ROLLING STONES, CON LA LENGUA FUERA

Rolling Stones, con la lengua fuera

THE ROLLING STONES (5)

 

Deslenguados siempre, polémicos en ocasiones, apáticos cuando la ocasión lo propicia… Sus declaraciones han sido, en muchas ocasiones, titulares impactantes. Aquí están algunas de las afirmaciones más sobresalientes de los Stones y, también, de otros músicos sobre la veterana banda británica.

 

 

“Siempre me ha sor­prendido saber que la gente paga por ir a un estadio de fútbol para ver un concierto de rock’n’roll. Me va el rollo tribal, pero el músico puritano que hay dentro de mí sufre. Los músicos sufrimos mucho. Lo ideal es tocar en una sala con, como mucho, 2.000 o 3.000 personas, con el local lleno de cuerpos tocándose y el sonido haciéndoles vibrar”. Keith Richards.

“Como mánager, lo que Andrew L. Old­ham hizo fue sacar lo que había de implícito en los Stones y multiplicarlo por cien. Tipos peludos, feos y anarquistas como eran, Oldham se cebó en esos aspectos y los convirtió en lo que los padres más temen. Los incitaba a ser más salvajes, desagrada­bles, sucios, y lo fueron: maldecían, se burla­ban de todo, hablaban con gruñidos y se convirtieron deliberadamente en unos cretinos. Una psicología básica y efectiva: cuando los chavales los veían por primera vez, no estaban seguros, pero después de oír a sus padres que­jándose de esos animales sucios de pelo largo se convertían, se identificaban totalmente…” Nick Cohn, La era dorada del rock.

 

“Los Sex Pistols son la sabia nueva llamando a la puerta. Están golpeando a los Stones; los Stones son el sistema para ellos. Creo que este grupo tiene un significado más grande en el sentido de que son el comienzo de una nueva época”. Malcolm McLa­ren, mánager de Sex Pistols.

 

“Grupos como los Stones son repugnantes. Ya no tienen nada que ofrecer a los chavales”. Johnny Rotten, voz de Sex Pistols.

 

“No me agrada el tal Rotten, que dice cosas desagradables de mí. Sé que siente que tiene que hacerlo, porque yo, al igual que la Rei­na, soy una de las mejores cosas que Inglaterra tiene”. Mick Jagger.

“No tengo ninguna duda de que los Sex Pistols fueron la mayor contribución británica al rock’n’roll, por encima de The Rolling Stones o The Beatles”. Malcolm McLaren.

 

“No mearía sobre Keith Richards aun­que estuviera envuelto en llamas”. Sid Vicious, bajista de los Sex Pistols.

 

“Los Stones fueron el grupo de todo el mun­do. ¿Cómo se puede decir que son viejos apes­tosos? Las críticas de Keith a la escena punk fueron malinterpretadas. Los estaba animando. Y tiene cierto senti­do de competencia. Les decía: “Podéis tener éxito y os deseo lo mejor. Vais a durar, pero nunca seréis tan grandes como nosotros”. Richard Lloyd, de Television.

THE ROLLING STONES (10)

 

“Keith Richards es mi mayor héroe de todos las tiempos”. Iggy Pop.

 

“En 1965 nos sentamos una noche a contar qué habíamos conseguido desde que la banda empezara dos años antes: yo lo había hecho con 278 tías; Brian, con 130; Mick, con unas 30; Keith, con seis; y Charlie, con ninguna”. Bill Wyman.

“El rock como forma musical es muy simple sobre el papel. Pero hay varia­ciones que puedes introducir; una de las más importantes es el ritmo y el fraseo. Una gran parte es instinto. Una vez que has intuido algo, te agarras a ello y ves hasta dónde te lle­va. No hay mucha estrategia. No hay mucho de cerebro detrás”. Keith Richards.

 

“No puedes beber con Keith, pero pue­des componer. Está totalmente obsesionado por la música. Encuentra placer, locura y libertad. Mira su guitarra, los ojos se le agrandan y menea su cabeza. Tiene algo dentro que hace que la música le ronde”. Charlie Watts.

“El rock es, probablemente, lo mejor que los ingleses han hecho desde el imperio. Nosotros lo cogimos y nos hicimos con él”. Keith Richards.

“Los Stones, últimos narcisistas del rock, chi­llones e incultos practicantes del materialismo occidental, son al espíritu de Woodstock lo que Hitler fue a los juegos Olímpicos de 1936. Tres meses después del milagro de Woodstock, están de vuelta en América con sus viejos trucos. Los mejores asien­tos de sus conciertos cuestan 12.50 dólares, el doble de lo que cobra The Doors, lo que indica qué se merece su audiencia. No me extraña que la Federación Americana de Músicos quisiera deportarlos”. Ralph Gleasonm, crítico americano.

 

“La verdad, no sé lo que la gente puede pagar. No tengo la más mínima idea. ¿Es eso mucho? Alguien debe decírmelo”. Mick Jagger.

“El rock se compone de un ritmo fuerte. Se supone que es divertido y por eso nos gusta. Es música para bailar. Pero no ha progresado musicalmente”. Charlie Watts.

 

“El baile es un sustituto del sexo”. Mick Jagger.

“Howlin’ Wolf era el mejor en directo porque no tenía que mover un dedo actuando. No me gustan los que corren en escena. La gente recuerda cómo se movía Elvis, pero no iba saltando por ahí. Lo hacía con estilo. Quiero a Ja­gger, pero verlo correr como lo hace… No me importa la edad, pero no tienes que hacerlo. Lograr un ritmo y ponerle alma. ¿Qué coño tiene eso que ver con dar saltos?”. Bob Dylan.

THE ROLLING STONES (7)

“Cada disco refleja el estado de ánimo del año en el que lo compusimos. Puedo escuchar alguno de nuestros viejos discos y pensar que no era especialmente bueno. Pero así fue el año y eso es lo que hicimos”. Mick Jagger.

“Canciones. La gente piensa que eres un compositor, que lo has escrito, que es tuyo. Pero eres sólo un médium. Lo que pasa es que has desa­rrollado una facilidad para reconocer y recoger las cosas y sólo tienes que estar allí, como en una sesión espiritista. Las canciones te vienen. A mí me llegan a lo bruto, del aire. Siempre he pensado que estaba en el sitio justo. Con “(I Can’t Get No) Satisfaction” sucedió que estaba despierto y que tenía la guitarra en mis manos cuando me llegó”. Keith Richards.

“En el rock la gente entiende que hables de relaciones personales, coches y comida, pero si empiezas a navegar por aguas más profun­das, entonces te critican”. Mick Jagger.

“Es muy simple: si no te gustan los Stones, no te gusta el rock. Son la quin­taesencie del rock y también uno de los grupos más misóginos. Su propio nombre, sacado de una canción del pionero del blues urbano, Muddy Waters, encierra la idea de escapar: de la vida doméstica, del compromi­so emocional, de la intimidad, de los lazos”. Simon Reynolds y Joy Press, críticos.

“Recuerdo a John Lennon tras nuestra gira USA del 69. Los Beatles decían que no daban con­ciertos porque no se podían oír a ellos mismos. Le dije que ya no era así, que podía salir a tocar y la gente les escucharía y aplau­diría. Era demasiado tarde”. Mick Jagger.

“No puedo vivir sin estar en la carretera. Cada minuto que no estoy allí me convierto en alco­hólico o drogata, porque no tengo nada que hacer”. Keith Richards.

“La fama es como el helado. Sólo es malo si comes demasiado”. Mick Jagger.

 

“No tengo problemas con las drogas. Los tengo con la policía”. Keith Richards.

 

“Mick se obsesionó con Michael Jackson. Quería saber detalles de su vida, su contrato con Columbia, cómo se vendían los singles de Thriller, quién manejaba las cuerdas. Sentía mucha competen­cia hacia Paul McCartney y Michael Jackson. Le importaba lo que se vendía su dueto “Say, Say, Say”. Mick se siente infe­rior”. Art Collins, antiguo presidente de Rolling Stones Records.

THE ROLLING STONES (6)

“Fueron los vaqueros y el rock lo que acabó con el Muro, no las bombas atómicas. Lo que finalmente lo tiró fue la música. No puedes parar­lo. Es la cosa más subversiva”. Keith Richards.

“Hay tantas carreteras secundarias y callejones en el rock que la mayoría nos perdemos a veces. Pero creo que Keith Richards está en la carretera principal. Todavía ama la música. Su mala fama y su fortuna no le importan. Cuando enchufa su gui­tarra, las arrugas desaparecen de su cara”. Bono, de U2.

 

“Mira a alguien como Hendrix. Tenía un par de tíos con él, pero no eran una banda tal y como nosotros nos hemos llegado a conocer con los años. Si hay algo que nos haya evitado hacer estallar nuestros altavoces, probablemente hayamos sido nosotros mismos”. Keith Richards.

“Van a ver a los Beatles, Stones y todos los demás como reliquias. Los días en que esas bandas eran sólo un grupo de chavales estarán en los documen­tales de época. Ése será el chiste en el futuro y no una pareja que vive y canta jun­tos. Está bien cuando tienes 16 años, tener compañeros e ídolos. Es tribal y es tu pandilla. Pero si continúas así a los 40, es que tienes una edad mental de 16”. John Lennon.

“Vi a John Lee Hooker la primera vez cuan­do yo tenía 17 años. Pensé que era muy viejo, que no podría seguir así mucho tiempo. Debía tener entonces 38 años. Y todavía sigue. O mueres o avanzas”. Mick Jagger.

“Keith Richards es patético, pobre cosita. Como un mono con artritis, intentando salir a escena y parecer joven”. Elton John.

“La gente tiene una obsesión: quieren que actúes como si estuviéramos en 1969. Lo necesitan porque si no su juventud se iría contigo”. Mick Jagger.

 

“Tengo algo que decirte. Todavía somos una panda de tercos bastardos. Ahórcanos y aun así no moriremos”. Keith Richards.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *