SEUN KUTI 2009

Seun Kuti, levántate y piensa

 

Es el hijo más joven de la mayor leyenda de la música africana, Fela Kuti. Está decidido a seguir luchando contra la corrupción en el continente africano y a pregonar la causa del afrobeat, una de las músicas más irresistibles y fascinantes del planeta. Se rodea de los veteranos que tocaron con su padre en el grupo Egypt 80. Este sábado se presenta por primera vez en España con su concierto en Pontevedra.

 

Tu debut fue editado el año pasado y ahora llega a nuestro Estado. ¿Qué buscabas mostrar y lograr con Many Things?

Many Things no fue grabado para probar nada, sino simplemente para expresar mis inquietudes. Creo que el afrobeat estaba siendo malinterpretado en el mundo como música antigua y yo quería demostrar que esta música en su originalidad es tan moderna como cualquier otra de las que hay por ahí fuera.

 

¿Es cierto que decidiste esperar unos años antes de editar tu primer álbum?

– Me llevó mucho tiempo lograr el contrato discográfico que yo quería después de grabar el disco en 2007. Sí es cierto que quería esperar hasta que estuviera preparado y seguro de que quería ser un discípulo del afrobeat, porque se trata de algo más que ser un músico: es un estilo de vida.

 

En principio, el disco tenía otro título, A Long Way To The Beginning (Un largo camino hasta el inicio). En la portada se pueden ver tus ojos en llamas y lo mismo sucede con África en la contraportada. ¿Cuál era la idea?

            – El título que dices, el que yo había pensado en principio, no le gustaba a mi manager. ¡Tal vez lo utilice la próxima vez! Supongo que la portada del disco no es más que una visualización de su contenido. Estoy mirando a los conflictos de mi continente y, en consecuencia, lo que veo se refleja en mis ojos.

 

“Many Things” (“Muchas cosas”) y gran parte del disco son canciones sarcásticas sobre la gente que nos gobierna. Tú mismo aseguras que lo que tenemos son gobernantes, no líderes.

Many Things es una sátira sobre los políticos nigerianos y la sociedad en general. Nigeria está hoy mucho peor para los pobres que hace 5 años. Desde luego que hay muchas cosas de las que hablar realmente. Los líderes son gente que gobiernan con el corazón puesto en el interés de todo el mundo y con la misión de llevar a todo el mundo hacia adelante, mientras que los mandatarios, bueno, sólo mandan.

 

 

 

En “Don’t Give That Shit To Me” (“No me vengas con esa mierda”) cuestionas la visión africana de vuestro propio continente, pero mi idea es que también cuestionas la imagen que Occidente tiene de África.

– “Don’t Give That Shit To Me” es una canción de protesta en contra de los gobiernos neocolonialistas que se extienden por todo África, que tratan a los africanos incluso peor que los propios colonialistas.

 

Tus canciones expresan la voz del hombre corriente. Supongo que también las utilizas para educar y concienciar a tus conciudadanos.

– Sí, soy la voz del hombre corriente. La educación es siempre importante, especialmente cuando tiene que ver con la emancipación del continente negro.

 

¿Cuál es la reacción del gobierno nigeriano a tu música? ¿Todavía están en contra del afrobeat? ¿Te sientes amenazado cuando tocas en tu país?

– El afrobeat es una música de oposición, así que, evidentemente, el gobierno de Nigeria no apoya este tipo de música. Nunca me siento amenazado cuando toco en mi país, incluso siendo consciente de que debería sentir esas amenazas.

 

Tú y tu hermano Femi mantenéis abierto el club The Shrine en Lagos y la República de Kalakuta como un Estado propio dentro de la ciudad. ¿Es el mejor tributo posible a vuestro padre?

– Sí, creo que The Shrine y la República de Kalakuta son partes muy importantes de lo que mi padre fue y representó, pero su mayor legado es su música y la influencia que tiene en el mundo actual.

 

En lugar de ‘levántate y lucha’ tú dices que es el tiempo de ‘levantarse y pensar’. ¿Cuál es la razón?

– La razón es que hay muchas luchas que se llevan a cabo en África porque hombres avariciosos han corrompido la idea de ‘levántarse y luchar’ para satisfacer sus intereses. Mi generación no piensa. Esto no es culpa nuestra. Aunque la generación de mi padre removió muchas cosas, no nos dio los medios para arreglar la situación y construir un futuro. Tenemos que pensar en qué es lo que queremos, para no seguir luchando por los motivos equivocados y acabar en una posición peor que la teníamos antes.

 

 

 

En una ocasión, Barack Obama te ayudó a conseguir el visado para tocar en los EEUU. ¿Crees que llegará un momento en el que la gente se sienta frustrada al ver que no puede satisfacer todas las expectativas que ha creado?

– No creo que se trate tanto de las expectativas que ha creado, sino más de las expectativas que ha inspirado. En mi caso, seguro que no me decepcionará, porque conozco perfectamente que es lo que podrá lograr siendo realista… Hablo por mí mismo en este tema, máxime teniendo en cuenta que es muy arriesgado en estos días hablar por el resto del mundo.

 

¿Crees en el poder de la música para cambiar las cosas?

– No creo que la música simplemente pueda cambiar las cosas, pero sí que creo en el poder de cualquier forma artística para inspirar a la gente hacia la iluminación y la determinación en sus vidas.

 

Has sido un miembro de la banda de tu padre, Egypt 80, desde los 8 años. En un momento dado decides convertirte en el líder. ¿Cómo se lo tomó la gente?

– Tenía 8 años cuando canté por primera vez en The Shrine. Mucha gente piensa que era un acompañante en el grupo, pero solía abrir los conciertos de mi padre Fela. Me convertí en el líder del grupo, sí, pero Baba Ani es todavía el líder. Fue un proceso natural para mí y para el grupo; todo el mundo sintió que era el momento y la decisión acertada. Después de la muerte de mi padre yo sólo era el cantante principal.

 

¿Cómo son tus conciertos y cuántos componentes quedan del grupo original?

– En el grupo siguen aproximadamente unos doce componentes del grupo original y en cada concierto hacemos una o dos canciones de mi padre. Doy lo mejor de mí cada noche.

 

Finalmente, ¿cuál es la mejor enseñanza que te quedó de tu padre?

– Estás solo en este mundo: ni padre, ni madre, ni hermano, ni hermana, ni amigos: son sólo gente que tú conoces. Nada ha sido más cierto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *