STANDARD

 Standard, libertad en el Módulo

standard1

 

         En poco tiempo, Standard se han consolidado como una de las mayores sorpresas del pop estatal. Tras ganar el Proyecto Demo del Festival Internacional de Benicassim, el grupo edita ahora su primer disco, 3000V, 40000W. Nos lo presenta Deu, su bajista.

 

¿En qué momento nace el grupo?

– El grupo lo empezamos Juan Escribano (guitarra), Londonboy (batería) y Deu Txakartegi (bajo y voz) tras terminar la carrera en Pamplona. Allí, Londonboy y yo ya tocamos en otras dos formaciones de las que remarcaría una, Arthur E., que por aquel entonces ya mezclaba la electrónica con el rock, allá por el año 2.000. Juan también tocaba en Pamplona en otras formaciones, en una de las cuales, Johnnie Writter Band, tocaba la batería Bruno Zumarraga, el cuarto miembro en unirse a Standard. Después vinieron Jens Wolffersdorf (guitarra), Paulino Ríos (miembro fundador de Los Paulinos) y Javi Letamendia (famoso batería de los nunca lo suficientemente reconocidos El Inquilino Comunista).

 

¿Con qué pretensión?

– En principio no teníamos más pretensiones que divertirnos y experimentar, pero grabamos una maqueta (Golden Section) para participar en el Villa de Bilbao, donde nos dieron el premio a la mejor banda invitada y, ya que teníamos la maqueta, la mandamos al Proyecto Demo del Festival Internacional de Benicassim, el cual acabamos ganando y, al ganar, pues fichamos con Mushroom Pillow. Ahora a comernos el mundo. ¿Qué otra pretensión podríamos tener?

 

¿Estaba claro desde el principio que tenía que haber dos baterías?

         – El grupo se formó con dos baterías, Londonboy y Bruno Zumarraga, que ya no toca con nosotros, más un bajo y una guitarra.

 

¿Algún otro grupo que utilice este recurso que os guste?

– Manitoba-Caribou, Sex Museum, The Go Team, Tortoise, James Brown…

 

Me imagino que sin el premio en el Proyecto Demo o la mejor maqueta del 2005 en Mondo Sonoro todo hubiera sido un poco más difícil, ¿no? Supongo que en ese momento mucha gente que antes no os había considerado comenzó a valoraros.

         – Sobre todo porque hasta no ganar el Proyecto Demo no habíamos salido del Módulo, nuestro local espacial. El concurso del Proyecto Demo e ir a Benicassim fue muy importante y nos dio a conocer a mucha gente que de otra manera no hubiéramos podido.

 

¿Hasta dónde llegó vuestra maqueta?

         – La verdad es que cada vez apreciamos más la maqueta: tiene un sonido muy particular y limpio porque la grabamos en el Módulo en un portátil pista a pista, y fue un trabajo muy largo y experimental. Nos divertimos haciéndola, y con los conciertos y demás hemos vendido 600 maquetas, lo cual no esta nada mal para ser una maqueta.

 

¿Reflejaba lo que era el grupo entonces?

         – Perfectamente. Experimentación, baile, rock, loops, estamos muy orgullosos de ella y de hasta donde nos ha llevado.

 

¿Valió la pena irse hasta Italia a dar un concierto?

         – Por supuesto, sólo por haber visto el Coliseo y el Foro Romano merece la pena ir a Italia. El festival Soundlabs estuvo muy bien y el pueblo donde se celebra tiene un aire a Benicassim, así que fue muy relajado y satisfactorio. El país es un poco caótico en cuanto a organización, algunas cosas no fueron muy puntuales, pero la gente estuvo muy bien con nosotros y esperamos volver algún día.

 

¿Y cuál fue vuestra impresión del concierto en el FIB?

         – Muy buena. Es uno de los festivales más grande en cuanto a presupuesto, y eso se nota. Nos trataron como a reyes y nos lo pasamos como enanos. El concierto salió muy bien, nos divertimos mucho en el escenario y la gente se acercaba después a contarnos que les había gustado mucho. Disfrutamos mucho en la piscina, que no es un mito, realmente existe, y todo lo que es el festival y la fiesta que se monta.

 

En cuanto al disco, sorprende que no parezca el disco de unos tipos de aquí cantando en inglés. ¿Cómo se logra esto?

         – Con mucho curro y sin tener complejos a la hora de componer. El mayor secreto de Standard es el tiempo que pasamos en el Módulo improvisando y la variedad de música que escuchamos. No somos genios, somos gente Standard.

 

“Supermarkt” es alucinante, con la letra de Pulp, pero que luego se convierte en otra cosa. ¿Cuál era la idea de la canción?

– La canción parte de una frase de “Common People” de Pulp que siempre me llamó la atención y, a partir de ahí, creamos una historia nueva, contada por una chica y en otra situación. Es un ejercicio, como el juego por el juego; no tiene ningún objetivo ni finalidad. Puede ser un homenaje a Pulp o un ultraje. Prefiero la primera en ese caso.

 

Lo mismo sucede en “Love Train”, que, desde su inicio de Kraftwerk, pasa a otra cosa. ¿Os gustan este tipo de juegos?

         – Supongo que sí. Nos gusta utilizar otras músicas de otras bandas o solistas como lo hacían los grupos de jazz o lo hacen los DJ’s. Realmente hay pocas limitaciones en Standard, todo puede ser y todo puede pasar. ¿Por qué no?

 

¿Improvisáis mucho en el local de ensayo?

         – Muchísimo, nos encanta y es la base del sonido de Standard, la improvisación y la experimentación. Es la libertad total y la búsqueda sensorial de algo que no se sabe qué es, pero que cuando lo encuentras, el Módulo parece desplazarse. La mayoría de nuestras composiciones parten de jams donde tocamos hasta 30 minutos seguidos grabándolo todo. Luego escuchamos las distintas tomas y vamos seleccionando, construyendo y deconstruyendo partes.

 

Otra de las mejores cosas que se pueden decir de vosotros es que a la gente le suenan cosas muy diferentes: de The Rapture a Happy Mondays, de Radio 4 a The Stooges, de Robocop Kraus a Joy Division… Eso es bueno, ¿no?

         – Por supuesto. Escuchamos muchos tipos de música. Somos seis personas con circunstancias y culturas musicales dispares, así que supongo que es una consecuencia. Además, no hay ningún objetivo ni precepto que nos limite a nada. Podría ser que el siguiente disco sea de trip-hop o neo-folk-alucinado; ya veremos qué es lo que nos divierte más dentro de un año.

 

¿Habéis hecho en directo alguna otra versión más que “Masters Of War” de Bob Dylan y “The Wall” de Pink Floyd?

         – Últimamente estamos tocando “Waiting For The Man” de la Velvet Underground, pero prometemos sorpresas para la gira que empezaremos en mayo.

 

Por último, ¿qué objetivos tiene ahora el grupo?

         – Lo primero es seguir pasándolo bien y lo segundo, que cada vez nos paguen más por los conciertos y por los discos para poder dedicarnos a la música y hacer el cabra por ahí todo el día.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *