SARGENTO GARCIA 2005

ULTRASÓNICA ENTREVISTA CON VERANO EN LISBOA

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ENTREVISTAS 2005


Sargento García, la lucha y el baile continúan

Después del éxito obtenido en Francia por el disco La Semilla Escondida, Sargento García decidió hacer una versión diferente… sólo para España. Con  este fin compuso un tema para Ojos de Brujo, “Seré de Arena”, que grabaron juntos en el estudio Jan Cadela de Barcelona. Además, incluye el remix de Asian Dub Fundation de la canción “More Time”.  

Con tres álbumes que resumen la festiva sensualidad de un ciudadano del mundo, Sargento García se ha convertido en el embajador francés de los ritmos calientes. Su música, -el extremo opuesto del personaje burgués y rechoncho (secuaz del Zorro) de quien tomó prestado el nombre- es picante, resonante, pulcra y revitalizadora, una mezcla acertada y fresca de los mejores ritmos jamaicanos y cubanos. Nunca antes el reggae, la salsa, el son, el cha-cha, el ska, la rumba y el ragga se habían combinado tan armoniosamente en un mismo álbum: un verdadero pionero.

París, 1997. Bruno García, habiendo ya demostrado lo que tenía que demostrar en la escena de rock alternativo (Ludwig Von 88) y con las virtudes cosmopolitas de sus muy alabados sound systems, sienta las bases para un sonido Esperanto al que él denomina salsamuffin. Con origen en el Caribe, pero libre para transitar entre la inspiración y el encuentro fortuito, esta poco convencional y original alianza de sonidos se convierte en algo muy popular.

Con los miembros fijos de Los Locos Del Barrio, un ecléctico contingente procedente de la escena afro-caribeña-latina-parisina, Bruno recorrió toda Francia, y luego respondiendo al reclamo internacional actuando sobre todo en países de hispanos y en Estados Unidos.

Los tres primeros álbumes de Bruno –Viva el Sargento (1997, reeditado recientemente en el sello Labels), Un poquito quema’o (1999, el libro de normas de la salsamuffin), Sin fronteras (2001, un manifiesto nómada que se bifurca para explorar el Mali de Amadou et Mariam, y el mundo gitano de Balbino) se idearon en París utilizando ingredientes exóticos.

Con su cuarto álbum, La Semilla Escondida, Sargento García tomó el camino opuesto, volviendo a los orígenes de estos estimulantes estilos musicales para grabarlos allí mismo, en el lugar de donde proceden, en un estudio, con experimentados músicos. Una vez que se terminaron de hacer las maquetas, la grabación y mezcla finales tardaron en hacerse cinco meses. “No es una gran cantidad de tiempo considerando que es un proyecto bastante particular y ambicioso, que se grabó en tres países distintos”.

“Cuando empecé por primera vez a trabajar en este proyecto, mi objetivo era combinar los dos sonidos que más me gustan: la música jamaicana y la cubana. Esta mezcla de culturas contiene todo lo que busco y defiendo: lucho por un mundo sin fronteras, pero con muchos más colores”.

Y, desde luego, que es eso de lo que se trata: fronteras. Bien sean artísticas o geográficas, el único deseo de Sargento García es saltárselas, traspasarlas. Y así él crea puentes entre las distintas islas caribeñas, donde la fusión cultural y las mezclas son ya la norma, un perpetuo frenesí de estilos que se extienden y se alimentan de sus diferencias, juntándose inesperadamente al azar, con sorprendentes ramificaciones. “La música sólo se puede entender en términos de mezcla y fusión. Todo lo que escuchamos hoy en día es el resultado de una unión de sonidos”.

Sin embargo, a diferencia de pretendientes oportunistas que alegremente se suben a la ola de música latina, Sargento García no puede unir dos grandes estilos musicales sin alterar para siempre sus respectivas esencias y sabores.

La Semilla Escondida es mucho más que un nuevo capítulo en la road movie musical caribeña que comenzó Bruno hace unos años. No hay nada de seguir los familiares senderos del pasado. El terreno, aunque familiar, se está reinventando constantemente. El paisaje se materializa con más agudeza, mientras que Sargento García descubre implacable y sin descanso nuevos cruces de caminos y rastros escondidos. Pero la búsqueda por el cambio y la sed de aventura permanecen inalteradas. Las modificaciones ocurren dentro del marco de la continuidad. El objetivo es soltar amarras manteniendo el mismo punto de anclaje.

“Long Time” es un reggae tradicional construido sobre un ritmo ragga, en el que Bïonik y Hector cantan una oda a la amistad. “Revolución” es una prueba innegable de que Jamaica y Cuba pueden unirse con asombrosa afinidad”. Secciones candentes de vientos celebran la unión de la salsa y el reggae, cuya fusión nunca había sido tan comedida.

En el muy suave “El asalto”, las burlonas flautas evocan un baile de novios con la sección de vientos. “Mi última voluntad (Tonite)” es una pieza optimista y de reggae salvaje, una ráfaga de energía positiva que recorre todo el cuerpo. “Equilibre est fragile”, un tema comprometido con lo político, es un encendido manifiesto reggae, ardiente, temerario y nerviosamente tenso, una epístola llevada a su punto de ebullición que irradia puro coraje”. Se nota que las voces de Bruno han adquirido más expresividad y más fuerza.

El regreso” traslada a los oyentes atrás en el tiempo unos cuantos años, con un riff cha-cha-chá de otra época, que conserva su intemporal belleza. “Tu no sabes na” es un largo e hipnótico cántico potenciado por un fabuloso trabajo de percusión que se parece a los ritmos religiosos utilizados por los rastas para entonar los salmos bíblicos. “Poetas” denuncia a los dictadores y falsos profetas que tienen las manos manchadas de sangre”. Como se puede ver, al igual que en toda la trayectoria de Sargento García, las melodías alegres se alternan con temas de lucha, y el baile no interfiere con la capacidad de pensar. 

Xavier Valiño
<a href="http://www.addfreestats.com" > <img src="http://www8.addfreestats.com/cgi-bin/connect.cgi?usr=00802541Pauto" border=0 title="AddFreeStats.com Free Web Stats!"></a>
<script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-1011382-1"; urchinTracker(); </script></body> </html>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *