Standing at the Sky’s Edge

Standing at the Sky’s Edge (Parlophone-EMI, 2012)

Standing at the Sky’s Edge

 

Acompañando a la entrevista que publicamos el pasado sábado, escogemos los tres discos esenciales de Richard Hawley. Aquí el tercero y último, Standing at the Sky’s Edge.

Por segunda vez en su carrera en solitario, Hawley reacciona frente a su anterior álbum. Tras las canciones largas y oscuras de su predecesor, Hawley se presentó más guitarrero que nunca en Standing at the Sky’s Edge, recordando su pasado en Longpigs o como guitarrista de sesión para grupos innombrables versionando a, sin ir más lejos, Red Hot Chili Peppers. La primera mitad trae a la cabeza la voz profunda y las guitarras pesadas de, ejem, Mark Lanegan (aunque el corte que le da título recuerde más a “Wanted Dead or Alive” de Bon Jovi).

A partir de ahí llega lo mejor, con la melodía de “Don’t Stare at the Sun”, la nostalgia lúgubre de “The Wood Collier’s Grave” y su atinado ejercicio en la introspección-rabia guitarrera-calma de “Before”. No extraña, pues, que en 2015 Hollow Meadows se pueda entender, de nuevo en un proceso de acción-reacción, como una vuelta a lo que tan bien hizo hasta 2005.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *