, que Álvaro tiene medio disfraz de Spiderman y que Luis sueña con Estela Plateada. La verdad es que Suite bien podrían ser superhéroes: en un año tienen un debut sobresaliente, un directo contundente y lleno de guitarras y armonías, un productor como Sir Paco Loco moviendo hilos, la editorial de BMG, y gente con expectativas, aún difusas, de ofrecerles un futro merecido.

 

Malas lenguas hablan que bandas de respetado estatus temen la gira de presentación de Piezas Contentas. Nosotros lo estamos esperando con ansia. Luis: “En abril abriremos la gira de presentación en Sidecar, para pasar de un salto a Madrid. De ahí subiremos a presentarnos en el Norte. Y para principios de primavera esperamos pasear nuestros flamantes culos por tierras andaluzas”.

 

Álvaro: “Conozco un par de calas guapas donde acampar con backline y todo”. ¿Y para cuándo un video-clip? Coinciden los tres: “Rodaremos uno en cuanto el disco esté en las tiendas y acabemos nuestras clases de Tai-Chi para equilibrar plexos solares y aptitudes interpretativas”. Se harán querer estos Suite. 

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *