SR NADIE

Sr. Nadie, nudos corredizos

 

 

Jaime García Soriano, cantante, guitarrista, compositor y productor se compró una guitarra eléctrica con el dinero que ganó repartiendo periódicos a los 18 años cuando llegó a Palma de Mallorca (procedente de Madrid). Poco después formó con sus amigos del instituto Sexy Sadie, liderando esta popular banda durante 14 años, 8 discos, cientos de conciertos con giras por los EE.UU. y Europa… cantando siempre en inglés. Ahora, con Sr. Nadie, ya en solitario, se ha pasado al castellano.

 

“Al principio, tras la separación, me quedé con el encefalograma plano. No tenía un plan B ni muchas ganas de hacer nada musicalmente”, dice Jaime. “Cogí la guitarra acústica y empecé a tocar versiones por los bares. Así estuve un año y me dio pie para soltarme y darme cuenta que solo también podía pasármelo bien. No quería una nueva banda porque tenía tan buen recuerdo de Sexy Sadie y la historia fue tan intensa… Después me fui a México y Estados Unidos, furgoneta y guitarra. Allí empecé a escribir las canciones del disco”.


Con el nombre artístico de Sr. Nadie, inspirado en uno de los primeros éxitos de Sexy Sadie (“Mr. Nobody”), se lanza como solista, grabando en castellano por primera vez, con la colaboración de su amiga Eva Amaral a la que conoció en Londres después del concierto que dio con Sexy Sadie. Ella también participó en el rodaje del videoclip en Casablanca (Marruecos) dirigido por los hermanos Swel e Imad Noury, autores de tres cortometrajes y dos largometrajes (Heaven’s Door en 2006 y The Man Who Sold The World en 2010) e hijos de Hakim Noury (director fundamental del cine marroquí) y de María Pilar Cazorla (española y productora de cine).


“Me atraía escribir en castellano y era un reto, porque en Sexy Sadie siempre cantaba en inglés, y fueron más de cien canciones”, dice. “Al verme solo me pareció un desafío que conlleva una ilusión, y esa chispa me gustaba. Decir algo bonito en castellano y que suene bien al cantarlo no es fácil, y yo le doy mucha importancia a la sonoridad en la música”.


Con la primera canción del álbum, “Ilusos en el espacio”, queda “patente el oficio de Sr. Nadie en la construcción de canciones que desembocan en un estribillo contundente y original. “Me duele la cabeza” es el primer single del disco, con Eva Amaral como artista invitada. Un tema”, según sus palabras en tercera persona, “en medio tiempo, con poderío, otro estupendo estribillo, imaginación en los puentes, calidad en la letra, instrumentación y arreglos de altura… Un ejemplo del mejor pop que hoy se puede escuchar en España y que, además, se enriquece con el dúo Sr. Nadie-Eva Amaral que se escapa de lo habitual porque forma una unidad expresiva con entidad propia y no algo para salir del paso ni cumplir el expediente”.


Después llega “Como una canción”, un “rock-blues en medio tiempo muy bien balanceado con estribillo pop. “Nunca estás solo” se mueve con originalidad en un ritmo más que lento, con instrumentación casi minimal que se desarrolla y crece enérgicamente. Un simple salto demuestra que en el pop español no está todo dicho, en una línea que se asienta en “Dime que no” para crear un estilo Sr. Nadie que camina por mundos propios y diferentes”.

 

 

 
Sigue “Nudos corredizos”, una “canción ágil, dinámica y magnífica en instrumentación, desarrollo, interpretación y concepto, demostrando el amplio conocimiento del pop de Sr. Nadie por sus connotaciones con los 80. Uno de los grandes temas del álbum que da paso a “Mañana por mí”, con un comienzo acústico que envuelve una de las canciones más líricas, íntimas y emotivas del disco. Cuando comienza a sonar “Futuro perfecto” podría leerse casi en clave de bossa-pop con instrumentación eléctrica y enérgica que crece en tensión hasta el final”.

Neveras vacías” es otro tema que confirma la “idea de Sr. Nadie de apartarse de caminos pisados y buscar aires nuevos para el pop a través de un lenguaje personal, algo que también se refleja en “No te das cuenta”, otro ejemplo de consistencia musical ganada a pulso por su habilidad de recoger la herencia de la historia del pop y convertirla en canciones de aquí y de ahora”. Jaime continúa: “Me han marcado muchas músicas, desde los Beatles a Depeche Mode pasando por Nick Drake. Me gustan las canciones por encima de los estilos. Hago pop. Imagino que la experiencia que tengo se nota”.


El álbum acaba con “Insignificante”, “la penúltima muestra de la maestría de Sr. Nadie en el desarrollo armónico y el manejo de las intensidades de sus composiciones”, y “Sé que te veré”, “una maravilla de broche que añade a estas cualidades la riqueza y la originalidad en la utilización de los ambientes y de los ritmos de amalgama, tan poco habituales en el pop español”.


“En el disco hay cosas que se escapan de lo habitual”, dice Sr. Nadie. “Me parece mágico que a un oyente le resulten naturales algunas cosas en las canciones que, realmente, no lo son tanto. Pero quiero hacer cosas complejas que suenen sencillas. Es lo que hace divertido el proceso creativo”.


El disco, titulado En la ciudad del aire, fue trabajado a lo largo de casi tres años. “Ha sido un proceso diferente por el tiempo que he necesitado, largo, elaborado y relajado a la vez”, dice Jaime. “No me he planteado el disco para desmarcarme de nada. Me importa encontrar una melodía, es el ingrediente base. Después se arma el resto. Y me he dejado llevar. Creo que es disco variado, en una canción utilizo electrónica y en otra pedal steel guitar, pero tiene personalidad. Suena sencillo porque me gusta que una canción llegue”, concluye.

 

 

{youtube}j9ddAEDaT2Q{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *