SIERRA DE GRAZALEMA, ANDALUCÍA

Sierra de Grazalema, los pueblos blancos 


viajes_puerta_y_rosa

Agua, montes, campos verdes, calles empedradas, ríos de buena pesca, bosques únicos… No estamos hablando del Norte Peninsular, sino de un lugar de Andalucía: la Sierra de Grazalema, una serranía de pueblos blancos que vale la pena conocer. 

El lugar más húmedo de la Península no está en Galicia ni es Santiago de Compostela. Según las estadísticas del Instituto Nacional de Meteorología, el lugar más húmedo se encuentra en Andalucía: el Parque Natural de la Sierra de Grazalema. 

Este montañoso Parque Natural fue declarado como tal en 1984 y es también Reserva de la Biosfera reconocida por la ONU desde 1977. Se encuentra situado al noreste de la provincia de Cádiz y su máximo atractivo son los pueblecitos blancos que se hallan dentro de sus límites, así como sus amplios espacios verdes, algo no muy habitual en Andalucía. También se extiende en una pequeña parte por el noroeste de la provincia de Málaga, justo la zona que incluye la Cueva de la Pileta, en la que se conservan aún unas antiguas pinturas en las rocas. 

El mejor momento para visitar la zona es la primavera, los primeros días del verano y el otoño. Se trata de un lugar ideal para recorrer a pie por senderos o vías pecuarias de escasa dificultad. Dado que la visita a la mayoría de los lugares de interés se encuentra limitada y algunos hay que visitarlos con guía, conviene informarse previamente en la Agencia de Medio Ambiente del pueblo de Grazalema. También hay la posibilidad de hacer escalada en roca, explorar cuevas, bajar en ala delta o parapente o pasar el día a la vera de un río pescando.  

pinsapo

El principal atractivo del Parque es el pinsapo, una especie arbórea que sólo se da en este lugar del mundo, una reliquia de los bosques que tiene más de dos millones de años de antigüedad y que domina los montes en altitudes superiores a los 1000 metros. El pinsapo es un gran abeto de impresionante estampa que llega a alcanzar los 20 metros de altura y que tiene como fruto una especie de piña de color grisáceo, con forma de huevo alargado, que aparece muy erguida entre las ramas, con los piñones un tanto aplastados. 

Suele utilizarse en la construcción de guitarras, y su escasez ha hecho de él una especie sumamente apreciada. En el Parque lo cuidan con esmero, así que para llegar al bosque del pinsapo hay que concertar con antelación una visita guiada. La caminata requiere un cierto esfuerzo, pero merece la pena por la belleza del árbol y el lugar en el que se encuentra, con estupendas vistas.

 

farol_y_sombra

Además del pinsapo, se pueden encontrar en el Parque encinas, alcornoques, quejigos, palmitos, brezos o madroños. Entre la fauna destacan numerosas especies como el ciervo, el corzo, la gineta, la nutria y el meloncillo, además de aves como el buitre leonardo, el alimoche, el águila perdicera y el águila culebrera.  

Una buena parte de las mejores caminatas están localizadas en  la parte norte del Parque, entre los pueblos de El Bosque, Benamahoma, Grazalema y Zahara de la Sierra, siendo todos ellos una buena base para explorar la Sierra y pudiendo combinarse en rutas de unos cuatro días. En ese recorrido, además de pasar por el bosque del pinsapo, se sube hasta la cima del Parque, El Torreón -también conocido como El Pinar-, a unos 1600 metros, se atraviesan el Salto del Cabrero y los Llanos de Líbar, para acabar en la Garganta Verde, al Sur de Zahara, antes de completar el recorrido. 

El Bosque se encuentra en la parte más occidental, debajo de las colinas de la Sierra de Albarracín. La ciudad fue creciendo alrededor del Palacio de Marcenilla, que era propiedad de los Duques de Arcos, y hoy centra su interés en los arroyos que rodean el pueblo y en el Albarracín, lugar habitual de despegue de los que practican el ala delta y el parapente.

 

Benamahoma es conocida por su mercado de flores, las piscifactorías, sus tierras de cultivo y la Fiesta de Moros y Cristianos que se celebra el primer domingo de agosto. Es, también, la entrada al Pinsapar. 

Al pueblo de Grazalema se llega por una carretera que, cuando llueve o cae la niebla, puede convertirse en algo desesperante. En sus sinuosas calles empedradas de casas encaladas, con grandes macetas de flores que adornan ventanas y balcones, se han refugiado muchos artistas. Entre el 12 y el 20 de julio celebran las Fiestas del Carmen, con espectáculos de danza y música hasta bien entrada la madrugada.

 

viajes_paredes

Por último, Zahara de la Sierra, a la que se llega después de circular por otra carretera imposible, es una población declarada Monumento Nacional  y que fue fundada por los árabes en el siglo VIII. Subiendo por sus empinadas calles empedradas se llega hasta las ruinas del Castillo islámico del siglo XII, desde el que se tiene la vista más impresionante de toda la Sierra.

 

DATOS ÚTILES:

– Punto de Información y Oficina del Parque: El Bosque (956-716063). Avda. de la Diputación s/n. El Bosque (Cádiz)

– Agencia de Medio Ambiente y Oficina de Turismo: Grazalema (956-132225)

– Turismo Rural, en Zahara de la Sierra (956-123114)

 

Alojamiento:

– Albergue Campamento El Bosque -con camping-, en El Bosque (956-716212).

– Camping Los Linares, en Benamahoma (956-716063)

– Camping Tajo Tadillo, en Grazalema (956-132063)

– Pensión González -Calle San Juan, 3-, en Zahara de la Sierra.

 

Restaurantes:

– Casa Calvillo, en El Bosque.

– Casa de las Piedras, en Grazalema.

– Marqués de Zahara, en Zahara de la Sierra.

 

Deportes de aventura:

– Horizon: caballos, escalada, parapente… En Grazalema (956-132363)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *