SACRED SPIRIT

Sacred Spirit, cantos y danzas de los indios americanos

 

     “Para los indios, una canción representa el espíritu que consagra el acto de la vida”, cuenta Natalie Curtis en El libro de los indios.

 

         Cuando los colonos europeos se establecieron en el continente americano, desplazando a sus legítimos habitantes, algunas razas nuevas se perdieron. Y las que permanecieron se encuentran ahora, tras un siglo de segregación en las reservas, en grave peligro de extinción.

 

         “Lo importante no es que sólo quedemos 500.000 indios”, explicaba en 1.971 Vine Deloria Junior. “Lo importante es que tenemos un modelo de sociedad superior, una filosofía de la vida mucho más humana y un respeto por la naturaleza del cual el hombre blanco debería tomar ejemplo”.

 

         Hoy, la nación india sigue luchando por defender sus derechos y recuperar el orgullo perdido. En un país que antes fue suyo, ya no son más que una minoría racial. Sus opciones de futuro son escasas: integrarse o morir. Pero el apego a la cultura de sus antepasados es grande y el concepto de pueblo sobrevive a través de sus tradiciones seculares, su indumentaria colorida, sus cantos y danzas ancestrales.

 

         Sacred Spirit combina antiguos cantos rituales de los nativos americanos con arreglos instrumentales modernos. Recupera la herencia musical de un pueblo, adaptándola al gusto de hoy. Y traslada al oyente un mundo lejano y misterioso, a través de once canciones que completan un ciclo de celebración, sabiduría, veneración y renacimiento.

 

         La música parte de auténticos cantos vocales, interpretados por nativos americanos. Grabaciones históricas extraídas de una añeja Antología de Música Americana, editada por New World Records, que reproducen ceremoniales navajos, yuroks, tolowas, chetcos y de otras tribus indígenas.

 

         Cada tema describe un rito. “Ceremonia de invierno” y “Celebración del arroz salvaje” rinden homenaje a las fuerzas de la naturaleza. “Canción de cuna” y “Deseos de felicidad y prosperidad” acompañan momentos de la vida cotidiana. “Advertencia a los jóvenes” y “Elevación” ilustran las aspiraciones del hombre. Mientras, “Enterrando el hacha de guerra” llama a la acción pacífica.

 

         Asesorados por Jard Gorbohay -un nativo sin cuya colaboración este proyecto habría sido inviable-, los productores The Fearsome Brave han arropado estos cánticos ancestrales con arreglos de sintetizador, cajas de ritmo, guitarra y violín, logrando un disco hipnótico y bello que muestra, por fin, la otra cara de América.

 

         “Más que en la música, hemos querido poner el énfasis en la voz”, comenta uno de los implicados, Klaus Zundel. “Hemos tratado de hacer un trabajo respetuoso, que refleje la historia de un pueblo. Por eso, desearíamos desviar todo el interés de los medios hacia los verdaderos protagonistas del disco, que son los indios”.

 

         En este contexto, de ayuda humanitaria, se ha decidido que una parte de los beneficios obtenidos por la venta del álbum vaya destinada a la Native American Rights Fund y a Survival International, ambas organizaciones no-gubernamentales de apoyo a los pueblos nativos.

 

         En estos tiempos absurdos, de stress ciudadano y preocupación ecológica, de insolidaridad con los pueblos oprimidos e interés por culturas lejanas, Sacred Spirit ofrece una visión diferente de la vida y de la historia.

Xavier Valiño

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *